Perspectiva Bursamétrica

¿Cuándo cambiará la Reserva Federal su política monetaria extrema? ¿Estamos preparados?

En opinión de Bursamétrica, cuando la tasa de desempleo baje de 5.0 por ciento es entonces que la Fed va a disminuir la creación de dinero, antes de aumentar el objetivo de su tasa.

La semana pasada el Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal tuvo su reunión programada de política monetaria. A pesar de que la Fed decidió mantener intacto el rango objetivo de su tasa de interés de referencia (la tasa de Fondos Federales), así como sus programas de creación de dólares a un ritmo de 120 mil millones de dólares al mes, al conocerse el contenido del comunicado se observaron fuertes reacciones negativas en los mercados, y de facto, el peso mexicano subió su cotización por arriba de 20.60 pesos por dólar, casi 90 centavos por arriba de como cotizaba hace unos días. La tasa del Bono M del gobierno mexicano en pesos, a 10 años, aumentó hasta 6.80 por ciento anual, cuando hace unos días se ubicaba en 6.55 anual.

Antes de la crisis hipotecaria de hace 13 años, el balance de la Reserva Federal presentaba un total de dólares en circulación de un billón de dólares (trillions en inglés) para una economía con un tamaño (PIB) ligeramente inferior a los 20 billones. Al término de su política cuantitativa extrema, en 2015 el balance había crecido a 4.5 billones. Después empezó a contraerse gradualmente hacia los 3.8 billones hasta inicios de 2020. A partir de ahí, los nuevos programas han provocado que el balance actual de la Fed rebase los 8.1 billones. En año y medio se ha duplicado la oferta monetaria.

Los miembros del Comité ven ahora un crecimiento de la economía estadounidense para este año de 7.0 por ciento, mientras que a finales del año pasado veían un crecimiento para 2021 de 3.0 anual. También ven una inflación elevada, por arriba del máximo establecido que es 2.0 por ciento, ahora estiman 3.4. Cabe señalar que hoy en día la inflación últimos 12 meses se ubica en 6.0 por ciento anual. También han señalado que esta burbuja inflacionaria es un fenómeno temporal, y que la Fed está dispuesta a tolerar por tres años esta inflación elevada, mientras no se consiga una recuperación sustentable.

¿Es realmente temporal esta inflación, o puede ser el inicio de una fase de varios años de inflación elevada? La inflación es un fenómeno sumamente complejo en el que intervienen diversos factores. Hoy en día la inflación global está alta por la combinación de diversos programas de apoyos y estímulos fiscales que han implementado diversos gobiernos, principalmente de países ricos. Pero también tenemos precios de los hidrocarburos al alza por recortes artificiales en la producción de la OPEP+.

Esta combinación de políticas fiscales y monetarias extremas está coincidiendo con el avance en la vacunación anti-Covid en el mundo, lo que está dando como resultado un fuerte incremento de la demanda agregada global de bienes y servicios.

Un ejemplo clarísimo de lo que está pasando lo tenemos en el mercado de casas nuevas en EU. Los precios de las casas nuevas se han disparado a un nuevo máximo histórico por arriba de 340 mil dólares por casa. Pero al mismo tiempo se han caído las ventas. ¿Cómo puede ser esto? La respuesta es que las casas no se han podido terminar y los procesos de construcción se han ido retrasando por la carencia de madera, aluminio, vidrio, etc.étera Diversos insumos de la construcción de casas nuevas no están logrando surtirse al mismo ritmo que la demanda lo va exigiendo. Esto es claramente una inflación de demanda.

En la conferencia de prensa de Jerome Powell se insistió en que la inflación es temporal, y que la Fed va a utilizar todo el arsenal de instrumentos a los que tiene acceso para asegurar la recuperación económica. Sin embargo, se aceptó que ya se empezó a ‘hablar de cuándo hablar’ de cómo iniciar la reducción de los programas de creación de dinero.

En el ciclo hipotético de las políticas monetarias extremas creado por Bursamétrica, la fase que viene inevitablemente es la fase 2, de un ciclo completo de 5 fases, en la que los bancos centrales empezarán a anunciar que van a ir reduciendo sus programas de compras de bonos, lo que equivale a ir reduciendo gradualmente la creación de dinero.

Sin embargo, no debemos olvidar que los mercados se anticipan a los hechos económicos. ¿Cuál será entonces la variable clave a seguir? Será la tasa de desempleo.

Hay que recordar que la Fed tiene un doble mandato: el de control de la inflación y la de procurar el pleno empleo. Antes de la pandemia, EU observó tasas de desempleo que se consideran de ‘pleno empleo’, de 3.8 por ciento. Hoy en día todavía estamos en tasas cercanas a 6.0 por ciento. En nuestra opinión, cuando la tasa de desempleo baje de 5.0 por ciento es entonces que la Reserva Federal va a acelerar el tapering. Disminuirá la creación de dinero antes de aumentar el objetivo de su tasa de Fondos Federales.

El autor es presidente de Bursamétrica.

COLUMNAS ANTERIORES

EU creció menos que lo esperado, pero más que México
¿Banco de México debería seguir subiendo su tasa de referencia?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.