Dinero, Fondos y Valores

Los 15 millones de mexicanos ‘desaprovechados’

La recuperación del mercado laboral podría tomar más tiempo ante el disparo en los contagios de COVID en el arranque del año, señala Víctor Piz.

En diciembre de 2021, varios indicadores del mercado laboral en México mostraron señales de debilidad y revirtieron parcialmente la mejoría de los meses previos.

La población ocupada en el país aumentó en casi 456 mil personas respecto a noviembre y ligó tres meses con avances, según los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI.

Sin embargo, la recuperación se explica en su totalidad por el repunte de la ocupación en la informalidad.

Mientras la ocupación informal se incrementó en 737 mil personas en el último mes del año pasado, la formal se redujo en cerca de 282 mil.

En todo 2021, la población ocupada en México aumentó en 4.3 millones de personas, pero dos terceras partes se ocuparon en el sector informal y sólo un tercio lo hizo en la economía remunerada.

La recuperación, después de que en 2020 hubo una caída de 3.4 millones de personas por la pandemia, ocurrió en el marco de la transición del régimen laboral de subcontratación a contratación directa.

Los datos de la ENOE corroboran que la brecha de desempleo aún es amplia y evidencian la insuficiencia de empleo en el país, que está en niveles comparables con los registrados durante la crisis de 2009.

Es importante considerar que la recuperación del mercado laboral podría tomar más tiempo ante el disparo en los contagios de covid-19 al iniciar este año.

La llamada brecha laboral, que contempla a las personas desocupadas, subocupadas y las inactivas disponibles para trabajar, se ubicó en diciembre en 22.9 por ciento de la PEA potencial.

Si bien ha bajado casi a la mitad desde el pico de 52.9 por ciento de mayo de 2020, aún está por arriba del 20 por ciento registrado antes de la pandemia.

De acuerdo con la ENOE, en diciembre la población desocupada, que está representada por las personas que no contaban con trabajo, pero buscaron activamente uno en el último mes, fue de 2.1 millones

La población subocupada, que es la que cuenta con una ocupación, pero tiene necesidad y disponibilidad de trabajar más horas, fue de 5.7 millones de personas.

Y la población no económicamente activa disponible para trabajar, que no buscó trabajo, pero aceptaría un empleo si se lo ofrecieran, fue de 7.5 millones, integrada básicamente por la que no busca empleo “por considerar que no tiene posibilidades” de conseguir uno.

Las tres categorías suman más de 15.2 millones de personas con necesidad o deseos de trabajar y nos dan la dimensión del tamaño de la brecha laboral en el país.

En septiembre de 2020, cuando ya había pasado la primera ola de la pandemia, las mismas tres categorías estaban representadas por 21 millones de personas.

Aunque hay una reducción importante desde ese punto, la fuerza laboral subutilizada o desaprovechada aún es considerable, por lo que llevará mucho tiempo cerrar la brecha laboral en México dada la insuficiencia de empleo.

La reforma laboral que prohíbe la subcontratación de trabajadores bajo el esquema de outsourcing, en buena medida está detrás de la recuperación de los empleos formales afiliados al IMSS, que al cierre de diciembre se ubicaron ligeramente por arriba de su nivel de febrero de 2020.

En opinión de Ricardo Aguilar, economista en jefe de Invex, “sería importante determinar qué plazas realmente reflejan la generación de nuevos puestos de trabajo y cuáles sólo representan una migración del esquema de subcontratación al de patrón real”.

El reto hacia adelante es que, después de las bajas de puestos de trabajo afiliados al IMSS reportadas en diciembre, el nivel de empleo formal se mantenga estable.

Si bien la entrada en vigor de la nueva regulación en materia de subcontratación laboral aceleró la formalidad, prevalece un alto nivel de informalidad.

La tasa de informalidad laboral cerró diciembre en 56.5 por ciento, con lo que se convirtió en la más elevada desde septiembre de 2019.

Quiere decir que 32.2 millones de personas están ocupadas en la informalidad, que representan un récord de trabajadores informales desde que hay cifras disponibles.

En la recuperación del mercado laboral, además de ser desigual en términos de género al afectar más a las mujeres que a los hombres, claramente hay una concentración en el sector informal.

COLUMNAS ANTERIORES

La recesión que viene
¿Cómo México perdió 700 mil vidas?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.