Perspectiva Global

Banxico eleva la tasa 75 puntos base por esta ocasión

Un aspecto clave en la decisión del Banco de México del jueves pasado fue la mejora significativa que se observó en la comunicación del Banxico desde la reunión anterior.

La semana pasada la Junta de Gobierno decidió por unanimidad elevar la tasa de referencia en 75 puntos base (0.75 puntos porcentuales) a 7.75 por ciento. Si bien tanto el consenso de analistas, como el precio de los activos financieros relacionados a la tasa de referencia anticipaban esto, la decisión unánime sí sorprendió a algunos. Personalmente, considero que el subgobernador Gerardo Esquivel –quien algunos pensaban que no estaría de acuerdo en elevar las tasa en 75 puntos base (pb)–, sí iba a votar por 75pb debido a que él ha declarado públicamente que está de acuerdo con mantener el diferencial entre la tasa de Fed Funds en Estados Unidos y la tasa de referencia del Banco de México, al menos mientras la dinámica inflacionaria en México comience a mostrar una tendencia descendente.

Cabe señalar que un aspecto importante del comunicado que acompañó la decisión, fue el cambio en la evaluación de la Junta de Gobierno en torno a la trayectoria de inflación y a su balance de riesgos. Por un lado, el staff revisó al alza su trayectoria proyectada para la inflación anual, con respecto a la que publicó en el informe trimestral a inicios de junio. En particular, aumentó la inflación promedio para el cuarto trimestre de 2022 de 6.4 a 7.5 por ciento, aunque dejó sin cambio la inflación promedio proyectada para el cuatro trimestre de 2023 en 3.2 por ciento. En cuanto a la inflación subyacente, la revisión para 4T22 fue de 5.9 a 6.8 por ciento y prácticamente dejó sin cambio la del 4T23 en 3.2 por ciento (de 3.1 por ciento). Por otro lado, modificó la evaluación del balance de riesgos de la inflación de “..el balance de riesgos respecto a la trayectoria prevista para la inflación en el horizonte de pronóstico se mantiene sesgado al alza y se ha continuado deteriorando” en el comunicado del 12 de mayo a “…el balance de riesgos respecto a la trayectoria prevista para la inflación en el horizonte de pronóstico presenta un considerable sesgo al alza” en su comunicado de la semana pasada.

Una pregunta relevante es qué podrá hacer el Banco de México (Banxico) hacia delante. En mi opinión, de la misma manera que la reunión anterior, considero que es factible que la Junta de Gobierno decida elevar la tasa 75pb en la próxima reunión, pero solo si es necesario. ¿Qué significa ‘si es necesario’? En mi opinión, significa que (1) El Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) eleve la tasa de Fed Funds en 75pb de nuevo; (2) la inflación anual comience a observar una divergencia substancial con respecto a la trayectoria proyectada por el Banco de México; o (3) el peso mexicano observara una depreciación significativa con respecto al dólar de Estados Unidos, sobre todo si ésta no viene acompañada de una depreciación de otras divisas emergentes frente al dólar. En este sentido, el equipo de análisis económico de Estados Unidos, de Barclays, anticipa dos incrementos más del Comité de Operaciones de Mercado Abierto del Fed (FOMC) de 50pb y después aumentos de 25pb este año y a inicios del año que entra, en donde el Banco de México podrá desacoplarse del Fed a una ‘tasa terminal’ de 9.25 por ciento. Claramente el gran riesgo de este escenario es que llegue una recesión global y que el sesgo de los bancos centrales –particularmente del Fed–, cambie radicalmente de un sesgo restrictivo a uno laxo.

Por último, un aspecto que considero importante destacar es la mejoría en la comunicación del Banco de México. Considero que un aspecto clave en la decisión del Banco de México del jueves pasado fue la mejora significativa que se observó en la comunicación del Banco de México desde la reunión anterior. En particular, la incorporación de la frase “…contundencia” y el voto disidente, pero decisivo de la subgobernadora Irene Espinosa en la decisión del 12 de mayo. Junto con los comentarios abiertos de los subgobernadores Heath y Esquivel, así como la participación de la subgobernadora Borja en el pódcast ‘Norte Económico’ de Banorte, ofrecieron una guía muy importante para saber qué esperar para la reunión de la semana pasada. Cabe destacar que, en mi opinión, los comentarios de la gobernadora Rodríguez en la sesión de ‘preguntas y respuestas’ de la conferencia de prensa del informe trimestral amalgamaron los comentarios de toda la Junta de Gobierno, para dar como resultado una mejoría substancial en la comunicación del Banco de México.

* El autor es economista en jefe para Latinoamérica del banco Barclays y miembro del Comité de Fechado de Ciclos de la Economía de México.

* Las opiniones que se expresan en esta columna son a título personal.

COLUMNAS ANTERIORES

Las seis recesiones de México en los últimos 40 años
La confusa interpretación del PIB de Estados Unidos vs. México

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.