Despertador

Los datos duros de la Ciudad de México

En materia económica, las políticas de austeridad el gobierno ha ahorrado y reorientado más de 25 mil millones de pesos y logró un desendeudamiento no solo real, sino incluso nominal.

Secretario de Gobierno de la CDMX

Entre propios y extraños corre la versión de que el Gobierno de la Ciudad de México cerró muy bien el año 2021. Más allá de las simples percepciones y de la publicidad que acompaña toda obra pública, sería interesante ubicar los datos duros que acompañan la versión positiva que mencionamos.

En materia económica destacan los siguientes datos: con las políticas de austeridad el gobierno ha ahorrado y reorientado más de 25 mil millones de pesos; por primera vez en la historia, la Ciudad logró un desendeudamiento no solo real, sino incluso nominal; durante los últimos tres meses del año, la entidad federativa con mayor recuperación de empleo es la Ciudad de México; la cual, finalmente, se consolidó como la más atractiva de todas las entidades federativas para la inversión extranjera directa.

En los temas de política social, la actual administración tiene ya variadas prendas de presentación: 100 por ciento de personas mayores de 18 años con esquema completo de vacunación anti-Covid; primera clínica para personas trans en el país; dos hospitales nuevos: en Topilejo y en Cuautepec; decreto de gratuidad de los Cendis del gobierno; programa Mejor Escuela que entrega los recursos de mantenimiento escolar a los padres y madres de familia; la primera beca universal para estudiantes de educación básica pública; cinco nuevas preparatorias del gobierno de la Ciudad y dos nuevas universidades, una de ellas, destinada a ciencias de la salud.

En relación a la sensible lucha contra la violencia hacia las mujeres, la Ciudad se ha anotado importantes avances: creación de una Fiscalía de Feminicidios; reducción de los feminicidios en un 25 por ciento; incremento de captura de agresores sexuales en un 37 por ciento; creación del primer banco de ADN de agresores sexuales y primer registro público de sentenciados condenados por delitos contra las mujeres.

En materia de movilidad, la Ciudad puede presumir: el cablebús más largo del mundo; 28 kilómetros más de Metrobús; 200 nuevos trolebuses; 300 autobuses de RTP; 10 autobuses totalmente eléctricos; 180 kilómetros de nuevas ciclovías; construcción de seis grandes bicitestacionamientos; sustitución de las llamadas fotomultas por las fotocívicas y creación de la app “Mi taxi” para competir con las aplicaciones telefónicas, sin costo para el taxista.

En la parte de obras públicas, la lista es muy larga, pero sobresalen: reconstrucción de la carretera Xochimilco-Tulyehualco, dañada por el sismo de 2017; puente circuito interior-eje seis; puente Emiliano Zapata-carretera a Puebla; puente Viaducto-Zaragoza; puente periférico sur-oriente y túneles del Viaducto Miguel Alemán.

En relación con temas de medio ambiente están los rescates de los parques de Xochimilco, Bosque de Aragón, Cantera en los pedregales de Coyoacán y parque lineal de Venustiano Carranza; así como las plantas de biodiésel, de separación de residuos sólidos y de reciclamiento de cascajo.

En materia de innovación la Ciudad pasó de 15 mil a 63 mil cámaras de videovigilancia y a convertirse en la Ciudad con más puntos de acceso a Internet gratuito del mundo, más de 25 mil.

Finalmente, en el terreno de la seguridad pública hay una disminución de los homicidios en un 33 por ciento; de las lesiones con arma de fuego en un 47 por ciento; del robo de vehículo con violencia en un 50 por ciento, del robo en metro en un 69 por ciento y del robo en Metrobús en un 72 por ciento.

Como puede observarse, sí, sí hay datos duros para afirmar que el gobierno de la Ciudad de México cerró fuerte, cerró bien, este trienio que terminó en diciembre de 2021. Las versiones se basan en datos duros, en datos reales.

COLUMNAS ANTERIORES

El tercer reporte
México: nacionalismo y recursos naturales

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.