Despertador

Avanza la lucha contra el feminicidio

En la actualidad, entre las acciones del gobierno y las denuncias de las mujeres se ha logrado que los temas de violencia de género ocupen la centralidad que se necesita para revertirlos.

Secretario de Gobierno de la CDMX

El Gobierno de la Ciudad de México emitió la alerta de violencia de género en un contexto en el que otras entidades federativas se negaban a hacerlo. Fue una muestra de congruencia relacionada con una historia de construcción de derechos de las mujeres en la capital.

Esta medida ha permitido ya la disminución de los feminicidios y homicidios de las mujeres en un 14.6 por ciento.

Esto ha sido posible a partir de un gran esfuerzo por localizar y detener a los agresores de las mujeres. Cabe señalar que 43 feminicidas y 519 agresores sexuales han sido detenidos en la capital en lo que va de 2021. Al tiempo que ha disminuido el número de agresiones hacia las mujeres, ha crecido la acción de las instituciones encargadas de garantizar sus derechos.

Estos resultados muestran que durante la actual administración, la capital del país está recuperando su identidad de metrópoli de los derechos y las libertades para todas y todos, pero particularmente para quienes viven en situaciones de desventaja.

Desde 1997 existieron las Unidades de Atención y Prevención de la Violencia Familiar (UAPVIF) y los Centros Integrales de Atención a las Mujeres que se han transformado recientemente en las “Lunas”.

En la Ciudad de México, a partir del año 2000, se reconocieron los derechos económicos de las mujeres que están al frente de hogares sin figura paterna. También en ese año, se realizaron diversas reformas al Código Civil que después fueron emuladas en otras entidades federativas; por ejemplo la posibilidad de que las mujeres pudieran casarse al día siguiente de haberse divorciado, o la eliminación del derecho del padre de desconocer a los hijos que nacieran antes de los primeros 180 días del matrimonio; de igual manera se estableció la obligación del padre, y no solo de la madre, de reconocer a los hijos en el caso de que no hubiera un vínculo matrimonial entre los progenitores.

Asimismo, se estableció en el Código Civil el derecho del cónyuge que desarrolle el trabajo en el hogar de reclamar el 50 por ciento de los bienes de la unión, aun cuando estuviesen casados por el régimen de separación de bienes.

Estas reformas fueron complementadas con muchas otras: por ejemplo, en 2007 se despenalizó la interrupción del embarazo. La Ciudad de México fue la primera entidad federativa en hacerlo.

La actual Cuarta Transformación de la vida pública que vive nuestro país ha abierto una nueva etapa en la conquista de derechos de las mujeres. Así, en 2018 se logró que el feminicidio sea considerado en el artículo 19 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos como un delito grave.

También en estos años se ha dado la llamada “Ley Olimpia” para castigar la violencia digital hacia las mujeres. Asimismo, se ha logrado la caracterización de la violencia política de género y de igual forma se hizo la reforma para establecer la paridad de género en todos los órganos del Estado.

Adicionalmente, el actual Presidente de la República, que impulsó el primer gabinete paritario en la Ciudad de México en el año 2000, organizó hoy el primer gabinete paritario a nivel federal en 2018. Hoy está en la Constitución la paridad de género en todos los órganos del Estado.

En este contexto de transformaciones diversos congresos locales como los de Oaxaca, Hidalgo y Veracruz han decidido dar pasos hacia la descriminalización plena de las mujeres en materia de su maternidad.

En la actualidad, entre las acciones del gobierno y las denuncias de las mujeres se ha logrado que los temas de violencia de género ocupen la centralidad que se necesita para poder revertirlos.

En los avances relacionados con la alerta de género en la Ciudad de México que fueron presentados ayer es importante destacar la labor de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México y otras instituciones de seguridad que cada día dedican importantes esfuerzos para detener, encarcelar e iniciar procesos contra agresores de las mujeres, así como para promover la lucha contra la desigualdad de género.

COLUMNAS ANTERIORES

Por qué reculan los revocadores
Bartra y la jaula de oro del neoliberalismo

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.