Colaborador Invitado

Empresas gimnásticas... y tecnológicas

Las empresas gimnásticas nos están dejando claro que la ecuación talento más tecnología es la única forma de avanzar hacia el cambio verdadero.

Juan Francisco Aguilar, director general de Dell Technologies México

Durante los últimos dos años, hemos sido testigos de grandes cambios de paradigma en todos los terrenos en los que la humanidad se desenvuelve, producto en gran medida de una pandemia que, entre otras cosas, ha sido el catalizador de la evolución de las empresas hacia modelos innovadores y mucho más sustentables. Este es el caso de las “Empresas Gimnásticas”, denominadas así por el Project Management Institute (PMI) a partir de la encuesta Pulse of the Profession(1) y son conocidas por ser aquellas que gracias a su dinamismo se centran más en los resultados que en el proceso y que combinan la estructura y la gobernanza con la capacidad de flexionar y pivotar, además de ser altamente capaces de generar, inspirar y materializar la Transformación Digital, entre otras características.

De acuerdo con el PMI, las empresas gimnásticas tienen la particularidad de ser altamente flexibles o estructuradas en sus procesos dependiendo de lo que requiera cada situación, lo que las convierte en entidades dinámicas cuya transformación depende de las personas involucradas, las cuales tienen habilidades que las caracterizan como liderazgo colaborativo, empatía, mentalidad innovadora y empoderamiento para poder desarrollarse continuamente.

Entre las características más sobresalientes de las empresas gimnásticas, destaca la rápida adopción de tecnología con el objetivo de alcanzar sus objetivos de negocio, con un enfoque en los resultados más que en el proceso. Un claro ejemplo, fue el cambio repentino al modelo de trabajo remoto o híbrido, el cual probó la capacidad de estas empresas para adoptar nuevos esquemas y tecnologías: el 73 por ciento de las empresas gimnásticas realizó cambios relacionados con la transformación digital en 2020 (frente al 62 por ciento de las empresas tradicionales) y dos tercios priorizaron el trabajo flexible como parte de su cultura organizacional (frente al 52 por ciento)(2).

En comparación con empresas que mantienen modelos más tradicionales, 66 por ciento de las empresas gimnásticas adoptan más tecnologías nuevas y emergentes contra un 52 por ciento de las empresas tradicionales. Asimismo, 39 por ciento de las empresas gimnásticas adoptan herramientas impulsadas por la Inteligencia Artificial en contraste con un 30 por ciento de adopción por parte de las empresas tradicionales.

La retención de talento en las empresas gimnásticas también es una fortaleza que hay que destacar: el 47 por ciento de ellas prioriza los factores que ayudan a retener y desarrollar a sus colaboradores frente a un 34 por ciento en las empresas tradicionales y ayudan a su gente a trabajar de manera más eficaz utilizando una variedad de poderosos enfoques mejorados por tecnología. De acuerdo con el PMI, empoderan a su gente para que dominen nuevas formas de trabajar mediante la aplicación del enfoque correcto: a veces usando un enfoque ágil, otras veces un enfoque híbrido o en cascada.

De igual forma, las empresas gimnásticas prestan mayor atención a la creación de una cultura digital (el 67 por ciento frente al 52 por ciento). Esto ayuda a explicar por qué las empresas gimnásticas tienen más probabilidades de utilizar diferentes tipos de tecnología y más probabilidades de adoptar la transformación digital y el trabajo flexible.

Las nuevas tendencias tecnológicas también encuentran una mayor adopción en las empresas gimnásticas que en las tradicionales. Solo por citar algunos ejemplos, 66 por ciento de las empresas gimnásticas han implementado soluciones en la nube frente a un 55 por ciento de las empresas tradicionales. Así sucede también con el IoT (37 por ciento contra 29 por ciento) y soluciones 5G (24 por ciento contra 19 por ciento).

Estas diferencias producen resultados contundentes en cuanto a una mayor productividad (71 por ciento frente a 53 por ciento de las empresas tradicionales), al igual que una alta madurez en la dirección de proyectos (52 por ciento frente a 45 por ciento). Las empresas gimnásticas con su flexibilidad en procesos, la priorización de la gestión de talento y la adopción de nuevas tecnologías nos están dejando claro que la ecuación talento más tecnología es la única forma de avanzar hacia el cambio verdadero, sin importar si se trata de nuevos procesos o de nuevas tecnologías.

(1)De acuerdo con la encuesta Pulse of The Profession, llevada a cabo por Project Management Institute en 2021.

(2)De acuerdo con los datos obtenidos en la encuesta Pulse of the Profession de 2021.

COLUMNAS ANTERIORES

Turismo, pilar para la reactivación económica
Banca de desarrollo, una nueva ambición para el clima

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.