Académico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Panamericana

¿Cómo especializarse en Inteligencia Artificial?

Hay muchas personas muy entusiasmadas en aprender las herramientas asociadas a IA, pero en realidad aún no tienen los fundamentos teóricos e inclusive prácticos.

Hace un par de años asistí a la primera iteración de una nueva conferencia en México dedicada a Inteligencia Artificial. Dicho evento trataba de alejarse un poco, del excesivo rigor académico asociado a conferencias tradicionales, y a tratar temas más relevantes para el público en general y el país, más allá de un simple artículo académico que no pasará de una revista.

En la siguiente iteración de dicha conferencia, fui invitado a dar un curso sobre un tema avanzado de Inteligencia Artificial. Como buen profesor, lo primero que hice fue preguntar a los alumnos ahí presentes si conocían los fundamentos de las técnicas que estábamos aplicando. La respuesta fue un rotundo y profundo NO. Prácticamente todos carecían de los fundamentos y era claro que nunca habían tomado un curso elemental de Inteligencia Artificial. Sin embargo, estaban aplicando técnicas muy avanzadas para alguien que apenas acababa de comenzar en el área, técnicas que para ser bien utilizadas, requieren de cierto nivel de experiencia dentro del área de Aprendizaje Automático.

Esta experiencia me dejó ver que en México, hoy en día, hay muchas personas muy entusiasmadas en aprender las herramientas asociadas a IA, pero que en realidad aún no tienen los fundamentos teóricos, e inclusive prácticos para poder desarrollar proyectos de Inteligencia Artificial que den verdadero valor al negocio. Esto se debe a múltiples factores: desde la falta de oferta académica en las Universidades, hasta el exceso de cursos de bajo nivel que sólo ofrecen resultados básicos y rápidos sin adentrarse en los siempre tan importantes “por qué”. Y dichos cursos justamente lucran con ese entusiasmo de las personas por aprender estas herramientas de manera rápida.

Ante dicha situación, surge la disyuntiva y la gran pregunta sobre el tipo de educación que debe tener una persona que pueda crear modelos de Inteligencia Artificial. Si bien, la preparación puede ser tan vasta como Ingeniería, Actuaría, Matemáticas, Física y otras ciencias afines, es claro que sí, se necesitan conocimientos fundamentales sobre ciertos tópicos, entre los cuales están: matemáticas, computación, estadística y probabilidad. Dependiendo de la especialidad y aplicación, puede haber otras disciplinas que se requieran aprender. Pero desde mi punto de vista, si se requieren al menos conocimientos básicos de matemáticas y cómputo.

Un error de concepto en Inteligencia Artificial puede tener consecuencias tan vacuas como simplemente tener un sistema que da recomendaciones erróneas, en cuyo caso lo peor que puede pasar es que alguien termine con un anuncio de comida cuando en realidad buscaba ropa. Hasta consecuencias tan graves como que un sistema cometa un error al otorgar un límite de crédito a alguien que no lo puede pagar, o no dárselo a un buen cliente que si lo pueda pagar. Y resulta claro, cómo dichos errores pueden ser catastróficos en aplicaciones de la IA asociadas a medicina, donde un error puede costarle la vida a alguien. Como todas las disciplinas, en la Inteligencia Artificial, se necesita gente muy bien preparada para obtener los mejores resultados.

Como lo mencioné anteriormente, hay muchos cursos orientados a que las personas se familiaricen con temas de Inteligencia Artificial, y prometen crear expertos en cuestión de semanas. Yo aconsejo no dar atención a estos cursos, y tratar de asociarse a instituciones donde se tenga un buen historial académico, como lo son las universidades, o donde las personas a cargo de dar los cursos sean expertos certificados en la enseñanza y con conocimiento de la Inteligencia Artificial.

Si bien la actitud y los ánimos hacia el aprendizaje son importantes, también lo es una adecuada preparación. Y un título, no hace más que certificar la idoneidad de un candidato con respecto a sus fundamentos, ¿permitimos a arquitectos sin títulos construir edificios? o ¿permitiríamos que un médico sin título operara a nuestros familiares? Hay muchas formas de justificar una preparación adecuada, especialmente en este tipo de áreas donde los errores humanos pueden tener consecuencias muy serias. Es momento de darle la importancia que merece a la Inteligencia Artificial, y ver que las consecuencias de una mala preparación en la misma pueden llegar a ser catastróficas.

COLUMNAS ANTERIORES

La inteligencia artificial como motor de comunicación y entendimiento del cliente
¿Queremos líderes populares o líderes capaces?, la Inteligencia Artificial nos puede ayudar a decidirlo

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.