NZTE

APEC 2021: Un foro digital enfocado hacia una recuperación postpandemia inclusiva, sustentable e innovadora

Otro año de APEC - Cooperación Económica Asia-Pacífico - ha concluido para las 21 economías que la conforman. Este año, bajo el liderazgo de Nueva Zelandia, APEC se llevó a cabo de manera completamente virtual por primera vez, con un enfoque en la respuesta a la pandemia, la recuperación económica y un plan para la visión a futuro de la APEC.

En medio de una pandemia mundial, el trabajo conjunto con los socios internacionales para garantizar la seguridad y la prosperidad de nuestra gente se hizo aún más importante. Aquí es donde foros como APEC - un foro de integración económica regional que busca crear prosperidad mediante la promoción de un crecimiento inclusivo, sostenible e innovador en Asia-Pacífico - pueden, y deben, ser utilizados para tomar medidas prácticas que nos beneficien a todos.

Por ejemplo, a principios de este año, los ministros de comercio de APEC, en respuesta a las barreras de acceso a los medicamentos, equipo protector personal y equipos médicos, acordaron reducir o eliminar los aranceles y las restricciones a la exportación de productos médicos esenciales, así como poner en marcha vías rápidas en las aduanas para garantizar la salida de estos productos en horas, en lugar de días o semanas. Casi todas las economías de APEC prevén ahora la presentación en línea de los procedimientos aduaneros, lo que ahorra tiempo y dinero a las empresas de toda la región.

En línea con la agenda de comercio inclusivo de Nueva Zelandia, un área en la que tenemos mucho en común con México, el uso de APEC como un instrumento para la recuperación económica inclusiva de la COVID fue una alta prioridad. Por primera vez en el foro de APEC, reconocimos a los 271 millones de personas miembros de los pueblos originarios de las 21 economías de APEC, y el importante papel que desempeñan como impulsores del crecimiento y la innovación. Aceleramos la aplicación del plan de APEC para el empoderamiento económico de las mujeres, reconociendo los miles de millones de dólares que se pierden cada vez debido a su exclusión económica. También acordamos apoyar a las pequeñas y medianas empresas para superar la brecha digital, y adoptamos medidas prácticas para mejorar el acceso a las herramientas digitales.

Aunque el trabajo de APEC se lleva a cabo en todos los niveles de gobierno, también es un foro importante para reunir a líderes y ministros para debatir cuestiones urgentes y llevar adelante importantes iniciativas de colaboración. Este año, por primera vez, el formato virtual de APEC nos ha permitido celebrar dos reuniones de líderes, lo que ha proporcionado más espacio para debatir asuntos críticos como la prevención del nacionalismo de las vacunas y un plan conjunto para la recuperación de la región tras la pandemia.

Las economías de la APEC son responsables del 60% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Al coincidir la reunión de los líderes de APEC con la COP26, nos complace anunciar que las economías de APEC han acordado trabajar hacia la paralización de las subvenciones a los combustibles fósiles a partir de 2022, y han renovado su compromiso de duplicar el uso de las energías renovables para 2030. Las economías de APEC también acordaron incorporar la mitigación del cambio climático en las iniciativas de reforma estructural.

Si bien gran parte del trabajo de APEC este año se centró en nuestra respuesta conjunta a los desafíos inmediatos que enfrentamos todos debido a la pandemia, también miramos hacia el futuro, acordando el Plan de Acción Aotearoa, el plan de implementación de la Visión Putrajaya de APEC a 20 años. El Plan de Acción de Aotearoa se centra en el comercio digital, la innovación, la sustentabilidad y la inclusión como motores clave del crecimiento y los incorpora en un programa de trabajo de 20 años.

Nuestros principios rectores para este año de APEC fueron Unirse, Trabajar, Crecer, Juntos - Haumi ē, Hui ē, Tāiki ē. Creo que podemos afirmar con seguridad que hemos logrado esto, y más, trabajando estrechamente juntos, a pesar de las distancias geográficas.

Sara Meymand, Embajadora de Nueva Zelandia en México

COLUMNAS ANTERIORES

Esta tecnología kiwi ‘juega tetris’ para eficientar el transporte de carga
La tecnología detrás del aguacate perfecto

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.