La Cuarta Transformación

El golpismo ya está aquí

El Tec de Monterrey, auspiciado por el Grupo de los 10, gremio liderado moralmente por José Antonio Fernández Carbajal, fue el artífice.

El Tec de Monterrey, auspiciado por el Grupo de los 10, gremio liderado moralmente por José Antonio Fernández Carbajal, a la sazón presidente de ese instituto de estudios y de FEMSA, fue el artífice.

El Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey empezó hace poco más de dos años a realizar un primer diagnóstico para identificar liderazgos estatales y regionales en todo el país.

Se trataba básicamente de empresarios, de ahí que la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) fuera el filtro. Gustavo de Hoyos, entonces presidente del gremio, fue el encargado de empujarlo.

La primer etapa del sondeo nacional del Tec concluiría exitosamente, aceitada por los primeros actos de autoridad de Andrés Manuel López Obrador, obsesionado con dinamitar los logros de gobiernos anteriores.

La segunda fase fue aliar al PRI, PAN y al PRD para designar quiénes de los personajes identificados por el Tec y la Coparmex reunían los mejores perfiles para ser candidatos a puestos de elección popular.

El criterio era: el más conocido y con mayor aceptación para llevarlo en la plataforma del partido de esos tres que estuviera mejor posicionado localmente para garantizar amplias posibilidades de triunfo el 6 de junio.

Ese principio que compartieron la confederación patronal y los partidos encabezados por Alejandro Moreno, Marko Cortés y Jesús Zambrano fue determinante para medirse con los de Morena.

El consorcio opositor a la 4T descubrió que la fórmula sí le daba posibilidades de vencer al partido en el poder en las elecciones intermedias de este año: entre 88 y 90 de los 300 distritos podían ganarse.

El ejercicio que alentó ‘El Diablo’ (así le dicen al presidente de FEMSA y el Tec de Monterrey) desde que se sentó en la silla presidencial López Obrador, podía cumplir el objetivo de quitarle la mayoría a Morena.

Esa casi tercera parte de escaños disputables dio entrada a la tercera etapa del proyecto: Sí por México. El 20 de octubre pasado fue presentada esa plataforma, que daría estructura al esfuerzo aliancista.

A los partidos se sumaría una comunidad de personas y organizaciones de la sociedad civil para impulsar una agenda incluyente de temas de democracia, seguridad, justicia y crecimiento económico.

Un actor que ha acompañado esta estrategia es Claudio X. González Guajardo. Pero en los recientes meses su activismo creció. Y es que las posibilidades de ganar distritos saltaron de 90 a 130 posiciones.

Un día antes de que el Presidente abriera fuego contra el fundador de Mexicanos contra la Corrupción, el 5 de mayo, realizó su enénisima conferencia virtual con jóvenes de todo el país en busca del voto razonado.

Desde hace años el hijo de Claudio X. González Laporte tomó la bandera de la educación, columna vertebral de su proyecto político, que ha tejido gracias a una red de vinculación con esos empresarios regionales.

Sí por México desarrolló en menos de un año una robusta estructura de monitoreo de preferencias electorales y aplicaciones para dar seguimiento, a través de la credencial del INE, a los candidatos.

Empresarios regionales han invertido de su bolsa en encuestadores, centros de promoción del voto y redes informáticas, con miras a sensibilizar a la población de lo que se jugará en las elecciones del mes próximo.

Y no han desaprovechado ni los exabruptos del Presidente López Obrador, ni los golpeteos que se dan sus propios colaboradores, ni las insensateces de sus legisladores, ni las tropelías de sus candidatos.

Los Félix Salgados, las Irmas Eréndiras, los Epigmenios Ibarras, los Napoleones Gómez Urrutias, los Marios Delgados, las Florencias Serranías y los Hugos López Gatelles están pavimentándoles la ruta.

TODOS LOS GRANDES empresarios de este país están en modo “arena movediza”. Es decir, sin querer moverse. Nadie va tomar una decisión estratégica de negocios hasta después del 6 de junio. Dependiendo del resultado de las elecciones intermedias decidirán si se reactivan aquí o de plano mejor se van a invertir fuera. Si Andrés Manuel López Obrador logra la mayoría en el Congreso el ambiente se les pondrá más negro e incierto. Pero si al tabasqueño y a su partido Morena no les da para avasallar el Congreso e incluso las gubernaturas que se disputan, los hombres del dinero empezarán a ver una luz al final del túnel que los llevará a darle para adelante a nuevas inversiones y creación de empleos en el país. Estamos exactamente a un mes de saberlo.

CHEDRAUI Y BIMBO son dos grupos que no se esperaron a ese resultado. A pesar de la crisis del coronavirus estas empresas que capitanean José Antonio Chedraui Eguia y Daniel Servitje Montull, respectivamente, pusieron la mira ya en el extranjero. Otro que también se está replegando aquí es Fernando Chico Pardo. La 4T le ha cerrado las puertas en más de una ocasión. El Fonatur le quitó un terreno en Huatulco, le retiró el proyecto de la terminal del Tren Maya en el aeropuerto de Cancún, la Secretaría de la Defensa le va poner la competencia con el aeropuerto de Tulúm y la SCT le va quitar la concesión de la actual terminal aérea de Mérida porque va ser reubicada. Chico es un avezado inversionista que está haciendo un alto, como en su momento lo hizo María Asunción Aramburuzabala.

