Carlos Ruiz Gonzalez

Deconstrucción y reconfiguración. Un enfoque diferente ante la nueva realidad

Deconstruir nos ayuda a diseñar el futuro. Habrá que emprender nuevas rutas, nuevos caminos, salirnos de nuestra zona de confort, vencer el miedo y adentrarnos en la zona de aprendizaje.

“They know enough who know how to learn”

(Saben suficiente quienes saben aprender)

Henry Adams (1838-1918)

“Puedes analizar el pasado, pero tienes que diseñar el futuro”

Edward de Bono (1933-2021)

¿Dejando atrás la pandemia? Parece que, ahora sí, vamos dejando atrás la pandemia. Los contagios van disminuyendo, los decesos también y el porcentaje de vacunados ya es mayoría. Sin embargo, todos estaremos de acuerdo en que no volveremos a la realidad de antes. Las cosas ya no van a ser iguales, la pandemia ha representado un replanteamiento de nuestras vidas y en realidad ¿estamos regresando? o mejor dicho sumergiéndonos en una nueva realidad.

Ya lo habíamos comentado, estamos en un nuevo inicio: la pandemia ha marcado un antes y un después en nuestras vidas. La gente se replanteará sus metas personales, de trabajo, de salud, de dinero, de vida... Viene una época de grandes cambios de hábitos y de pensamiento.

¿Cómo afrontar la nueva realidad? Se han escrito muchos consejos al respecto, todos aprovechables, todos destacan el hecho de que habrá que “aprender y desaprender” que muchas de las cosas que hacíamos antes las modificaremos, o de plano ya no las haremos, y que tendremos que adquirir nuevas habilidades, capacidades, competencias.

Jugando con el LEGO. Sucede como cuando, jugando con LEGO terminamos, digamos una casita, y ahora queremos deshacerla y construir un barco. Aquí tenemos una metáfora de las teorías de deconstrucción y reconfiguración, al deshacer la casita la estamos “deconstruyendo” la estamos desensamblando en sus partes, y al construir (ensamblar) el barco estamos “reconstruyendo” pieza por pieza. Ahora bien, aquí no termina el símil, hay piezas que utilizamos en la casita que no nos van a servir –a la hora de hacer el barco– y hay piezas que nos harán falta, es obvio. Pues pensemos que las “piezas” de LEGO son las capacidades o competencias, al cambiar la configuración, habrá algunas que no nos sirvan, habría otras que habrá que conseguir. Así de claro el ejemplo.

¿Qué es deconstrucción? Según el filósofo francés Jacques Derrida (1930-2004), creador del término, hay que entenderlo no en el sentido de disolver o de destruir, sino en el de analizar las estructuras que forman el elemento discursivo en un texto(1). La idea tuvo mucho pegue a finales del siglo XX, Derrida se volvió muy famoso y otras disciplinas (ciencias y artes) tomaron el término y lo aplicaron a sus quehaceres (La arquitectura, por ejemplo, con Frank Gehry, el famoso arquitecto del museo Guggenheim de Bilbao, o Ferrán Adrià, el chef que revolucionó la gastronomía en su legendario restaurante El Bulli, también se utilizó en diseño de muebles, en alta costura y hasta en cine (ver “Deconstructing Harry”, 1997, del cineasta Woody Allen).

Deconstruir nos ayuda a diseñar el futuro. “Puedes analizar el pasado, pero tienes que diseñar el futuro”, afirmaba el conocido autor, recientemente fallecido, Edward de Bono. En efecto vale la pena analizar el pasado, realizar un buen diagnóstico, centrándonos en nuestras habilidades y limitaciones, pero también detectando oportunidades y amenazas en esta nueva realidad, esto para diseñar nuestra propia y personal estrategia. Finalmente se trata de estimular la creatividad (que es el detonante de la innovación) para poder innovarnos, transformarnos en todos los ámbitos de nuestra vida, no solo en el ámbito profesional, también en los demás. El físico, el intelectual, el espiritual y el social.

Habrá que emprender nuevas rutas, nuevos caminos, salirnos de nuestra zona de confort, vencer el miedo y adentrarnos en la zona de aprendizaje, para finalmente arribar a una zona de crecimiento, que procuraremos sea continuo, así que, con mucho ánimo, a reaprender, a adaptarse. Finalmente, a reinventarse (personalmente y en la empresa) ¿Cómo? Bueno, se nos acaba el espacio, continuaremos en 2 semanas….

(1) La idea de deconstrucción se emplea en el terreno de la Filosofía y de la teoría literaria, con referencia al acto y el resultado de deconstruir. Este verbo, que procede del vocablo francés déconstruire, alude a desmontar una cierta estructura conceptual a través de un análisis intelectual

* Profesor decano del área de Política de Empresa en el IPADE Business School

COLUMNAS ANTERIORES

El rol del consejo en las instituciones
Una guía para envejecer

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.