Colaborador Invitado

El camino de México hacia un crecimiento económico impulsado por la IA

Los mercados emergentes como México poseen ventajas únicas para aprovechar la IA, como una población joven, conocedora de la tecnología y con un fuerte optimismo respecto al potencial de ésta.

El autor es Vicepresidente de Asuntos Gubernamentales y Políticas Públicas, Mercados Emergentes de Google.

En los últimos 30 años, la tecnología ha acelerado el desarrollo económico y ha ayudado a sacar de la pobreza a más de mil millones de personas. Ahora, los rápidos avances en inteligencia artificial (IA) prometen una nueva era de transformación económica continua y de mejora para nuestras vidas. Un análisis de Goldman Sachs indica que una adopción generalizada de la IA podría añadir 7 por ciento, casi 7 billones de dólares, al PIB mundial en un periodo de 10 años.

Los mercados emergentes como México poseen ventajas únicas para aprovechar la IA, como una población joven, conocedora de la tecnología y con un fuerte optimismo respecto al potencial de ésta (70 por ciento de los mexicanos encuestados cree en su impacto positivo). Además, el nearshoring puede ayudar a México a desarrollar e implementar la IA atrayendo y desarrollando talento, fomentando la transferencia de conocimientos y brindando a las empresas mexicanas emergentes de IA un mejor acceso al mercado estadounidense.

Las tecnologías digitales ya generan un valor económico significativo. Un estudio de Access Partnership encontró que los productos y servicios de Google, como Search, Ads, AdSense, Play, YouTube y Cloud, generaron 266 mil millones de pesos en beneficios económicos para las empresas mexicanas en 2022. Ahora, imaginemos el valor económico adicional que podría aportar la innovación en IA.

Un informe que lanzaremos próximamente examina cómo los países pueden posicionarse como velocistas de IA: países que aprovechan esta tecnología para acelerar rápidamente el desarrollo económico inclusivo. Para que México se convierta en un velocista de IA será necesaria tanto la adopción generalizada de ésta como su adaptación a las necesidades locales. Comparto tres pilares críticos que pueden apoyar a los países en sus ambiciones:

Aprovechar al máximo la Nube: la infraestructura de computación en la nube es la puerta de entrada a través de la cual las empresas y los gobiernos pueden aprovechar el poder de la IA. Brinda acceso a tecnologías de vanguardia, lo que impulsa la eficiencia del gobierno y mejora la prestación de servicios. En 2022, anunciamos el comienzo de la instalación de una región de nube para acercar las soluciones de Google Cloud a más organizaciones mexicanas con alto rendimiento y baja latencia. Esto ayudará a las entidades públicas y privadas a ser más competitivas y acelerar la transformación digital y el despliegue de la IA. Un ejemplo de ello es Christus Muguerza, una empresa líder de salud que utiliza nuestra tecnología para desarrollar un modelo de IA capaz de predecir 77 por ciento de los episodios de dolor agudo en casos postoperatorios, mejorando así significativamente el tratamiento que ofrece a sus pacientes.

Promover las habilidades de IA a través de iniciativas educativas nacionales es esencial para que los países se beneficien plenamente del potencial social y económico de la IA.

Crear una fuerza laboral preparada para la IA requiere de la colaboración entre el gobierno, el sector privado y las instituciones educativas. Esto significa desarrollar tres niveles de fluidez en inteligencia artificial: Uno, estudiantes de IA con alfabetización básica; dos, implementadores de IA que aplican herramientas de esta tecnología; y tres, innovadores de IA que creen soluciones relevantes a nivel local.

Apoyamos activamente los esfuerzos de mejora de las habilidades digitales. Esta semana anunciamos 2 millones de dólares adicionales a nuestra donación inicial de 5 millones de dólares al programa Mujeres Fuerza del Sureste, brindando microcréditos y capacitación digital a 8 mil mujeres emprendedoras en colaboración con la Secretaría de Economía.

Además, nuestro programa Google Career Certificates en México ha brindado capacitación en marketing digital, comercio electrónico y ciberseguridad a decenas de miles de mexicanos durante los últimos cuatro años. Ahora estamos trabajando para ampliar el programa para incluir habilidades esenciales de IA.

Por último, desarrollar políticas públicas propicias puede convertirse en la ventaja competitiva de México en materia de IA. Esto incluye la adopción de una estrategia nacional de IA centrada en aprovechar esta tecnología para objetivos públicos clave, promover un enfoque basado en el riesgo para la regulación de la IA y respaldar los estándares internacionales de esta. La participación de grupos de expertos en políticas, como la reciente subvención de Google al Wilson Center en América Latina y su instituto en México, para apoyar el desarrollo de políticas de inteligencia artificial en América Latina, puede ayudar a garantizar que las políticas mexicanas se alineen con las mejores prácticas y promuevan la innovación.

México se encuentra en un momento crucial. El potencial de la IA para el avance económico y social es innegable, y el optimismo de la nación allana el camino.

Ahora es el momento de adoptar medidas proactivas y colaborativas. Al adoptar la nube, invertir en educación sobre IA e implementar políticas de apoyo, México puede transformarse en un velocista de IA.

Hacia adelante, mantenemos nuestro compromiso para colaborar con todos los sectores para ayudar a México a alcanzar todo su potencial en IA.

COLUMNAS ANTERIORES

Algunos comentarios a la reforma constitucional de la Guardia Nacional
El verdadero costo del Maverick ‘spend’ en las empresas

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.