Autonomía Relativa

El FCN

Hay que saludar la conformación del Frente Cívico Nacional, al margen de los partidos. Ya habrá tiempo de discutir, para no acabar siendo como los partidos.

Hay que saludar la conformación del Frente Cívico Nacional. Se trata de la iniciativa de varios ciudadan@s para participar en decisiones políticas que básicamente dependen de los partidos políticos, en específico la elección de candidat@ a la Presidencia. El FCN, según puede uno desprender de las noticias, está formado por personajes que han tenido ya una activa vida política en el pasado. Varios de ellos han formado parte de los cuadros directivos de partidos políticos, como el propio Guadalupe Acosta o Gustavo Madero; el exgobernador Ernesto Ruffo (primero gobernador de Acción Nacional, en 1989), la excandidata a la presidencia por parte del PT, Cecilia Soto, el izquierdista Ricardo Pascoe, Carlos Navarrete, Demetrio Sodi y varios más. Hay quien, a manera de broma, dice que podrían llamarse Grupo 70 y más en clara alusión a la edad de los participantes, pero más allá del chiste, lo cierto es que la política en México ha tenido, de unos años a la fecha, una suerte de adoración a la juventud como si fuera un valor en sí mismo o generara beneficios públicos por nada más estar en determinado rango de edad (López Obrador ha sido diferente, no sólo por la edad en que llegó a ser presidente, sino por su equipo de trabajo que ha sido calificado como gerontocracia y hay quien dice que se requiere usar carbono 14 para saber la edad de algunos de sus colaboradores).

Lo cierto es que ante el sorprendente aplastamiento de los partidos opositores y sus directivas cuestionadas, la actividad del FCN tendrá sin duda buenas repercusiones. Mientras el presidente del PRI se revuelve en su propio fango –al grado que varios de sus compañeros de partido lo acusan de carecer de autoridad moral–, y el inexplicable silencio del líder del PAN, Marko Cortés, que nada más abrió la boca para defender a su colega priista, que cuadros políticos decidan poner temas en debate es más que saludable. Los partidos políticos, y en particular los de oposición, viven momentos difíciles por el amplio rechazo que generan. Los partidos tradicionales en varias partes del mundo han sucumbido ante el desprecio de los electores. Partidos nuevos, movimientos que enarbolan alguna causa, que van desde el rechazo a la migración hasta reivindicaciones históricas, son los que tienen la palabra en las elecciones de los tiempos que estamos viviendo.

El FCN propone una suerte de acompañamiento de la selección del candidato o candidata que vaya a competir en 2024 contra la corcholata del lopezobradorismo. Para eso dicen que es inevitable y fundamental una alianza y que la oposición tenga un solo candidat@. A la mayoría de ellos les encantan las alianzas, han participado en ellas a pesar de que han sido fracasos, pero les parece un gran asunto discursivo y su manera de arrebatarle poder a los partidos. Para tal efecto, la propuesta principal o la que destaca mediáticamente es la elaboración de una especie de ‘elecciones primarias’ en las que participe toda la ciudadanía en la selección de la candidata o candidato que debiera competir y vencer a la corcholatismo. Piensan en el FCN que un proceso de esta naturaleza daría mucha fuerza a la persona triunfadora. Es bastante discutible esta propuesta, pero es mejor que el silencio y el pavor en el que se encuentran el PAN y el PRI. El PRI porque está literalmente viviendo lo que pueden ser sus últimas horas y el panismo porque no atina a hacer nada su directiva, que ni siquiera apoya o aplaude a los militantes que tímidamente dicen que les interesa la candidatura.

A los del FCN les parece que no es momento de criticar a la oposición sino de unirse –sin importar si vas con el priismo o el panismo– y que el bien superior es quitar a López Obrador y quienes desean continuar su proyecto de devastación. En eso se parecen a AMLO, quien dice que no es momento de críticas sino de apoyar la transformación. De cualquier manera, hay que saludar este paso hacia adelante al margen de los partidos. Ya habrá tiempo de discutir, para no acabar siendo como los partidos.

COLUMNAS ANTERIORES

Sembrar odio y cosechar crimen
Edomex, a la vista

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.