Confidencial

Sergio Gutiérrez, al Comité de Ética

Ahora por jugar y pelotear con un balón de futbol en pleno salón de sesiones y sobre las curules de San Lázaro, señala Confidencial.

Otra “regada” más del presidente de la Cámara de Diputados, el morenista veracruzano Sergio Gutiérrez, lamentaron ayer diputadas priistas. Por “otra que se va por la libre y no mide sus acciones”, amenazaron con denunciarlo ante el Comité de Ética de la Cámara baja. Ahora por jugar y pelotear con un balón de futbol en pleno salón de sesiones y sobre las curules de San Lázaro, con el exfutbolista de su estado Luis el Matador Hernández. Nadie se hubiera enterado, si no lo hubiera subido el propio legislador a sus redes sociales la noche del miércoles. “Peores faltas de respeto cometen las diputadas y diputados con sus palabras, agresiones y descalificaciones en el pleno”, deslizó en su defensa uno de los tantos asesores del diputado presidente.

Diferencias de la 4T en San Lázaro

No sólo en el Senado de la República brotaron las diferencias entre los morenistas radicales y su mesurado coordinador, Ricardo Monreal, sobre la campaña contra los “traidores a la patria”. En San Lázaro también, pero al revés. El jefe de la bancada guinda, Ignacio Mier, es el que atiza un día sí y otro también la guerra con los opositores, mientras que los presidentes de las comisiones de Energía, Manuel Rodríguez, y de Puntos Constitucionales, Juan Ramiro Robledo –ambos morenistas encargados de procesar el dictamen de la reforma eléctrica– son quienes llaman a “tener respeto a la libertad de expresión” y “al voto libre de cada legislador”.

El fiscal magullado

El titular de la FGR, Alejandro Gertz Manero, ya no siente lo duro, sino lo tupido. Ayer, el Poder Judicial determinó que violó la presunción de inocencia de Rosario Robles al declarar, en 2020, que la exfuncionaria peñista seguía presa (y así sigue) porque se había negado a cooperar con la justicia, a diferencia de Emilio Lozoya; hasta hoy el exdirector de Pemex no ha aportado elementos que deriven en la detención de algún pez gordo. Además, la Corte libró de toda responsabilidad a la familia política del fiscal por la muerte de su hermano Federico, tras la filtración de, por decir lo menos, comprometedores audios. Y súmele que muchos dan por hecho su salida de la dependencia. Una limpia, mínimo.

Otra confusión en tribunales

Ayer, en la sesión de la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral, se discutió un recurso promovido por el PRD contra Claudia Sheinbaum. En el debate quedó clara la posición de la mayoría por declarar que la jefa de Gobierno de la CDMX violó la Ley de Revocación de Mandato, por promover en Twitter la consulta del 10 de abril pasado. Pero al contar los votos, el magistrado presidente, Rubén Jesús Lara Patrón, dijo, en el resolutivo 2, que se declaraba la “inexistencia” de la violación. Al final todo se aclaró.

2022, el año de la internacionalización

En la primera semana de mayo, el presidente Andrés Manuel López Obrador tendrá su primera gira al extranjero de este año; el mandatario visitará los países centroamericanos y, a partir de entonces, se mantendrá activo en política internacional, pues para junio participará en la Cumbre de las Américas, en Los Ángeles, y posteriormente será el anfitrión de la Cumbre de Líderes de América del Norte. ¿Qué pasó con aquello de que la mejor política exterior es la política interior?

“No es Covid, no se preocupen”

Durante su comparecencia ante los integrantes de la Comisión de Hacienda del Senado, que preside el morenista Alejandro Armenta, la gobernadora del banco central, Victoria Rodríguez Ceja, tosió de manera repetida, lo cual provocó la preocupación de quienes se encontraban más próximos a ella, como el panista Víctor Fuentes y el propio Alejandro Armenta, quienes la flanqueaban. “No es Covid, no se preocupen, porque me acaba de dar y ya voy saliendo”, dijo entre risas nerviosas de los asistentes.

COLUMNAS ANTERIORES

Fallaron las quinielas en Cultura
Los ‘nacos’, la nueva bancada en el Congreso

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.