Se coló olímpicamente
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Se coló olímpicamente

COMPARTIR

···
menu-trigger

Se coló olímpicamente

25/01/2019

Ayer, durante el mitin del presidente López Obrador en Puebla, un joven logró subir al escenario e interrumpir el discurso. ¿Cómo evadió la seguridad? Daniel Asaf, coordinador de la Ayudantía presidencial, intentó detener al muchacho… pero se le escapó. El intruso saltó la valla y llegó hasta el templete. López Obrador dejó de hablar y contempló la escena. Después, el joven le dijo algo al oído. El mandatario pidió una silla para que se sentara en el templete y le aseguró que tendría trabajo, como todos los jóvenes de su municipio. Parece que la seguridad del Presidente necesita reforzarse.

Otra priista, a las filas de la 4T

Algunos priistas siguen hallando refugio en el nuevo gobierno. En la Cancillería, Marcelo Ebrard sumó a su equipo a la exsecretaria general del PRI en el Estado de México, Carolina Charbel, quien en la pasada administración federal también fungió como delegada regional del Infonavit en el Valle de México. Charbel presumió en sus redes sociales su cercanía con el canciller, a quien le agradeció haberla reclutado en la Dirección General de Delegaciones de la SRE. Su nombramiento no fue bien recibido entre el priismo mexiquense, pues entre sus militantes no faltaron los que le criticaron su “oportunismo”. Otros dirán, es pluralismo del canciller Ebrard.

Acerca del “PRIMor”

Luego de que la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, destacó la voluntad de los priistas para construir acuerdos legislativos y afirmó que “se oye mejor ‘PRIMor’ que ‘PRIAN’”, la presidenta del tricolor, Claudia Ruiz Massieu, salió a tratar de aclarar. “No hay PRIMor, de ninguna manera, nosotros estamos en lo nuestro, tan es así que no vamos en coalición en ninguno de los estados donde estamos compitiendo”. Para Marko Cortés, líder del PAN, lo dicho por Yeidckol es claro, y puso como ejemplo la elección del interino en Puebla y los priistas que ya trabajan para el gobierno de AMLO.

La salud de Porfirio

Ayer, a su arribo a Palacio Nacional, el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, se desvaneció. Tuvo que recibir auxilio y, cargado, lo llevaron hasta una silla de ruedas para que pudiera ingresar al Salón Tesorería, para la reunión del Consejo Nacional de Seguridad. Sin embargo, ayer no fue la primera vez que el político de 85 años da un susto a quienes lo rodean. En más de una ocasión, al presidir sesiones en San Lázaro, ha sido notoria su dificultad para continuar o, incluso, mantenerse en pie. Pero, él dice que todo está en orden.

Artillería en casa

Cuando Claudia Sheinbaum, jefa del Gobierno capitalino, llamó a la población a entregar las armas que tuvieran en casa, para así evitar tragedias, quizá no imaginó lo que le iba a llegar: ¡nueve granadas de mano y más de 30 mil cartuchos útiles de diversos calibres, en tan sólo tres días! ¿Qué pensaban hacer con ellas los propietarios de las granadas? Menos mal que las entregaron.

El gato de Palacio

Entre funcionarios federales y reporteros se coló alguien más a la conferencia del presidente López Obrador en Palacio Nacional. Y es que en los últimos días un gato se ha paseado y maullado mientras el mandatorio expone y responde preguntas. Por cierto, los encargados de Comunicación Social lo han dejado deambular y hasta bromearon con que “espanta a los ratones”.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.