menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Lozoya & Froylán, una historia que nació en Washington

COMPARTIR

···
menu-trigger

Lozoya & Froylán, una historia que nació en Washington

28/10/2020
Actualización 28/10/2020 - 10:54

Washington no sólo es la capital de la potencia económica más importante del orbe, sino que también fue el origen de una relación de dos exfuncionarios envueltos en casos de corrupción. En ese lugar fraguaron una amistad Froylán Gracia Galicia y Emilio Lozoya Austin. Las parejas sentimentales de ambos se cayeron algo más que bien. Todos compartían sueños, anhelos y ambiciones. 'Froy' estudió la maestría en políticas públicas en la Universidad SAIS Johns Hopkins y trabajaba en diversos asuntos de la Consejería Agropecuaria de México para Estados Unidos. En tanto, Emilio Lozoya pasó del Banco de México, sí, del Banxico, al Banco Interamericano de Desarrollo. Después de conocerse sólo era cuestión de tiempo para que estallara el talento y algo más que aspiraciones de esta dupla explosiva.

Futuro promisorio, suerte distinta

Los amigos de Emilio y Froylán admiraban a este par de jóvenes que habían forjado una carrera deslumbrante a su corta edad. Nadie creería que años después estarían algo más que inmiscuidos en temas de corrupción. Pero bueno, Emilio Lozoya y sus abogados intentan recuperar la casa de Lomas de Bezares, y no dude que protejan todos los inmuebles como la casa de playa en Punta en Ixtapa, Guerrero. Recordemos que las autoridades brasileñas tienen versiones que citan cómo el exdirector de Pemex recibió millones de dólares de una empresa como Odebrecht, pero tal pareciera que esas imputaciones no le preocupan a Lozoya Austin.

Emilio Lozoya Austin y Froylán Gracia Galicia.
Emilio Lozoya Austin y Froylán Gracia Galicia.Especial.

Premio mayor

Nada, el que sí se sacó la lotería es Froylán Gracia Galicia, pues hasta ahora ninguna autoridad lo ha llamado a declarar sobre las últimas imputaciones que existen en contra de su exjefe y todavía mejor amigo. Este muchacho borró mucho de su historial, aunque de acuerdo a varios testigos todavía opera asuntos en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, ya que conserva buenos amigos y contactos en mandos medios de Pemex, de Octavio Romero; de la CFE, de Manuel Bartlett; y Energía, de Rocío Nahle. Así, aunque 'Froy' dice no estar nervioso y para no andar de amarranavajas, la UIF, de Santiago Nieto, y el SAT, de Raquel Buenrostro, sugiero, podrían revisar el historial financiero y empresarial del hermano de Froylán del que poco se habla, pero muchos conocen. Dicen sus no tan amigos que se llama Adán Gracia Galicia. Con la escuela del hermano, este joven emprendedor era conocido en muchas entidades y en distintos negocios. No vaya a pensar que se dedicaba a temas de outsourcing o a gestionar negocios millonarios. No, todo derechito y fiscalizado.

Nada es suficiete

Además, súmele que durante su estadía en Pemex impusieron la bonita costumbre (sarcasmo) de cobrar por cita. Y hoy, a varios de los asiduos asistentes a la casa de Anzures, paraíso de Satanás, sí, donde hacían de todo un poco, los tiene amenazados a que o cooperan con una módica cantidad o los van a exhibir en la denuncia, del que antes de Pío hubiera sido el circo del sexenio.

El armañac olvidado

Pero bueno, antes de terminar esta columna quisiera preguntarle a Samantha Ricciardi, todavía directora de BlackRock México, si antes de irse a su nueva responsabilidad en Londres se despidió de Emilio Lozoya o si cenará en la casa, lugar, esquina, yate o guarida donde actualmente se encuentre escondido el exdirectivo de Pemex. La idea, sugiero, es que ya no se sienta apenada por la botella de armagnac que su jefe Laurence D. Fink dejó en la casa del exfuncionario, y por qué no, brindar nuevamente con alguna botella de vino como recuerdo de aquella tertulia de finales de mayo de 2015. ¡Salud!

Samantha Ricciardi, directora de BlackRock México.
Samantha Ricciardi, directora de BlackRock México.Especial.

Citibanamex quiere que compres…

online, pero con seguridad. Desde hace unos días TODOS sus clientes digitales, léase 5.5 millones, encontrarán en su app la opción del código dinámico CVV, el cual permite crear una versión virtual temporal, durante 15 minutos, del número de seguridad de una tarjeta de crédito para compras en línea. De esta manera el usuario no dejará toda su información en el sitio donde haga su compra. Para Citibanamex, las transacciones en comercio electrónico para las tarjetas de crédito representan 42 por ciento, por lo que el CVV digital les permitirá hacer un shopping en línea de manera rápida y segura en donde sea que se encuentre. ¿Qué tal?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.