Coordenadas

México sigue jalando inversiones… pese a todo

Cada anuncio de inversión, en promedio, es de 318 millones de dólares, es decir, proyectos grandes que se desarrollarán en varios años.

Muchas empresas de capital extranjero y algunas de capital nacional siguen haciendo anuncios de inversión relevantes.

La Secretaría de Economía hace cortes de caja de los anuncios realizados y en el primer semestre de 2024, el saldo es de 45 mil 461 millones de dólares, con 143 anuncios, lo que implica que cada anuncio, en promedio, es de 318 millones de dólares, es decir, proyectos grandes.

Hay que insistir en que no se trata de proyectos que vayan a realizarse en su totalidad en este año, incluso ni en el próximo, sino en algunos casos, en varios años hacia delante, pero refleja que muchas grandes empresas siguen viendo a México como un destino al cual apostarle.

Es cierto que no hemos visto un despegue de la inversión extranjera directa, pero sí lo vimos de la inversión fija bruta en lo general, en el orden de 11.9 por ciento.

¿Por qué razón las grandes empresas siguen incrementando su inversión en el país?

Son varias las razones y las hemos comentado aquí en otras ocasiones, pero en esta coyuntura conviene recordarlas.

Uno de los ingredientes fundamentales son los factores estructurales que hacen atractiva a la economía mexicana y que son factores esenciales para atraer inversión.

1.- La cercanía con Estados Unidos y la existencia de un tratado comercial. La geografía, así como la certidumbre que ofrece el TMEC, son elementos que son sumamente valorados por inversionistas de todas partes.

2.- El tamaño y tendencia del mercado interno. Para las escalas que requieren las inversiones que no van a la exportación, no es lo mismo un país de 40 o 50 millones de habitantes que otro de 130 millones, en donde, además, algo así como 15 millones más aportan por la vía de las remesas. Igualmente, las políticas públicas de esta y la próxima administración van a incentivar el crecimiento de este mercado.

3.- La demografía. Estamos gozando del bono demográfico. Es decir, la proporción de la población en edad de trabajar es la mayor de toda la historia y así seguirá quizás por un par de décadas. Esto significa que hay menos niños que antes y aún no hay tantos adultos mayores como en otras latitudes. Eso es un factor de atracción relevante.

4.- Hay estabilidad política. Más allá de preferencias, los extranjeros ven que las transiciones políticas en el país se pueden hacer sin sobresaltos, al menos hasta ahora. Desde luego que hay inquietud con el llamado plan C de Morena, pero por lo pronto, el atributo de la estabilidad no se ha perdido.

Cuando todos estos elementos se ponen sobre la mesa es que se entiende que, a pesar de coyunturas desfavorables, nuestro país siga siendo un importante foco de atención para las inversiones.

La inflación y el chayote

No me refiero a lo que antes se denominaba ‘embute’ o ‘chayote’, sino al vegetal que es usado en diversos platillos en México.

Hubo un incremento en el precio de este vegetal en más de 100 por ciento en este mes.

Pero el hecho es que la inflación de los productos perecederos está en más de 10 por ciento y en el caso de frutas y verduras es casi el 20 por ciento.

La inflación subyacente, la que mide de manera más confiable la inflación en el mediano plazo, sigue a la baja, pero de manera muy moderada.

La inflación general, que incluye los perecederos, todavía, en el promedio, está en niveles altos.

Ni modo, falta mucho para que la inflación vaya a la baja en su conjunto.

COLUMNAS ANTERIORES

Los escenarios que vienen con Kamala Harris
AMLO y la nostalgia del séptimo año

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.