BBVA MÉXICO ES el elefante en la sala. A principios de semana la matriz que preside Carlos Torres Vila reportó que en el primer trimestre de 2021 registró un beneficio de mil 210 millones de euros. Su unidad mexicana aportó alrededor de 40 por ciento, unos 11 mil 800 millones de pesos. El jaloneo con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador es porque el banco se lleva casi todo a España. Hoy BBVA no es bien visto en Palacio Nacional, con todo y que su presidente local, Jaime Serra Puche, fue mentor de Arturo Herrera en el Colegio de México. Por el contrario, Santander se colocó en el otro extremo. Ana Botín, al margen de que forjó una cercanía con el inquilino de Palacio Nacional, prometió no llevarse las ganancias y se ha volcado a financiar proyectos de infraestructura en nuestro país.

EL ABOGADO ÁNGEL Junquera ya entregó a la Fiscalía General de la República un sustancioso escrito en donde detalla el modus operandi de Guillermo Billy Álvarez y cercanos colaboradores para desviar, por lo menos, 2 mil 257 millones de pesos de la Cooperativa Cruz Azul. La relatoría consta de 20 anexos y se complementa de un catálogo de activos inmobiliarios del propio abogado que está ofreciendo a los sabuesos de Alejandro Gertz Manero como acuerdo reparatorio, a fin de obtener un criterio de oportunidad. Estamos hablando de casas y terrenos principalmente en los estados de Guerrero, Morelos y la CDMX. En total Junquera ofrece cerca de 700 millones de pesos. La 4T le imputa un fraude de aproximadamente mil 300 millones de pesos.

PARECE QUE LOS principales interesados en que Juan Collado no salga del Reclusorio Norte son sus propios hermanos. El abogado está recluido en ese penal desde el 9 de julio de 2019. También lleva negociando un acuerdo reparatorio. Y es que al gobierno de la 4T lo que le interesa es el dinero. Ahí están todos los procesos: Alonso Ancira, Moisés El-Man, Ángel Junquera y Teófilo Zaga Tawil, más los que se acumulen en las próximas semanas. El de Collado no es diferente. Tiene que entregar la ex-Caja Libertad, con sede en Querétaro. Sin embargo la negociación con la 4T la han atorado sus propios hermanos, Antonio y Julia Collado. La cosa es que están matando la gallina de los huevos de oro porque cada día que pasa Libertad vale menos, ya unos 900 millones de pesos.

MANUEL BARTLETT ES quien ha estado operando la campaña mediática para limpiar la imagen del diputado morenista poblano, Saúl Benjamín Huerta Corona. Tras bambalinas el director de la CFE desempolvó a su viejo equipo político que lo acompañó cuando gobernó Puebla y recurrió a amigos periodistas del pasado para que fueran a entrevistar al presunto abusador sexual de menores. En ese grupo compacto figuran Jesús Hernández Torres, quien fuera director de RTC en el gobierno de Miguel de la Madrid, e Ignacio Mier Velazco, hoy líder de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados y primero en salir en defensa del dos veces denunciado por violación. Hubo un par que mordieron el anzuelo y se prestaron para esparcir el cuento del complot político y lavar cara.

LA ALEMANA DB International GmbH respondió a las acusaciones que se han hecho públicas esta semana sobre su participación en 2012 en el consorcio que supuestamente certificó la funcionalidad y seguridad de la Línea 12 de Metro. En concreto, aclaró que no fue responsable de la estructura del puente afectado por el derrumbe, ni de su construcción o supervisión. La única certificación y consultoría que esta firma y el consorcio de empresas alemanas proporcionaron al Sistema de Transporte Colectivo durante el mandato de Marcelo Ebrard se refería a la operación de los sistemas eléctricos, de radio, de señalización y de control de operaciones.

DERECHO DE RÉPLICA

Sr. Enrique Quintana

Vicepresidente y Director General Editorial

El Financiero

En relación con la columna “El golpismo ya está aquí”, firmada por Darío Celis y publicada en el portal de El Financiero el 7 de mayo de 2021 (https://www.elfinanciero.com.mx/opinion/dario-celis/2021/05/07/el-golpismo-ya-esta-aqui/), me permito hacer las siguientes aclaraciones:

Afirma: “MANUEL BARTLETT ES quien ha estado operando la campaña mediática para limpiar la imagen del diputado morenista poblano, Saúl Benjamín Huerta Corona”.

Aquí el único operando una campaña mediática es Darío Celis, que con toda ligereza se cuelga de un asunto muy delicado para atribuirme actos ajenos.

¿Qué hace un especialista financiero difamando y calumniando a propósito de asuntos políticos? Su columna es la vocería de quienes tienen intereses abusivos en contra de la CFE, vocería que con gran desfachatez ahora recurre a la mentira y a los ataques personales.

Conozco al diputado Benjamín Huerta como conozco a los demás integrantes de la fracción legislativa de Morena. Ni he intervenido para defenderlo ni he organizado a su favor al “viejo equipo político que lo acompañó cuando gobernó Puebla”.

Hemos tomado decisiones para rescatar a la CFE por instrucciones del presidente, decisiones que han afectado los intereses de quienes habían hecho de la CFE su botín; lamento que haya quienes se presten a estas prácticas injuriosas.

Apelando al derecho de réplica que constitucionalmente nos asiste, le solicito tenga a bien publicar esta carta aclaratoria.

ATENTAMENTE

Manuel Bartlett Díaz

Director General de la Comisión Federal de Electricidad


COLUMNAS ANTERIORES

¿Díaz de León renuncia a Banxico?
Ramírez de la O, ¿el Urzúa 2?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.