Confidencial

Morir por Covid-19 en NY

El reportaje narra los fallidos trámites consulares de sus familias para repatriar los cuerpos intactos, tal como piden las tradiciones en una comunidad de Oaxaca, comenta Confidencial.

The New York Times publica una historia sobre los aproximadamente 250 mexicanos que han muerto por el Covid-19 en la urbe de hierro, y destaca el caso de los hermanos Javier y Martín Morales, quienes hace unos días refrendaron su costumbre de ser inseparables, al fallecer con pocas horas de diferencia. El reportaje narra los fallidos trámites consulares de sus familias para repatriar los cuerpos intactos, tal como piden las tradiciones en una comunidad de Oaxaca, y no de las cenizas, como exigen las leyes estadounidenses. "En México, ser enterrado cerca de casa es un rito sagrado", apunta la reportera Annie Correal, quien recrea la pesadilla burocrática que enfrentan familias de paisanos que allá se obligan a pagar gastos funerarios mínimos de cinco mil dólares, aun cuando sólo alcancen el derecho a una fosa común en un campo de alfareros de Hart Island.

Dudan de Sánchez Cordero

Bastante escépticos se mostraron los representantes del personal médico del INER con la intervención de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para hacer cumplir sus demandas de mejores equipos de protección frente al coronavirus. La propia funcionaria se comunicó con ellos un día antes de su protesta del lunes para que no realizaran el mitin y aseguró que se les daría lo que piden. No le creyeron y su manifestación se hizo. El mismo lunes acudieron hasta la sede de la Segob a una mesa de diálogo con la ministra en retiro y les prometió miles de cubrebocas y batas quirúrgicas. Pero ellos están firmes en ir a Palacio Nacional para realizar otro mitin el viernes.

Cuenta hasta diez... otra vez

Quien tendrá que contar del uno al 10 será el presidente López Obrador cuando le pregunten por qué la campaña de la 4T para erradicar la violencia en el hogar es tan similar, por no decir prácticamente la misma, a la que se lanzó en los años 90, cuando se invitaba a la población a guardar la calma. Lo cierto es que más allá de replicar un modelo de hace tres décadas, los cuestionamientos más serios vinieron de grupos feministas, pues la nueva campaña es revictimizante, ya que pone a la mujer como parte del problema.

Fernández Noroña y el cubrebocas al revés

Ya que por fin el subsecretario Hugo López-Gatell cedió a reconocer que el cubrebocas es un instrumento de protección ante el Covid-19 y hasta se puso uno en público, tenía que salir alguien de la 4T a llevar la contra. Se trata nada menos que del diputado Gerardo Fernández Noroña, quien subió una foto a su Twitter con la mascarilla al revés. Lo hizo –dijo– a manera de protesta. "Me vale que se burlen de cómo es que me puse el cubrebocas, no se enteran que lo hice a propósito. Es una medida absurda, ridícula e ineficiente", reprochó.

Caro Quintero, en la pobreza, dice

Ahora resulta que el lamentablemente célebre capo Rafael Caro Quintero no tiene ni en qué caerse muerto. El otrora líder del narco en México envió un escrito al Primer Tribunal Colegiado Penal en la Ciudad de México, en el que "alega insolvencia porque dice tener más de 60 años de edad, no estar pensionado ni jubilado", y como hecho notorio aduce encontrarse sustraído de la acción de la justicia, "lo que le impide –dice– laborar o desempeñar alguna actividad por la que pueda adquirir recursos económicos". Pide, además, aplazar, hasta que pase la emergencia sanitaria, la sesión en la que será votado su amparo en revisión.

Ven cargada contra la Fiscalía

Existe preocupación en la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México por la "sospechosa" difusión de versiones –dicen– en torno a que los casos de Covid-19 están desbordando a la institución. Lo cierto es que a la fecha son 19 los empleados fallecidos por la enfermedad. Desde la oficina de la fiscal Ernestina Godoy advierten que detrás de esta "campaña de miedo", promovida con Fake News en redes sociales, donde incluso dos fiscales completamente sanos ya habían sido desahuciados, están "mentes perversas".

COLUMNAS ANTERIORES

Transición anticipada, ‘no formal’
Dan batalla interna contra ‘Alito’

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.