Rosario Guerra

Primer ‘round’

La alianza opositora va ganando, la discusión de la reforma eléctrica se pospone para abril de 2022.

Tras una discusión de horas, el bloque Morena-PT-Verde decidió posponer la discusión de la reforma energética para abril de 2022, tras el proceso de revocación de mandato de López Obrador, lo que se traduce en que: no tuvieron los votos para la aprobación de su propuesta; y además, esperan reunir las firmas para realizar la votación y fortalecer el proceso de revocación, que llaman de ‘ratificación’ para demostrar el apoyo popular que pueden expresar en las urnas. Es decir, la #Alianza opositora ganó el primer round.

El coordinador de Morena, Ignacio Mier, justificó la medida argumentando que ya no daría tiempo de hacer el Parlamento abierto, mismo que quieren extender a todos los estados de la República, pues se requiere del Constituyente Permanente, es decir de la mayoría de los congresos para una reforma constitucional. Esperan que el tiempo les alcance para cambiar la opinión de empresarios, académicos, especialistas, partidos políticos, y opinión pública.

Asegura Mier que si se sigue el ritmo de inversión privada en electricidad, la CFE desaparecerá. O sea, no pueden hacerla competitiva, aun cuando es mayoritaria, realiza cobros excesivos sin que el usuario pueda defenderse, mantiene la exclusividad en la distribución de la energía eléctrica y los pagos por compra de excedentes. Si con esas condiciones sigue siendo cara e ineficiente, lo que pase con CFE no es un problema del consumidor, que espera buen servicio y menores costos.

No es pues una prioridad mantener el monopolio de la CFE, que aumentará tarifas, limitará inversión privada, ahuyenta inversión. Es una visión de AMLO para controlar la transformación energética en la 4T. Así se demostró en la COP 26, donde nada aportamos. Seguiremos quemando petróleo y carbón.

El primer round se ganó. Ahora sigue el segundo, la revocación. Los que se oponen a AMLO no deben participar, ni apoyar, ni votar. La mejor estrategia es dejar a AMLO solo. Ya tiene sus bases, los beneficiarios y sus partidos. Aunque el TEPJF le prohibió referirse al tema por su interés personal, desde luego no lo hizo y pidió en su mañanera que los ciudadanos participen. Es una farsa. Si no juntan las firmas será el segundo round ganado. Si las obtiene con trampas, se confrontará con INE y TEPJF. Si finalmente junta sus tres millones, habrá que ver cuántos acuden a votar en el ejercicio promovido por AMLO y no por la ciudadanía, como establece la ley.

La unidad, pese a diferencias, ha sido básica para la #Alianza. Cada partido con sus problemas internos, sus críticas y sus allegados, han logrado mantenerla. No había firmas ni para aprobar dictámenes. Ahora, como el PRI lo ha sugerido, se harán los foros y se hará mucho cabildeo con grupos empresariales. La opinión de EU pesa. Y lo expresado por su gobierno adelanta que habrá juicios en contra de la reforma si se aprueba. Serán millonarios los pagos. Y habrá consecuencias en la relación bilateral.

En tanto Mier llama a que todos asistan al Parlamento abierto y expliquen por qué se oponen a la reforma, no acepta que encarecerá costos, defiende el monopolio de CFE, no entiende que ahuyenta inversión y empleos. Pide oír voces que expliquen su posición. La duda es que si hablan y se presentan, será posible que entienda, o seguirá AMLO con amenazas y descalificaciones castigando a sus críticos con fiscalías y el SAT, entre otros elementos.

Así que son las cámaras las que han alzado la voz en representación de sus agremiados. Dieron datos y fueron claros en su postura. No los escucharon, ahora dicen que lo harán, o solo se trata de presionar, intimidar, para lograr los votos en el Congreso.

Por el momento, informó Mier, se concentrarán en el PEF 2022, que no tiene consenso. Hay varios temas que los partidos quieren cambiar hacia otras prioridades nacionales y no las obras y apoyos de AMLO. Morena tiene la mayoría con sus aliados y no requiere de la oposición. Pero ya quedó demostrado, con la parte de ingresos, que la oposición dará el debate, así se extienda por días, usando la tribuna para criticar la asignación de los recursos. En ingresos solo se logró un cambio, no sancionar a los mayores de 18 años que no presenten su declaración si no tienen ingresos propios.

Así que de diciembre a marzo, veremos un Presidente en campaña. Para él es su fortaleza. Los que no quieren apoyarlo deberán aguantar si logra las firmas. Pero no olviden que a tal efecto lo importante para mantener un amplio frente plural de oposición, como contrapeso, que evite no solo la reforma energética, pues aún quiere una reforma política para cambiar composición del Congreso y mantener mayoría forzada en éste. Y la reforma de la Guardia Nacional para ponerla en la Secretaría de la Defensa Nacional, lo cual, como algunos recordarán, falta a lo pactado cuando se creó y AMLO aceptó fuese civil y policía, no parte de Fuerzas Armadas.

Desde luego, aún no presenta estas reformas, mucho menos las ha comentado con sus contrapartes, partidos políticos, expertos en seguridad, organizaciones de la sociedad civil. No le importan las opiniones, se cree dueño de la verdad absoluta, que por cierto, no existe. Acabar con el pluralismo no es el camino. Más se vislumbra un cambio hacia un parlamentarismo que mantener un centralismo en el Ejecutivo.

AMLO no es confiable. No habla con la verdad. No apoya la lucha contra la pobreza. No sabe ni entiende la autonomía universitaria, quiere ‘corregir’ las libertades y el librepensamiento. No entiende que el feminismo y la lucha de minorías parte de la discriminación y la injusticia desde siglos atrás y él se piensa atacado. No entiende de derechos humanos, por tanto tampoco de dignidad humana. Su falso humanismo lo usa para comprar votos.

Pero hoy quedó claro. ¡Sí podemos pararlo! Pese a inconsistencias de los partidos, la sociedad unida le da fuerza a la #Alianza. Permite superar diferencias y asumir un compromiso con la gente y sus causas. Logra hacer un efectivo contrapeso al centralismo y la ineficiencia de AMLO. Hoy se ganó el primer round, para ganar la batalla y recuperar nuestro país, aún faltan más. No paremos el ritmo. El poder del Estado es amplio.

COLUMNAS ANTERIORES

Decretazo
Debate o descalificación

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.