Moneda en el Aire

Pandemia, el evento catastrófico de los seguros

A lo largo de la pandemia se ha comprobado que las personas son cada vez más conscientes de la necesidad de contar con un seguro de gastos médicos.

La pandemia tristemente se convirtió en el evento número uno del sector asegurador al superar todas las grandes catástrofes en la historia de los seguros en México, y todo indica lo seguirá siendo por un largo tiempo.

Aunque reconoce la industria aseguradora que si algo han dejado estos casi dos años de vivir con este virus y sus nuevas variantes que vendrán, es que las familias mexicanas se han vuelto más conscientes y el seguro de gastos médicos y de vida han sido parte de los productos que más se han solicitado.

La directora de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), Norma Alicia Rosas, ha dicho que a lo largo de la pandemia han apreciado que las personas han sido cada vez más conscientes de la necesidad de contar con un seguro de gastos médicos, para poder enfrentar cualquier situación e imprevisto derivado de este virus, que se pudiera catalogar el evento más largo al que han hecho frente, pues un desastre causado por fenómenos naturales (sismo o huracán) abarca un determinado periodo de tiempo, y para la pandemia todavía no hay fecha para saber cuándo podrá terminar o controlarse de forma más adecuada.

Los números oficiales de muertes y enfermos superan por mucho lo que ha cubierto la industria aseguradora, que ha atendido a más de 177 mil 124 casos de asegurados, tanto de vida como de gastos médicos. En el caso particular de vida, se han pagado a las familias de 132 mil 766 personas el monto que tenían contratado por fallecimiento y en el caso de gastos médicos se han pagado a 44 mil 358 personas para hacer frente a la atención en hospitales privados, siendo los que tienen estadísticamente mayores recuperaciones positivas. En total se les ha entregado 53 mil 156 millones de pesos.

Aunque lo que no se dice y falta aún mucho por trabajar en la industria, no es solo lograr que más personas cuenten con un seguro, porque es un hecho que cambia la vida a quienes los contratan, tienen una protección financiera para hacer frente a la enfermedad o la pérdida de un familiar, sino también es momento de mejorar y homologar la atención y requisitos principalmente para los deudos de estas familias, cobrar un seguro sigue siendo un tema de mucha paciencia y tiempo, ojalá en esa parte se trabaje mucho más, eso beneficiará a todos.

* * *

Y una monedita de festejo es la que hoy tiene el grupo Profuturo, que cumple 25 años. Recordemos que fue creado por Alberto Baillères, de Grupo Bal, quienes crearon primero la Afore al abrirse la inversión al sector privado en la administración de las pensiones, pero también tienen pensiones a través de su aseguradora de rentas vitalicias, Profuturo Pensiones; y Profuturo Préstamos, con la que otorgan justo financiamiento a jubilados que lo soliciten. Cuentan con seis millones de clientes y pese al tope en las comisiones que cobra la Afore, festejan más de dos décadas en el sistema.

* * *

Y en el otro lado de la moneda, los cambios en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) siguen a todo lo que da. Dos mujeres vicepresidentas salieron, y ya muchos lamentan que Mónica Villarreal, con amplia experiencia en el sector financiero, que estuvo en la unidad de banca y valores de la Secretaría de Hacienda y era la jurídica de la comisión, se encuentre ahora fuera del organismo, pues como reconocen otras autoridades y los mismos regulados, es una mujer trabajadora, capaz y sobre todo técnica. Ojalá que los cargos sean ocupados nuevamente por personas capaces, ya que algo que los regulados valoran –y no olvidemos pagan–, es para tener supervisores que estén alertas y atentos a que nada contamine al sector financiero. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

COLUMNAS ANTERIORES

Revolución en la banca
Citibanamex: cuestión de costos

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.