Mauricio Jalife

Ponen a Ford en jaque patentes de conectividad

La posible violación de un grupo de patentes para la conectividad 4G de vehículos está poniendo en riesgo de suspensión comercial a Ford en Alemania.

La posible violación de un grupo de patentes para la conectividad 4G de vehículos está poniendo en riesgo de suspensión comercial a Ford en Alemania, en un escenario inédito de observancia de derechos de Propiedad Intelectual. La orden podría incluir el retiro de autos ya entregados a los distribuidores. No es este el primer caso del que se tiene noticia por hechos similares; Daimler y Volkswagen han enfrentado casos similares en el pasado, que han resuelto por medio de acuerdos negociados.

La conectividad de los autos a las redes de telefonía celular se ha venido convirtiendo en uno de los nuevos horizontes de la industria, dadas las prestaciones que los usuarios hoy exigen en sus vehículos. No solo se trata de la conexión estable de sus dispositivos móviles y del servicio de telefonía, sino de una multiplicidad de funciones que el auto no podría desarrollar sin estar en la red. En el fututo mediato, la evolución de los autos no tripulados y la geolocalización harán que la conectividad del vehículo sea de la misma importancia que el combustible.

La disputa pasó de luces amarillas a rojas, ante la resolución dictada por un tribunal de Múnich, que prohibió en todo el país la fabricación y venta de vehículos que utilicen la tecnología patentada. IP Bridge, la demandante, ha precisado que sin la compra bajo licencia de sus chips 4G, la conexión a la red es una infracción.

Un primer elemento que llama poderosamente la atención es el hecho de que IP Bridge representa derechos de diversos titulares, que han reunido patentes complementarias para poseer los accesos a la conexión de vehículos a la red 4G en Alemania. Esta forma de colaboración empieza a ser un mecanismo utilizado por empresas de ciertos sectores, para dotar a su tecnología de altas barreras de entrada. Claramente, estos fondos de patentes deberán pasar por los estrictos filtros de los reguladores europeos de derechos de la competencia, que se han distinguido en el pasado por ser los más reactivos a situaciones de posible abuso del mercado, aún tratándose del ejercicio de derechos de Propiedad Intelectual.

El asunto pasa, también, por el reclamo permanente que las empresas de telefonía han formulado en el sentido del necesario pago que los fabricantes de automóviles deben realizar por el uso de sus redes. Esta es una reedición de la añeja discusión sobre el derecho del primer inversionista a cobrar una regalía por el uso de su infraestructura por los siguientes entrantes a un mercado.

El fallo dictado en contra de Ford por el tribunal puede aún ser apelado, pero en caso de sostenerse, Ia demandante tendría que realizar un depósito de 227 millones de euros como fianza para la aplicación de la orden judicial. Por sus características, el alcance de este litigio sobrepasa a las partes involucradas, y la jurisdicción en que se desarrolla.

COLUMNAS ANTERIORES

Claroscursos en nuevas reglas del sistema de investigadores
Nulidad de marcas: en busca del equilibrio

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.