Sobremesa

Querido Santa: Me traes una quimio, porfas

La AMANC señala que el cáncer es la primera causa de muerte en pacientes de cinco a 14 años y cada 90 minutos se registra un nuevo caso.

Nos hemos portado muy bien. Nuestros papás no son parte de un complot y mucho menos de un golpe de Estado.

Hoy llegas a las casas, por lo que te queremos pedir el milagro de que nos traigas las quimios que necesitamos para poder seguir nuestro tratamiento.

Ha sido un año difícil. Nuestros familiares están desesperados y han protestado; a cambio, han recibido indiferencia, por no decir ‘atole con el dedo’.

Pero no todos son iguales. Por ejemplo, el Canelo, sí el boxeador, es padrino de muchos, nos llama pequeños guerreros, y ha donado para que algunos de nosotros sigamos adelante con nuestros tratamientos, pero aún somos muchos los que seguimos sin medicinas.

Tenemos un secretario de Salud, Jorge Alcocer, que parece aviador; un subsecretario, Hugo López-Gatell, que insulta a todo aquel que lo cuestiona y ve tintes golpistas en la exigencia de tener medicamentos; un titular del Insabi, Juan Ferrer, que brilla por su ausencia… Y aunque los regañe AMLO un día sí y el otro no, la realidad es una tragedia.

Los pequeños luchadores

Santa, Lupita (@vamoslupita1) necesita para su tratamiento contra el cáncer etapa 4. Ya inició sus ciclos de quimioterapia, cada ciclo cuesta 7 mil 800 pesos –cada ámpula vale mil 300 y se usan seis para cada quimio.

Lupita tiene seis años, necesita 12 ciclos, es decir, 93 mil 600 pesos. Con el apoyo de su familia y de quienes donaron y se enteraron de esta historia a través de las benditas redes sociales, está a cuatro ciclos de llegar a la meta.

Seguro sabes de Matteo (@Rogeliofloresn2), es el pequeño que sube videos a las redes bailando al ritmo de Los Tigres del Norte. Le echa ganas todos los días y ante la adversidad y radioterapias sólo tiene una sonrisa.

Yuvia también es una pequeña luchadora, combate a diario esa enfermedad. Su papá, Marcelino, estará el 27 de diciembre afuera del Instituto Nacional de Pediatría vendiendo jamaica que trae desde la sierra de Guerrero para pagar los gastos de la enfermedad de su hija.

Jonathan tiene leucemia linfoblástica aguda. Requiere 11 ampolletas de su medicamento con costo de 35 mil pesos cada una. No tengo su contacto, pero quien seguro lo tiene es Claudia Santillana (@panaclo), sí, la psicóloga que es reconocida por su gran corazón y por difundir las historias de niños, adolescentes, mujeres y todo aquel que le pide ayuda.

Matías (@piensa70) se está recuperando de un meduloblastoma y le urge hormona de crecimiento, somatropina de 20 ml, su papá vende tés para juntar dinero, pues cada ida al hospital es una fortuna.

Sabes, hay muchas historias de nosotros en la cuenta de Twitter @NARIZROJAAC.

Las cifras dolorosas

Santa, lo peor de todo es que nuestras vidas están en riesgo. La Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC) precisa que esta enfermedad es la primera causa de muerte en pacientes de cinco a 14 años; que cada 90 minutos se registra un nuevo caso; que hay más de 5 mil nuevos casos de cáncer infantil al año, y que tres de cada cuatro casos se detectan en etapas avanzadas.

El Centro Nacional para la Salud de la Infancia y Adolescencia (Censia) dice que cada año mueren unos 2 mil menores por este mal.

No es un golpe de Estado, es una exigencia social. No es exageración, es desesperación. Tampoco es una estrategia de los conservadores. Las asociaciones civiles especializadas contabilizan que han fallecido al menos mil 700 niños por los recortes al gasto en tratamientos y el desabasto de medicamentos.

El desabasto

Seguramente tienes un nudo en la garganta. Resulta que el Colectivo Cero Desabasto presentó un informe sobre el segundo cuatrimestre de 2021 y recabó mil 823 reportes por falta de medicinas, el periodo con la cifra más alta de reportes.

La CDMX, la que gobierna la regenta Sheinbaum que está más preocupada por su imagen rumbo al 24, es la entidad con el mayor número de casos de desabasto reportados (27 por ciento).

Con el neoliberalismo no estábamos del todo bien, pero nunca hubo un movimiento tan fuerte de personas afectadas por el desabasto; es más, México era líder en el esquema de vacunación y hoy no hay quimios y también faltan vacunas. ¡Así como lo estás leyendo!

Seguimos dando palos de ciego. Desde 2019, ante la desaparición del Seguro Popular, porque la 4T decía que no era ni seguro ni popular, el desabasto de medicamentos oncológicos para infantes y mujeres sigue siendo un problema cotidiano.

Por cierto, Nariz Roja es una de las asociaciones que constantemente evidencia las faltas. El martes pasado, Jorge Alcocer dijo que el gobierno ha comprado mil 459 millones 288 mil 818 piezas de medicamentos, pero quién sabe dónde están porque a manos de los pacientes no han llegado.

“Pues no llegó… esto no se resuelve con cifras y números sorprendentes, se resuelve con recetas surtidas en tiempo y forma, disculpen la molestia y la presión, pero se nos está muriendo la gente… gracias”, respondió Nariz Roja, presidida por Alex Barbosa.

En efecto, hoy llega Santa, y si consigo tocar tu corazón para ayudar a un pequeño habrá valido la pena esta columna.

Les deseo feliz Navidad y un mejor 2022.

Santa, haznos el milagro, ¡te estamos esperando!

COLUMNAS ANTERIORES

Roban a los ‘polis’ jubilados de la CDMX
México, paraíso abierto al abuso sexual infantil

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.