Perspectiva Bursamétrica

Los desafíos y las grandes oportunidades para la presidenta electa

La presidenta electa tendrá que formar de inmediato un equipo de transición y trabajar en la formulación de un plan de gobierno.

Luego de la gran jornada electoral, y una vez dirimidos los profundos diferendos que seguramente saldrán a la luz, la presidenta electa tendrá que formar de inmediato un equipo de transición, y trabajar en la formulación de un plan de gobierno. Dentro de este, se vislumbran enormes desafíos y grandes oportunidades. A continuación mencionamos los que en materia económica consideramos los más relevantes:

1. Pemex e industria de hidrocarburos: el principal riesgo en materia económica es la crítica situación de Pemex, con una deuda financiera por más de 100 mil millones de dólares, y una deuda a proveedores y contratistas por 21 mil millones de dólares.

2. Finanzas públicas: el déficit fiscal que deja la administración saliente en el ejercicio fiscal vigente es de alrededor del 6 por ciento del PIB. La propuesta de la Secretaría de Hacienda expuesta en los Pre-Criterios es corregir este déficit que a todas luces es electorero e insostenible, realizando un recorte del gasto del 3 por ciento del PIB. Esto nos llevaría irremediablemente a una recesión para el 2025. La nueva administración debe plantear una salida menos dolorosa.

3. Energías renovables y reservas de energía: los apagones recientes han puesto en evidencia la falta de inversión en capacidad de generación, y las trabas burocráticas que se han dado al sector privado para incorporar la generación de energías limpias al sistema eléctrico.

4. Paneles de controversias pendientes y revisión del T-MEC: el maíz transgénico y los proyectos del sector eléctrico son dos de los varios asuntos pendientes que también requieren de una solución inmediata dentro del marco del T-MEC.

5. Recursos hidráulicos: el cambio climático ha puesto al descubierto la vulnerabilidad que tiene el país ante la falta de agua, que no nada más afecta a las familias sino también representa uno de los principales obstáculos para la inversión productiva.

6. El sistema financiero: la economía mexicana tiene un enorme cuello de botella en el sistema financiero, en donde la banca está dando un financiamiento al sector privado de alrededor del 35 por ciento del PIB, y a costos poco competitivos.

7. Aviación: el modelo de aeropuertos heredado por la 4T es totalmente ineficiente, lo que representa un grave obstáculo para el desarrollo del país.

8. La economía informal: el 54 por ciento de los trabajadores del país pertenecen a la economía informal. De acuerdo al último reporte de Coneval, se está presentando cierta disminución de la pobreza laboral, del 37 al 35 por ciento, pero al mismo tiempo se está presentando una mayor desigualdad.

Las Oportunidades:

1. Nearshoring: la tendencia global de relocalización no ha podido ser aprovechada como nos correspondería al estar integrado al mercado norteamericano. Los estudios de diversas fuentes concluyen que México solo está aprovechando entre el 10 por ciento al 15 por ciento de la inversión total.

2. La reconstrucción de las instituciones.

3. El Proyecto Transístmico: los flujos globales de comercio y el cambio climático están favoreciendo enormemente que se abra otra vía de tráfico en el mundo, y el istmo de Tehuantepec representa una alternativa sumamente viable y atractiva.

4. La industria de microchips: esta es en mi opinión la oportunidad más importante que tiene México por el valor de esta industria a nivel global, y su impresionante potencial de crecimiento ante las nuevas tecnologías como la inteligencia artificial. Estados Unidos está interesado en recuperar el liderazgo en este mercado y nos ha hecho una invitación a sumarnos con él en esta interesante coyuntura.

5. Reapertura del sector de hidrocarburos, el fracking y el gas natural: somos totalmente deficitarios en gas natural y somos muy vulnerables y dependientes del gas texano producido por tecnologías de gas shale, proveniente de la cuenca de Eagle Ford, colindante con la cuenca de Burgos al norte del país. EU produce 2.5 millones de barriles diarios en este tipo de hidrocarburos en dicha cuenca texana. Reabrir la industria al sector privado representa una enorme ventana de oportunidad para la inversión, en distintos frentes, exploración en aguas profundas, distribución, oleoductos, etcétera.

6. El sistema financiero: las deficiencias representan también una enorme oportunidad de desarrollo en el contexto de las nuevas tecnologías y en la innovación.

7. Infraestructura: puertos, sistema ferroviario, internet y comunicaciones también representan importantes oportunidades de inversión.

COLUMNAS ANTERIORES

¿Qué tan probable es una recesión para el 2025?
Trumpnomics vs. Bidenomics: ¿qué podemos esperar?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.