Despertador

Es un buen momento para la democracia

Democracia significa más pluralidad en los medios, más participación de la gente, conversión de programas sociales en derechos sociales, combate a la compra del voto y a la corrupción.

Senador de la República

Las recientes declaraciones del consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, en un seminario sobre política educativa organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y por el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) en el sentido de que la democracia mexicana no goza de un buen momento, están llenas de contradicciones y omisiones.

Para empezar, parecen más las expresiones de alguien que está en campaña. No parecen las declaraciones del presidente del INE, sino las del presidente de un organismo político partidario. No parecen las declaraciones de un árbitro sino de un candidato.

Hay una contradicción tremenda cuando dice que la desigualdad y la pobreza son factores para que este no sea un buen momento para la democracia cuando el INE es uno de los organismos que más ha defendido las desigualdades que se generaron durante el periodo neoliberal.

El INE con Lorenzo Córdova a la cabeza ha defendido sus privilegios, los altísimos salarios, las altísimas prestaciones de una élite de los órganos autónomos. Y ahora viene a hablar de las desigualdades cuando ellos han sido protectores, promotores, defensores de esas desigualdades.

Basta recordar que apenas el 8 de marzo pasado inició un juicio de amparo para impugnar el Presupuesto de Egresos como el manual de remuneraciones de los servidores públicos y, también “solicitó la suspensión contra la integración de cualquier carpeta de investigación por la probable comisión de delitos federales con la denominación del pago y recibo indebido de remuneraciones de los servidores públicos o por la probable comisión de faltas administrativas previstas en la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos” (La Jornada 11/03/2021).

Con esta acción Lorenzo Córdova, ahora muy preocupado por la desigualdad social que existe en nuestro país, se puso a la cabeza de quienes desde los órganos autónomos defienden el dispendio de recursos públicos y pretenden evitar a toda costa que el dinero que antes se gastaba en privilegios ahora se destine al ejercicio de derechos sociales.

Con esto, el consejero Presidente del INE sienta un mal precedente no solo de falta sensibilidad social, sino de una limitada concepción de la democracia. Con sus acciones Lorenzo Córdova nos dice que para él un régimen democrático no pasa porque el Estado solucione las desigualdades sociales que producen en buena medida los fenómenos de polarización que él critica, sino que la democracia debe limitarse a campañas, gorras, playeras, templetes, spots, debates, burocracia y recursos públicos cuantiosos para pagarlos.

El presidente del INE sostiene que éste no es un buen momento para la democracia, ¿cuál sí es un buen momento para la democracia? ¿Cuándo se utilizaba la partida secreta para apuntalar electoralmente al partido de Estado, como en 1994? ¿El año 2000 con el Pemexgate y los Amigos de Fox? ¿El 2006 con la compra del voto y la intromisión directa del aparato del Estado en el proceso electoral? ¿El 2012 con la compra del voto y los recursos de Odebrecht, Monex, Soriana, etc., en campaña? Ahí evidentemente diferimos completamente.

Hoy vivimos el mejor momento para acabar con la compra del voto y con el fraude electoral. Baste recordar que estas actividades antes tan socorridas e impunes en otros sexenios hoy son consideradas delitos graves que ameritan prisión preventiva, que los programas sociales ahora son derechos y se aplican de manera universal por lo que dejaron de ser un recurso del poderoso para chantajear a la ciudadanía y llevar votos a las urnas.

Democracia significa más pluralidad en los medios, más participación de la gente, conversión de programas sociales en derechos sociales, combate a la compra del voto y a la corrupción que origina los recursos para hacerla, disminución de las desigualdades y contar bien los votos. Hoy es un buen momento para la democracia.

COLUMNAS ANTERIORES

Los impuestos de Lázaro
Por la democracia, Morena

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.