Energía para todos

Que no te sorprendan, el litio importa y mucho

Hacia 2040, la demanda de litio por parte de la industria energética en general crecerá al menos 40 veces.

Analizar qué vamos a hacer con el litio antes de dar concesiones a diestra y siniestra, como se quiso hacer en la parte final del sexenio pasado, y aún sin tener datos precisos sobre los recursos que México tiene de este mineral, es lo más prudente.

Contrario a las voces que afirman que ni tenemos tanto litio, y que ni es seguro que valga, la industria que lo demanda, primordialmente la automotriz -con el boom de los autos eléctricos-, indica todo lo contrario.

De acuerdo con datos de la Agencia Internacional de Energía, el litio forma parte crucial de la transición hacia la movilidad cada vez más eléctrica. En el reporte ‘El papel de los minerales críticos en las transiciones de energía limpia’, el organismo afirma que el mundo enfrentará una posible escasez de litio y cobalto a partir de 2025, derivado de la altísima demanda, a menos que se realicen las inversiones suficientes para expandir la producción.

Y no es para menos, hacia 2040, la demanda de litio por parte de la industria energética en general crecerá al menos 40 veces (en un escenario donde se cumplan las metas del Acuerdo de París), liderando de esta forma a otros minerales que vienen detrás como el grafito, cobalto y níquel, que también tendrán una demanda importante en los siguientes años, pero mucho menor que el litio.

A pesar de que en los últimos 10 años el precio de las baterías de litio ha disminuido 90 por ciento, el peso de las materias primeras dentro de esta ecuación ha crecido, al pasar de 40 por ciento hace cinco años, hasta 70 por ciento actualmente.

Sin embargo, lo cierto es que la industria del litio es bastante exigente. Los ingenieros mineros agrupados en la AIMMGM, afirman que de cada mil prospectos donde pudiera obtenerse el litio, solo uno llega a convertirse en mina, con una etapa de exploración previa que puede tomar de entre cinco hasta 20 años.

Los expertos de la AIMMGM afirman que en México se han localizado arcillas con contenidos de litio, pero en ningún país se ha producido y comercializado litio procedente de arcillas. En este sentido, aclaran que es necesario esperar a que el yacimiento que tiene la empresa de capital chino Bacanora, en el estado de Sonora (perdonen la cacofonía), pudiera ser rentable.

Una vez que la reforma a la Ley Minera, donde queda nacionalizado el recurso, aguarda a ser publicada en el Diario Oficial de la Federación, urge un plan con números y fechas para que, primero, se confirme la viabilidad comercial de los proyectos, y después desarrollarlos, porque de que el litio es importante, es importante.

A la fuerza, nada

De la reforma eléctrica salió lo que tenía que salir. Fue un ejercicio democrático que no incluyó pactos oscuros a la fuerza. Mejor no tener reforma, que una reforma comprada, sellada y cargada de intereses político-económicos, que sean su principio y también su fin.

Si el sector eléctrico fuera un sartén, el gobierno federal aún lo tiene por el mango, pues la Suprema Corte desechó las controversias sobre los cambios realizados en febrero de 2021 a la Ley de la Industria Eléctrica.

En este espacio hemos expresado que una de las grandes debilidades de la reforma peñista de 2013 fue dar por hecho que serían eternos en el poder, y aprobar un marco jurídico sin siquiera considerar a la oposición. La culpa no es de los que llegaron, sino de los que así la dejaron.

Y hablando de industrias extractivas

Incierto es el futuro de Guillermo El Billy Álvarez Cuevas, Federico Sarabia y Alberto López, quienes junto con otros 206 socios de la Cooperativa Cruz Azul, fueron excluidos de sus derechos como miembros en la Asamblea General celebrada el lunes.

Se les acusa de despojo, lavado de dinero y hasta de robo de cemento. De acuerdo con las denuncias, las operaciones se habrían apoyado en las empresas Lasoid Group, Pestore Comercializadora, Estudio Logístico Foráneo, y Loasis Connection Services. Todas ellas con cuentas bancarias bloqueadas actualmente por la autoridad.

COLUMNAS ANTERIORES

La resiliencia energética
Reforma eléctrica pasa su primer factura

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.