Maria Ximena Cespedes Arboleda

En medios digitales, por ahora, gana Claudia Sheinbaum

Ricardo Monreal ha ido subiendo en alcance de la conversación en internet; la audiencia lo percibe como estatista, que tiene tolerancia y conocimiento para gobernar, dice Ximena Céspedes.

La carrera presidencial en México inició con varios años de antelación, promulgada desde la misma presidencia de la república. Es así como desde hace más de 6 meses nos dimos a la tarea de ir midiendo el posicionamiento digital de los candidatos tanto fijos como móviles, es decir, que dependiendo de las circunstancias, se van candidateando y/o se van bajando.

Por un lado, los candidatos de Morena son los más estables y siempre han estado en nuestras mediciones: Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Ricado Monreal, baraja a la que en últimas fechas se ha sumado Adán Augusto López Hernández.

Por otro lado, y a diferencia de las encuestas tradicionales, que miden los posibles resultados a través de preguntas directas a los usuarios, las mediciones de medios digitales se basan en lo que las audiencias dicen, sin que medie una pregunta de por medio, es un análisis de conversaciones.

Es importante señalar que como medios digitales nos referimos a aquellos que son abiertos, es decir que son medios de difusión uno a muchos como es el caso de los medios tradicionales en versión digital, blogs o páginas de internet. Sociales que son medios de difusión para relacionamiento uno a varios y que requieren de una cuenta para acceder, donde los más utilizados son Facebook, Instagram, LinkedIn y TikTok y finalmente grupales que implican una relación uno a uno o a pocos, son cerradas y requieren autorización expresa del receptor para posicionar un tema. En esta categoría encontramos grupos de Facebook, Whatsapp o Telegram.

Es así como en todas nuestras mediciones, la actual jefa de gobierno tiene la delantera en volumen de conversación digital, por bastante, frente a todos los demás posibles candidatos. Pero esto no significa que sea una preferencia de voto, simplemente es la más mencionada en medios digitales a los largo de los periodos que hemos ido midiendo.

Lo sigue Marcelo Ebrard, con sus altibajos, principalmente en función de sus actividades internacionales que pegan en la opinión pública digital y en tercer lugar, ya más abajo, Ricardo Monreal.

Ahora bien, no solo es importante el alcance, si fuera por eso, cualquier influencer podría aspirar a ser presidente, sino también la actitud de la audiencia frente a cualquiera de ellos, el tipo de audiencias a las que impacta, los mensajes que señalan en relación con cada uno de ellos, y también, la preferencia de voto.

Por poner un ejemplo, Trump tenía más de la mitad de alcance frente a Biden en las elecciones de 2020, pero más del 70 por ciento era negativo.

Es así como no es miel sobre hojuelas el alcance de Claudia en medios digitales. Casi el 70 por ciento de los contenidos son negativos. Le recuerdan la línea 12 del metro, actos de campaña en vez de gobernar, y que la inseguridad en la ciudad vaya en aumento. Sin embargo, sí la ven como posible candidata y celebran algunos de sus planes de gobierno.

Por otra parte, a Marcelo Ebrard le va bien cuando son temas relacionados con México y el extranjero. En realidad, es cuando mejor le va a México y al secretario. Desde los temas de vacunas —que se lo celebran a él y no al secretario de salud—, las negociaciones con Estados Unidos, el tema de control de armas e incluso el papel de México en la Cumbre de las Américas, son temas que le suman muchos positivos, tiene más que Claudia. Sin embargo la línea 12 también es un hecho negativo para la audiencia digital, y lo perciben como sumiso ante el presidente.

Ricardo Monreal ha ido subiendo en alcance, se mantiene estable en actitud, pero sobre todo, y frente a los otros dos tiene una ventaja; la audiencia lo percibe como estatista, que tiene tolerancia y conocimiento para gobernar, que no tiene miedo de reconocer los errores y enfrentarse a situaciones complejas del país.

Finalmente Adán Augusto, la campaña a las seis gubernaturas de los últimos dos meses más la boca de presidente, lo pusieron en la agenda digital. Va sumando alcance pero también negativos, principalmente por la manera de actuar contra los opositores al régimen actual.

Todavía es muy pronto para sacar conclusiones. Sin embargo, y como me dijo hace poco una persona que es realmente experta en sociología digital, “El espacio más importante de interacción humana es internet ahora” y por lo mismo, la discusión, sobre todo en política, está ahí y no podemos dejar de medirla.

María Ximena Céspedes Arboleda

María Ximena Céspedes Arboleda

Experta en relaciones públicas digitales, posicionamiento de marca y manejo de crisis. Creo fervientemente que la ciencia de datos y la tecnología permiten anticipar riesgos y oportunidades.

COLUMNAS ANTERIORES

El 8M, las oportunidades y las empresas en medios digitales
La comunicación ciudadana en asuntos públicos

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.