Autonomía Relativa

Adelanto de las noticias del lunes

La consulta del próximo domingo es una más de las farsas a las que nos tiene acostumbrado este gobierno.

La consulta del próximo domingo es una más de las farsas a las que nos tiene acostumbrado este gobierno. Ni es la pregunta que el Presidente quería ni es un asunto creíble y solamente saldrá de ese evento –que costará cientos de millones de pesos, como todas las burradas de este gobierno que cree que sus disparates no cuestan– un torrente de demagogia para que López Obrador tenga de qué hablar en sus mañaneras.

Así que si quieren saber las noticias que impulsará el Presidente el próximo lunes, aquí les va un adelanto de lo que dirá el hombre espectáculo que habita en Palacio Nacional:

-Lo de ayer fue una consulta a los mexicanos sobre qué hacemos con los crímenes y los delitos del pasado. La pesadilla neoliberal que tanto daño hizo a nuestro país. Y ahí están los responsables, los que estuvieron en este puesto, pero en vez de consultar al pueblo se tapaban, se encubrían entre ellos.

-Mi pecho no es bodega y yo no soy tapadera de nadie. Es de queeeee… piensan que somos iguales y no lo somos, por eso no aparecí yo en esa consulta; es más, yo no participé para que no digan que es venganza personal, que tengo odio y esas cosas que publican en sus decadentes pasquines. O sea, es de queeeee... lo mío no es la venganza, lo mío es el pueblo, el amor al prójimo, no al dinero como lo hicieron ellos.

-Porque fíjense lo que pasa cuando se consulta al pueblo. La gran mayoría, cerca de 90 por ciento se manifestó a favor de que se enjuiciara a los expresidentes. O sea, que se investigue. Pues por eso, es de que no querían que se hiciera la consulta al pueblo porque estos son los resultados: ¡90 por ciento! Es casi la totalidad. Y eso de que nos boicoteó el INE, hicieron de todo para no hacer la consulta Córdova y Murayama, no les gusta el pueblo porque son racistas.

-Fíjense la diferencia. El Universal, El Financiero, por supuesto el panfleto del Reforma se la pasan publicando encuestas cuchareadas contra mí, a todo lo que da. Duro contra nosotros porque hemos sido los más criticados en los último 110 años. Y hacen sus engañifas, sus acuerdos entre conservadores y dicen que bajé, que voy en declive. Pero nunca, nunca encuestan al pueblo y cuando el pueblo habla dice esto: ¡enjuicien a los de atrás, a los corruptos, a los rateros, a los saqueadores de la riqueza nacional!, y lo hace en un ¡90 por ciento! Digo… es que esa es la verdad sin manipulación, enjuagues de la plutocracia, la verdad está lejos de las encuestas conservadoras.

-Ahora me preguntan de que si yo… voy a… ¿cómo se llama?... a enjuiciar, sí, enjuiciar a los expresidentes. Esa no es mi opinión, yo no participé y lo dije públicamente. Pero yo no los voy a enjuiciar a ellos, ya los enjuició el pueblo ayer, o sea de que son criminales, de que merecen juicio y eso no depende de que el Presidente lo diga, eso sería autoritarismo y aquí vivimos en una democracia. Si hay elementos, que proceda la autoridad, que es autónoma, no como cuando estaban ellos que eran tapaderas de uno y del otro. Por eso no entienden de que esto sea diferente. Esto ya cambió y el pueblo ha dicho que merecen ser enjuiciados. Eso es la justicia, lo otro son las leyes, pero eso es cosa de abogados y tráfico de influencias.

-Y yo no, no tengo miedo al juicio de la gente, a ellos me debo: no al fraude ni al acuerdo cupular ni a la voluntad de los oligarcas. No tengo miedo al juicio, que hagan una consulta cuando me vaya y verán que no sale así. Porque no, no somos iguales y el pueblo lo sabe y amor con amor se paga.

Estos, con algunas de sus variaciones, serán los pronunciamientos presidenciales. Se puede ahorrar ver la mañanera.

COLUMNAS ANTERIORES

La justicia como venganza personal
Noticias desde Liliput

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.