Confidencial

Insensibilidades

La falta de tacto de los panistas los llevó incluso a considerar que la instalación de sus coronitas era instagrameable, señala Confidencial.

A los pocos minutos de que la representación panista en la Ciudad de México posó frente a Palacio Nacional con coronas fúnebres con las que culpó a Morena de la tragedia de la Línea 12, el presidente López Obrador recomendó a la oposición no sacar raja de la tragedia ni mostrarse como “politiquero ramplón”. Al parecer los legisladores blanquiazules no entendieron nada del rechazo generalizado que causaron el 4 de mayo de 2021, dándose cita frente a la imagen de la tragedia para ofrecer una conferencia. La falta de tacto de los panistas los llevó incluso a considerar que la instalación de sus coronitas era instagrameable.

Los intereses de Juan Ramón

El que se dio una vuelta por Palacio Nacional fue Juan Ramón de la Fuente, representante de México ante la ONU, quien aseguró vino a rendir cuentas al presidente López Obrador sobre las acciones frente al conflicto Rusia-Ucrania. Pero de paso comentó que siempre ha estado interesado “en servirle a mi país”. ¿Será que le está endulzando el oído eso de que el mandatario lo meta en la bolsa de corcholatas presidenciales? ¿O quizá suplir a Marcelo Ebrard, una vez que éste deje la Cancillería para darle batalla a Claudia Sheinbaum hacia 2024? Pero, no se preocupe, son todas puras especulaciones.

Impunidad en agresión a periodistas

Al parecer, en la autodenominada cuarta transformación ya están perdiendo el contacto con la realidad. La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, ayer se anotó la puntada de asegurar que en México se combate la impunidad en agresiones a periodistas. Según la organización Artículo 19, sólo en la administración de López Obrador han sido asesinados 33 periodistas. Y, hasta donde se sabe, prevalece la impunidad en todos los casos. “Hoy tenemos libertad de expresión y de prensa; se combate la impunidad en los casos de agresión a periodistas. Así conmemoramos el Día Mundial de la Libertad de Prensa”, dijo. Ya mejor ni hablar de los ataques desde Palacio Nacional.

EU insiste en energías limpias

El canciller Ebrard no es el único que está de gira por Washington. El embajador estadounidense en México, Ken Salazar, también tiene reuniones con funcionarios de su país. Entre ellos está Jennifer Granholm, secretaria de Energía, para hablar sobre cómo “se puede convertir a Norteamérica en una potencia de energías limpias”. Quizás el tema principal de la agenda por ahora es la migración, pero el vecino del norte no parece quitar el dedo del renglón en otro tema que también le interesa, y mucho.

“Pendientes” de Delfina en la SEP

Duros fueron ayer los reclamos contra la titular de Educación, por los rezagos que tiene aún en la SEP. Hasta los de la 4T –el diputado Amadeo Espinosa, del PT– se quejaron de que la propia Delfina Gómez les confesó que aún “están pendientes” las reglas de operación para el programa que sustituye a las Escuelas de Tiempo Completo. En la sesión de la Comisión de Educación para analizar el tema, docentes, directores y supervisores expresaron su desacuerdo. Esta situación “no la vamos a permitir; sí hay dinero, sólo hay que saber aplicarlo”, reclamó el maestro Marcos Piña, de la Sección 9 del SNTE.

Alianzas por el litio

Aunque no se sabe a ciencia cierta cuánto litio puede haber en México, una vez aprobada en el Congreso la ley minera que “nacionaliza” ese mineral estratégico, el presidente López Obrador ya está en pláticas con sus homólogos de Bolivia, Argentina y Chile para “que se vaya creando una asociación para ayudarnos mutuamente”. Eso sí, sobre la empresa del Estado que se encargará de la exploración y explotación aún estamos en pañales. “Tenemos un tiempo para presentar el proyecto de la nueva empresa, por ley ya se está elaborando ese proyecto, pero no puedo adelantar más”, acotó.

COLUMNAS ANTERIORES

Transición anticipada, ‘no formal’
Dan batalla interna contra ‘Alito’

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.