Rosario Guerra

Tropiezos

Además de contraer COVID y actuar irresponsablemente por el riesgo de contagiar a todos, AMLO hizo evidente sus tropiezos.

Además de contraer COVID y actuar irresponsablemente para contagiar a todos, AMLO hizo evidente sus tropiezos. Los cambios en su gabinete obedecen a su lógica de lealtades, sin importar capacidades. Jiménez Pons destituido por no poder acabar en tiempo y forma el Tren Maya, que sigue incrementando su costo, pero reinstalado en la SCT donde apoyará lo necesario.

El nombramiento de Javier May, quien ni siquiera terminó estudios de preparatoria, pero que ya se había desempeñado incluso como secretario de Estado, no parece tener lógica para sacar adelante un proyecto sin contar con los conocimientos. Lo que indica que el propio AMLO tomará las riendas. El primer problema es el cambio de trazo, la necesidad de adquirir terrenos y establecer el derecho de vía, lo cual no parará al Presidente. Está obsesionado con su propia trascendencia y este proyecto es su aporte. Los resultados, aún si lo concluye, son cuestionables.

El resto de los cambios en el gabinete reflejan también el nivel de confianza en lealtades. Ya no le interesa con quién, sino cómo salir de su laberinto. El aeropuerto Felipe Ángeles con destino incierto sobre su uso comercial. El cambio en la dirección del AICM no aporta a su mejora. El TUA se sigue usando para pagar el aeropuerto que se negó a construir, pero debe recursos a los inversionistas. Dos Bocas sigue con problemas de construcción y se hunde, no solo en el subsuelo, sino en los mayores costos.

La salida de Citigroup de México es sin duda una mala noticia. Más allá de quien compre el negocio, la decisión implica una valoración negativa del país. La fuga de capitales se mantiene. Integrantes del Comité de Finanzas del Senado norteamericano pide a Biden respeto al TMEC, por omisiones en aspectos laborales (reformas), energías limpias (iniciativa ley AMLO) agricultura (exportaciones), telecomunicaciones (nuevos impuestos), servicios (restricciones) y farmacéuticos (acceso mercado), alimentos (satanizar marcas). La preferencia de AMLO a Pemex y la CFE para regular mercado está contra el tratado, señalaron los senadores.

La nueva ola de COVID, con la variante ómicron, de la que me recupero, ha sido impactante por la rapidez del contagio. Como siempre el gobierno no tiene nada para ayudar a la población. López Gatell dice que si se tienen síntomas no se hagan pruebas -él sabe que no hay suficientes y ya se agotaron en muchas regiones- y se encierren en casa. Los que deben presentar constancia de enfermedad en su trabajo para no sufrir castigos, vagan desesperados para conseguir una prueba, que, además, la de antígenos es engañosa por falsos negativos, y la PCR sólo la pueden realizar personas de altos ingresos, por su costo. Así que no hay nada para los pobres, si alcanzaron vacuna, fueron afortunados, ya no se hará más por ellos.

Así, el gobierno de primero los pobres hace agua en la parte de salud, sin recursos necesarios, medicinas o personal médico. Cada uno a su suerte. Los hospitales ya empiezan a saturarse. Claudia Sheinbaum en campaña, dice no pasa nada en la ciudad de México y se continuará con la asistencia a clases. Critica a la UNAM por sus medidas de protección. Eso sí, salió negativa su prueba y pide a patrones no pedir prueba de COVID a sus trabajadores infectados. Gran esfuerzo.

Desde su palacio, AMLO, con todo el apoyo médico, se recupera. No así la seguridad en la que tiene récord de muertos. Pero sus preocupaciones están como lo vimos con los cambios en el gabinete, orientados a temas electorales. El ataque al INE sigue buscando poner en jaque a la institución por no cumplir la ley. Les negará los recursos para la revocación de mandato, a fin de que se ubiquen fuera del marco jurídico al que están obligados. La democracia en México peligra terriblemente. La insistencia en descalificar a consejeros por defender sus derechos laborales es la crítica con la cual buscan socavarlos.

La SCJN deberá tomar cartas en el asunto, pues la decisión contra el INE no fue del Pleno, como debe hacerse, e ir al fondo del tema. Las magistradas se excedieron en sus atribuciones. Este asunto de que nadie está obligado a lo imposible debe ser ventilado adecuadamente, si la SHCP niega recursos adicionales y los legisladores no cambian la ley. El golpe de mano contra el INE es sin duda la cereza del pastel que AMLO quiere para trascender. Lo que ignora es que ya trascendió con muchas decisiones: cancelación del NAIM, reforma energética, cancelación a mano alzada de proyectos, falta de transparencia y legalidad en la adjudicación de obras públicas, decretazo, enriquecimiento de sus hijos y parientes, austeridad que destruye instituciones, Insabi y salud pública, megaobras sin impacto social, censura a periodistas, feministas y grupos minoritarios, inseguridad, falta de certeza a inversión. Y un largo etcétera, que con o sin Tren Maya, quedarán para la historia… Tropiezo tras tropiezo.

COLUMNAS ANTERIORES

Elecciones primarias
Partidos muy partidos

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.