Desde San Lázaro

Al carajo

Ya no insistan en el tema de los facultativos cubanos, so riesgo de que AMLO los mande al carajo.

Las brigadas cubanas de adoctrinamiento están más que listas para recorrer las zonas rurales del país para sembrar la semilla del socialismo, en torno a un proyecto político que podría ser sempiterno en nuestro país.

La obstinación presidencial por justificar la presencia de los médicos de la isla raya en la incongruencia, ya que por un lado pugna por mejorar el sistema de salud pública del país con personal médico mejor preparado y pagado; y por otro, en los hechos, ocurre lo contrario al persistir el desabasto de medicamentos y ahora con desplazar a mexicanos por extranjeros que carecen de la validación oficial respectiva.

Los acuerdos alcanzados en la última gira del presidente López Obrador con su homólogo cubano, Miguel Díaz-Canel, no solo fueron de orden político-ideológico, sino también de recursos del presupuesto mexicano que serán destinados a las arcas públicas del gobierno del Caribe, bueno, esto en el mejor de los casos.

Recordemos que los propósitos de hegemonía y de predominio de los gobiernos alineados al Foro de Sao Paulo requieren necesariamente de recursos monetarios y de mantener el poder para consolidar las dictaduras que emanen de ellos.

Efectivamente, hay una pugna en el cono sur del continente americano entre la democracia y el totalitarismo y que a la postre ajustará los equilibrios geopolíticos de la región.

Los perdedores de la imposición de los doctores cubanos en México obviamente es el personal médico de México, ya que entre sus filas prevalece el desempleo, los magros sueldos y la escasa protección que les dio el sector salud durante la pandemia, razón por la cual nuestro país alcanzó el primer lugar de fallecidos a nivel mundial, en este sector.

Veremos cómo se pasan por el arco del triunfo los ordenamientos legales que exigen en la práctica profesional médica, la validación de las carreras profesionales, además de cumplir con una ficha curricular mínima y cursos de actualización para ejercer la profesión.

La diputada federal, Macarena Chávez Flores, solicitó a las secretarías de Educación Pública, de Salud y de Hacienda y Crédito Público informen a la Cámara de Diputados sobre los procedimientos administrativos y de presupuestos que aplicarán para hacer cumplir el compromiso con el régimen cubano por atraer al país a 500 profesionales de la salud.

La legisladora recordó que, para poder ejercer la medicina en México, se debe cumplir con requisitos que pasan por una normatividad a cargo de las secretarías de Educación Pública y de Salud, y añadió que mientras el Legislativo no las modifique, esas instancias están obligadas a hacerlas valer.

Si bien México ha sido un país solidario y de puertas abiertas para las naciones hermanas, en estos momentos pospandemia lo urgente es incentivar el crecimiento interno, mismo que pasa por generar espacios de trabajo para nuestros profesionistas.

Además de garantizarles las condiciones de seguridad e infraestructura que les permitan desarrollar sus capacidades, porque no es que carezcamos de personal médico, sino que el gobierno ha sido omiso en cumplir con su responsabilidad en materia de infraestructura hospitalaria, caminos, electrificación y equipamiento para las zonas de alta y muy alta marginación.

Mientras el Legislativo no modifique las leyes de profesiones, de educación superior y de salud, todo aquel profesional que quiera desempeñarse en México debe apegarse a la normatividad,y el Estado hacerla cumplir.

La legisladora llamó al Ejecutivo Federal para resarcir la deuda que tiene con el personal médico mexicano y cumpla con la palabra empeñada en octubre de 2018 cuando dijo que haría valer el derecho de las y los mexicanos a la salud mediante un servicio médico ‘de primera’, similar al de países como Inglaterra, Dinamarca o Suecia.

No es la primera vez que el presidente ataca a los médicos mexicanos; lo ha hecho de palabra y de acción, ya que, hay que recordar, el personal médico del sector privado no fue considerado como grupo prioritario para vacunarlos contra el COVID-19, como ocurrió en la mayoría de los países del orbe.

Ante la promesa presidencial, veremos cuántos médicos nacionales serán contratados en los próximos días, bajo qué condiciones y sobre todo, en qué niveles de emolumentos y si estos estarán a la par de los 140 mil pesos mensuales que se les pagará a los médicos cubanos, quienes estarán contratados por los próximos dos años.

Y ya no insistan en el tema de los facultativos cubanos, so riesgo de que AMLO los mande al carajo.

COLUMNAS ANTERIORES

Alito deja el PRI
Hechos, no cortinas de humo

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.