NZTE

Esta tecnología lleva a la educación en línea al siguiente nivel

Si algo aprendimos como sociedad gracias a la pandemia, es que la educación a distancia es efectiva y puede aplicarse a ramas complejas como ciencias de la salud.

El modelo de enseñanza neozelandés está basado en la investigación, por lo que anima a los estudiantes a ser pensadores críticos, solucionadores de problemas y aprendices de por vida. Además, tiene un riguroso sistema para garantizar un sector educativo de alta calidad.

Las agencias gubernamentales monitorean a todos los proveedores de educación, desde la primera infancia hasta el sector terciario, para garantizar que brinden enseñanza y aprendizaje de alta calidad a los estudiantes.

Nueva Zelandia es uno de los principales usuarios de dispositivos digitales para el aprendizaje en comparación con la OCDE y la mayoría de los países de habla inglesa; a la mayoría de los estudiantes de Nueva Zelandia se les enseñan habilidades digitales para ayudarlos a navegar por la información en línea, más que el promedio de la OCDE.

Desde hace varios años en Nueva Zelandia se han desarrollado herramientas especializadas para la educación. Actualmente, existe Inteligencia Artificial (IA) integrada por varios software y plataformas para hacer que las experiencias de aprendizaje de los estudiantes sean más personales y exitosas.

Una de las ramas más desafiantes es ciencias de la salud, ya que hablamos de modelos anatómicos, procesos químicos y biológicos que normalmente se ven en laboratorio. ¿Cómo llevar esta experiencia a un nivel virtual exitosamente?

La neozelandesa ADInstruments ha logrado un modelo educativo virtual que ya se aplica en universidades de todo el mundo.

Un equipo especializado que ama la ciencia y que incluye diseñadores instruccionales, ilustradores médicos y un experto en localización fue la clave. Creó lecciones y laboratorios dentro de Lt y Lt LabStation, en una variedad de áreas temáticas que incluyen fisiología, anatomía y biología.

Esta plataforma introduce a los estudiantes en las habilidades metacognitivas para que puedan tomar el control de su propio aprendizaje e involucrarse más a través de preguntas y actividades interactivas.

Hay dos aspectos importantes que no solo atañe a esta área, sino que debe ser una regla de la enseñanza en línea: estimular al estudiante a buscar el conocimiento y mantener una actualización constante con contenidos realistas, diagramas, videos; y comunidades virtuales lideradas por expertos, que puedan resolver dudas y ser una guía en tiempo real.

Una plataforma de enseñanza en línea para cursos de salud también permite a los estudiantes registrar sus propias señales biológicas. Esto se hace en tiempo real, utilizando el propio sistema de educación. De este modo, trabajan juntos para analizar sus propios datos fisiológicos.

Por último, es importante señalar que los espacios físicos de la institución de enseñanza pueden optimizarse e inclusive destinarse a otros fines, pensando en que el formato de clases híbridas permanezca.

Si quieres saber más y experimentar cómo funciona este software neozelandés entra aquí.


Tatiana Mendes,

Distribuidor y Gerente de Capacitación Latam ADInstruments




COLUMNAS ANTERIORES

Esta tecnología kiwi ‘juega tetris’ para eficientar el transporte de carga
La tecnología detrás del aguacate perfecto

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.