Colaborador Invitado

Primer año de gestión como comisionada presidenta del INAI

El INAI confirma su condición como referente mundial en materia de acceso a la información y protección de datos personales.

El 10 de diciembre de 2020, quienes integran el Pleno del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), mis colegas Francisco Javier Acuña Llamas, Adrián Alcalá Méndez, Norma Julieta del Río Venegas, Oscar Mauricio Guerra Ford, Rosendoevgueni Monterrey Chepov y Josefina Román Vergara me concedieron el más alto honor en mi trayectoria profesional en el servicio público, al designarme comisionada presidenta.

Durante este primer año como comisionada presidenta de este Pleno, y observando con plenitud un esquema de eficiencia, austeridad e integridad, y corresponsabilidad de quienes integran este organismo autónomo, hemos trabajado para fortalecer las facultades constitucionales y legales que ejerce y coordina el INAI, con el objetivo principal de acercarlas a cada vez más población, pues somos conscientes de que los derechos humanos que tutelamos son la llave para acceder a otros.

En un contexto marcado por la emergencia sanitaria, la función del Instituto se mantuvo con el claro objetivo de continuar garantizando y acercando el conocimiento y el ejercicio de los derechos de acceso a la información y de protección de datos personales a toda la población. Este trabajo se vio reflejado durante el año en curso, en donde la sociedad realizó más de 302 mil 802 solicitudes de información pública y de protección de datos personales a sus autoridades del orden federal, de las cuales 17 mil 34 respuestas llegaron a la instancia del recurso de revisión ante el INAI para garantizar sus derechos.

Asimismo, el INAI promovió acciones legales a nuestro alcance a fin de salvaguardar las prerrogativas que nos fueron conferidas constitucionalmente. En virtud de ello, ejercimos con responsabilidad la atribución para promover una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en contra del acuerdo del Poder Ejecutivo publicado el 22 de noviembre de 2021 en el Diario Oficial de la Federación, así como diez acciones de inconstitucionalidad, entre las que se destacan las interpuestas en contra del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, la Ley de Transparencia, Acceso a la Información y Buen Gobierno de Oaxaca, y diversas leyes estatales de archivos.

Además, este periodo significó la confirmación del INAI como referente mundial en materia de acceso a la información y protección de datos personales. Sin duda, el liderazgo del Instituto en el ámbito internacional es fruto de la coordinación y liderazgo de mis colegas comisionados Josefina Román Vergara, Francisco Javier Acuña Llamas, Adrián Alcalá Méndez y Óscar Guerra Ford, quienes liderando un gran equipo de trabajo favorecieron la presencia internacional del Instituto.

Con la más alta responsabilidad y orgullo, asumimos la Presidencia de la Asamblea Global de Privacidad, de la Red de Transparencia y Acceso a la Información (RTA) y del Comité Ejecutivo de la Conferencia Internacional de Comisionados de la Información (ICIC), así como la vicepresidencia de la Red para la Integridad, y la Secretaría Técnica del Grupo de Trabajo de Acceso a la Información y Transparencia de la Asociación Latinoamericana de Archivos (ALA).

A unos días de concluir 2021, me gustaría reconocer la labor y los logros obtenidos por mis colegas del Pleno, por las ciudadanas y ciudadanos que integran el Consejo Consultivo del INAI, y por la gran comunidad de servidores públicos que orgullosamente tengo el honor de encabezar.

A la sociedad, les agradezco la confianza y apoyo a este su Instituto, y les reitero nuestro compromiso y convicción para seguir trabajando a favor de los derechos humanos que tutelamos.

Por un INAI de todas y todos.

COLUMNAS ANTERIORES

Políticas que generan valor
Turno aleatorio de juicios y recursos en el TEPJF: expresión de justicia abierta

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.