Dinero, Fondos y Valores

En empleo, ya casi; en vacunación, ‘a la mitad del camino’

El repunte en la recuperación del empleo formal está asociado a la reforma de outsourcing.

Más allá de los siete récords históricos en materia económica de su administración que el presidente López Obrador ‘presumió' en el mensaje por su Tercer Informe de Gobierno, y que remató con un “tengan para que aprendan” dirigido a los “tecnócratas neoliberales”, también dio a conocer ‘otros datos’.

Uno de ellos –igualmente positivo– es que, posterior a la pandemia, se han creado casi un millón 203 mil empleos formales en el país.

De acuerdo con AMLO, sólo faltan unos 193 mil puestos de trabajo para recuperar los asegurados en el IMSS que había antes de la crisis sanitaria, cuando sumaban 20 millones 613 mil trabajadores.

Ese es “un objetivo que alcanzaremos en los próximos dos meses”, afirmó el presidente.

Sobre la base de lo dicho por AMLO, se desprende que en agosto pasado se generaron prácticamente 129 mil empleos, que representa un récord histórico para un octavo mes de año desde que hay cifras disponibles.

Falta conocer cuántos de esos empleos son permanentes y cuántos son eventuales, lo que se sabrá el próximo día 12.

El repunte, al igual que ocurrió en julio, está asociado en buena medida a la reforma de outsourcing, que regulariza la relación laboral y prohíbe la subcontratación.

El plazo para cambiar de empleador venció el pasado 1 de septiembre sin prórroga adicional.

Según lo adelantado en el informe presidencial, al cierre de agosto el número de trabajadores permanentes y eventuales asegurados en el IMSS ascendió a 20 millones 421 mil personas en números redondos.

La cifra representa una adición anual de 832 mil plazas laborales o también un incremento de 4.2 por ciento respecto a agosto de 2020.

El nivel de empleo formal en México ligó en agosto seis meses por arriba de 20 millones, algo que no ocurría desde antes de la pandemia.

Sin embargo, el nivel de empleo formal es todavía inferior en 383 mil personas al registrado en noviembre de 2019, cuando se registró el máximo histórico.

De ese tamaño es aún la pérdida de empleo formal desde el pico alcanzado meses antes de la pandemia, aunque el rezago es mucho mayor al considerar a los que cada año buscan incorporarse al mercado laboral.

Otra lectura de los datos nos dice que en los ocho meses que van de 2021 se generaron 647 mil puestos de trabajo formales.

Si, para efectos de comparación, se quita 2020 para no tomar en cuenta el ‘efecto pandemia’, resulta que entre enero y agosto de este año la creación de empleo fue 89 por ciento superior a la de igual periodo de 2019.

Según AMLO, todos los empleos formales de trabajadores inscritos en el IMSS perdidos por efecto de la pandemia se recuperarán en dos meses.

Los avances en el proceso de vacunación deben permitir una mayor recuperación del mercado laboral.

AMLO dijo en su mensaje del miércoles que “se ha vacunado, al menos con una dosis, al 65 por ciento de la población”.

En realidad se refería a la población adulta, porque respecto a la población total, apenas 46 por ciento ya recibió al menos una aplicación de la vacuna. Ni la mitad de los mexicanos aún.

Hasta ahora se han suministrado 85.8 millones de dosis en 58.2 millones de personas mayores de 18 años.

De ellas, 34.6 millones, que representan 27.5 por ciento de la población total, ya completaron su esquema de vacunación.

Pero sólo 23.6 millones de personas, que son el 18.7 por ciento de la población total, han recibido la primera dosis.

El presidente reiteró su compromiso de que en octubre todos los mexicanos mayores de 18 años “tendrán cuando menos una dosis”.

Si hay 89.2 millones de personas adultas, quiere decir que faltan 31 millones de mexicanos de recibir su vacuna para llegar a ese nivel de cobertura.

¿Un objetivo que también alcanzaremos en los próximos dos meses?

COLUMNAS ANTERIORES

La realidad choca con el triunfalismo
Poner en jaque la confianza en México

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.