Perspectiva Global

Tres aspectos interesantes sobre el PIB en 3T21

La caída anual de “servicios de apoyo a los negocios” fue responsable de haber restado 2.1 puntos porcentuales a la tasa anual de crecimiento del PIB.

La semana pasada el INEGI dio a conocer la revisión del Producto Interno Bruto (PIB) del tercer trimestre de 2021 (o ‘estimación tradicional’). El PIB registró una caída trimestral de 0.4 por ciento en 3T21, el doble de lo que se había observado en el reporte originalmente publicado el 29 de octubre (‘estimación oportuna’). Al interior del reporte, el INEGI revisó los tres grandes rubros de lado de la oferta agregada: (i) La producción agropecuaria se revisó al alza de 0.7 por ciento trimestral a 1.3 por ciento; sin embargo (ii) la producción industrial se revisó a la baja de 0.7 a 0.3 por ciento; y por último (iii) los servicios se revisaron a la baja de -0.6 a -0.9 por ciento. Así la tasa de crecimiento anual se revisó de 4.8 por ciento a 4.7 por ciento. Pero más allá de estos datos, me gustaría comentar tres aspectos que considero interesantes sobre el reporte:

(1) El impacto en el PIB de la nueva ley sobre ‘outsourcing’. El 1 de septiembre pasado entró en vigor el decreto presidencial en materia de subcontratación –publicado en el Diario Oficial de la Federación el 24 de abril pasado–, por el cual se prohibió la subcontratación de personal, aunque todavía se permite la subcontratación de servicios especializados. Sabíamos anecdóticamente que esto había tenido un impacto negativo importante en la medición de la actividad económica, sin embargo, hasta la semana pasada tuvimos acceso al rubro específico. Esto tuvo un impacto muy relevante en el rubro de “servicios de apoyo a los negocios”, que tiene una ponderación de 4.2 por ciento en el PIB y que registró una caída trimestral de 50.8 por ciento (con respecto a 2T21) y una caída anual de 48.1 por ciento (con respecto a 3T20). Así, la caída anual de “servicios de apoyo a los negocios” fue responsable de haber restado 2.1 puntos porcentuales a la tasa anual de crecimiento del PIB. Es decir, en lugar de haber registrado una tasa de crecimiento anual de 4.7 en 3T21, el PIB hubiera crecido 6.8 por ciento, en ausencia de este efecto en el cambio regulatorio de los servicios de subcontratación. No obstante lo anterior, considero que va a ser un efecto de ‘una sola vez’.

(2) ¿Cuánto falta para recuperar los niveles prepandemia? El PIB en 3T21 se encuentra 2.9 puntos porcentuales por debajo de niveles prepandemia (4T19). ¿Cómo nos comparamos con los Estados Unidos o con los demás países de Latinoamérica? Los niveles de actividad económica en Estados Unidos, Colombia, Chile y Perú ya se encuentran por arriba de niveles pre-Covid, en algunos casos desde el segundo trimestre de este año. Ahora, ¿Cuándo podría la actividad económica regresar al nivel anterior al inicio de la pandemia en nuestro país? Si utilizamos el promedio histórico de la tasa trimestral, de 0.5 por ciento, en los próximos trimestres, el PIB de México alcanzaría niveles pre-Covid hasta 1T23. Sin embargo, esto implicaría que la economía mexicana solo crezca 1.7 por ciento todo el año que entra y el consenso de los analistas –de acuerdo con la encuesta Citibanamex del pasado 22 de noviembre–, es que el PIB en México crecerá 2.9 por ciento en el 2022. Entonces, con esta información es factible que el PIB de México llegue a niveles pre-Covid en el segundo semestre del año que entra.

(3) ¿Cómo se ve el avance sectorial? Si bien todavía nos encontramos a casi tres puntos porcentuales de los niveles de actividad económica antes del inicio de la pandemia, hay varios sectores que ya rebasaron los niveles pre-Covid. Tal es el caso de los servicios corporativos (9.6 puntos porcentuales por arriba de 4T19), los servicios de salud (7.0 puntos porcentuales, pp), actividad agropecuaria (5.1 pp), comercio al por mayor (3.4 pp), comercio al por menor (2.4 pp), servicios inmobiliarios (2.2 pp), medios (1.5 pp), servicios profesionales (0.9 pp), servicios gubernamentales (0.5 pp) y producción manufacturera (exactamente a niveles pre-Covid). No obstante lo anterior, por el contrario, los dos sectores más afectados por las restricciones que se impusieron a la movilidad y la propia cautela de los hogares ante la pandemia continúan muy lejos de los niveles de actividad antes de Covid. Me refiero a los servicios de esparcimiento (24 puntos porcentuales por debajo de niveles prepandemia) y a hoteles y restaurantes (26.8 pp). Ahora, en línea con el punto (1), los servicios de apoyo a los negocios se encuentran en el lugar más lejano con respecto de los niveles de antes de que iniciara la pandemia: 47 pp., es decir, a menos de la mitad. Con esto acabamos con el ‘recorrido’ del PIB de 3T21 a nivel sectorial. Falta a nivel geográfico, pero para eso necesitamos esperar a que se publique el ITAEE (Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal) el próximo 28 de enero del año que entra.

* El autor es Economista en Jefe para Latinoamérica del banco Barclays, presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF y miembro del Comité de Fechado de Ciclos de la Economía de México.

* Las opiniones que se expresan en esta columna son a título personal.

COLUMNAS ANTERIORES

El Fed la semana que entra y Banxico en tres semanas
México: Los cinco temas de 2022

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.