Colaborador Invitado

El cambio climático está cambiando el sistema financiero

Si no se toman medidas contundentes de mitigación, adaptación y resiliencia, el cambio climático transformará drásticamente el sistema financiero.

Climate Reality y Voto X el Clima están haciendo un importante llamado para unirte a demandar acciones contundentes contra el cambio climático.

El cambio climático plantea riesgos para la seguridad financiera del mundo. Las economías de 10 países, entre los que destacan Australia, Japón, Alemania, India y México, se han visto sumamente afectadas por los huracanes, inundaciones, sequías e incendios.

Hay muchos países en los que se ve que la crisis climática es una crisis para el sistema financiero, tal cual lo comentó Adrián Franco, exfuncionario del Banco de la Reserva Federal de Nueva York. Asimismo, la inacción ante el cambio climático nos costaría como país perder hasta 4.5 veces del PIB con fuertes efectos en las economías de las principales ciudades del país. (Francisco Estrada, profesor investigador de la UNAM).

Si no se toman medidas contundentes de mitigación, adaptación y resiliencia climática, el cambio climático transformará drásticamente el sistema financiero aumentando sus riesgos físicos y riesgos de transición. Los primeros se refieren al deterioro de propiedades, que si están aseguradas serán cubiertas por el asegurador, de lo contrario, la familia o la empresa deberá hacer frente a esas pérdidas, aumentando la morosidad y la disminución de valor en los activos afectados.

Los riesgos de transición son los recursos que se invierten para transformar los modelos a economías bajas en carbono. Las políticas que ponen límites a las emisiones de CO2 o impuestos al carbono, modificarían el sentimiento del mercado y alterarían los patrones de demanda y producción de la economía, en donde indudablemente ocasionarían pérdida en el valor de un cierto volumen de activos financieros, que sin duda, son un punto de inflexión para saltar a una economía sostenible.

En nuestro país, el liderazgo del Banco de México, Hacienda, la Consar y FIRA, entre otras instituciones financieras que forman parte del reciente Comité de Finanzas Sostenibles del Consejo Consultivo de Estabilidad Financiera del país, han permitido acelerar inversiones sostenibles que disminuyen los riesgos climáticos y sociales de la economía mexicana. Instrumentos como el Bono Soberano de los ODS de la Agenda 2030 que emitió Hacienda, así como el Bono Verde de FIRA, son ejemplos claros de esta política pública.

PARA DISMINUIR LOS RIESGOS FINANCIEROS POR EL CAMBIO CLIMÁTICO, NECESITAMOS ACCIONES REALES

“24 Horas de Realidad: HAGÁMOSLO REAL” convocado por Climate Reality y Voto X el Clima, este 29 de octubre para exigir que los líderes de todo el mundo actúen con medidas reales y ambiciosas que disminuyan el impacto del cambio climático en nuestras vidas.

¿Qué acciones reales necesitamos?

Reducción de emisiones: planes concretos para la reducción inmediata de las emisiones de gases de efecto invernadero que están calentando el planeta, incrementando los riesgos financieros y económicos de los países, así como bajando la calidad del aire que afecta a nuestra salud.

Cooperación entre países: las naciones ricas y contaminantes deben brindar apoyo financiero y los países receptores debemos aceptarlo y mejorar mecanismos de transparencia. Las naciones más contaminantes deben aceptar el daño que han creado y comprometerse de forma ambiciosa para un futuro inmediato de transparencia, equidad y justicia.

Transitar a energías renovables: no necesitamos depender en su totalidad de los combustibles fósiles que están acelerando el cambio climático y afectando todos los ecosistemas que nos dan aire puro, agua y alimentos sanos, las energías limpias son eficientes y ayudan a enfriar el planeta.

Proteger a los defensores del territorio y los ecosistemas: detener los cambios de uso de suelo e impulsar inversiones para soluciones basadas en la naturaleza que incluyan la participación de las comunidades locales.

Te invitamos a que te unas a la campaña y evolucionemos juntos hacia a una economía sostenible, que garantice no solo la permanencia de la empresa y del sistema financiero, si no de la humanidad misma.

Gemma Santana es exdirectora de la Agenda 2030 en Presidencia de la República 2019-2020.

COLUMNAS ANTERIORES

La economía circular, clave para alcanzar la sostenibilidad
Con maroma y teatro Hamilton gana y empata en el torneo

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.