Académico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Panamericana

Predicciones de Inteligencia Artificial para el 2022, y otras locuras.

‘Creo que al final del año veremos al claro ganador en el tema de la IA emerger del ecosistema educativo mexicano.’

Antes de comenzar a escribir, me gustaría desearles a ustedes, mis estimados lectores unas felices fiestas, y que pasen junto con sus seres queridos un buen tiempo. Les agradezco haber leído estas columnas a lo largo de un año.

Este año que acaba de pasar en México ha comenzado a ver un gran impacto en el tema de Inteligencia Artificial. Y en esta columna trataremos de predecir cuales serán las tendencias que los ejecutivos deberán seguir en este 2022.

Operacionalización de Inteligencia Artificial.

A medida que las instituciones han estado adquiriendo talento para poder desarrollar modelos de Inteligencia Artificial, ahora la parte más compleja inicia, la cual es la operacionalización de los modelos. Es decir, poder desplegarlos de tal manera que comiencen a crean valor para la empresa. No es tarea fácil poder desplegar un modelo, ya que en muchas ocasiones requieren que las áreas de Tecnologías de la Información se integren muy bien con el equipo de Ciencia de Datos. Una tarea difícil técnica y políticamente.

Veo que en este 2022 va a existir un gran mercado para vendedores que puedan ayudar a las empresas en estos procesos, y las empresas que logren dominar la puesta en producción de sus modelos de IA serán los principales ganadores en esta carrera que se está dando actualmente en México.

Mas plataformas de datos.

Con grupo Salinas y su Superapp, FEMSA con Clip, o Banorte y su asociación con Rappi, los bancos y grupos tradicionales van a seguir creando alianzas, o tecnologías totalmente nuevas para poder ver al cliente desde múltiples ángulos y así poder incrementar la oferta de productos que le pueden aportar.

No me sorprendería que ALSEA incrementará su plan de recompensas a algo más similar a Starbucks, o que Grupo Carso cree una iniciativa similar a la de Grupo Salinas. Estos dos grupos son los que a mi parecer tienen gran potencial de crecimiento debido a la diversa cantidad de empresas que los forman.

Vamos a ver a las grandes empresas comenzar una férrea lucha por tener acceso a los datos de los consumidores, que son al final del día la materia prima necesaria para seguir creciendo en el mercado.

Búsqueda de talento más profesional

Como lo mencioné en otra columna, la búsqueda por talento bien preparado se incrementará, y será este año que aquellas empresas que no tuvieron cuidado al contratar y crear sus equipos tendrán la nada envidiable posición de poder crear valor con candidatos que tal vez no están lo suficientemente preparados.

Seguirá habiendo una fuga de talento de las diferentes empresas, y tendrá que crearse un plan de compensación y retos lo suficientemente atractivo para poder mantener a las personas en las empresas antes de que decidan irse a otros lugares. Las primeras generaciones de las recientemente creadas carreras de Ciencia de Datos se graduarán y veremos el efecto de estos graduados en la industria.

AI en las universidades

Siguiendo la tendencia del año pasado, muchas universidades seguirán incrementando su oferta de planes de Data Science, y de Inteligencia Artificial, desde cursos, diplomados hasta Doctorados. Esto llevara también una sobre demanda de académicos que estén familiarizados con los temas.

Este es un gran problema, debido a que los académicos que estén familiarizados con estos temas son también muy buscados por las empresas, lo cual pone a las universidades en la difícil posición de tener que atraer al talento que la industria también esta buscando, esto presenta una gran oportunidad para profesionales que quieran tener cooperación con las Universidades.

Mi teoría es que las universidades privadas tienen una gran oportunidad, ya que pueden atraer buen talento con compensaciones generosas, saltando un poco las burocracias de las universidades públicas, que muchas veces tienen un número muy limitado de plazas. Y estas plazas ya están ocupadas por profesores que en muchos casos no están relacionados a temas de Inteligencia Artificial.

Creo que al final del año veremos al claro ganador en el tema de la IA emerger del ecosistema educativo mexicano.

En fin, este 2022 promete ser emocionante, y espero poder seguir siendo el cronista de sus andares en el panorama de la Inteligencia Artificial en México.

COLUMNAS ANTERIORES

¿Podrá Elon Musk de Twitter el Tesla de las redes sociales?
¿Pintan las computadoras paisajes eléctricos?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.