Desde San Lázaro

Un candidato presidencial de la oposición

El Frente Cívico Nacional buscará impulsar una candidatura ciudadana para ser la oposición de Morena en las elecciones de 2024, comenta Alejo Sánchez Cano.

A la mitad de un sexenio que ha sido desastroso para el país, el proyecto político de Andrés Manuel López Obrador enfrenta diversas amenazas, sin embargo, la principal es provocada por él mismo, ante las desatinadas decisiones que ha tomado en el ámbito económico, político y social.

Los escasos logros, si es que los hay, son borrados por las grandes pifias y ocurrencias que acotan los márgenes de operación y viabilidad hacia el futuro del actual régimen.

En el ámbito económico, la recesión se enseñorea en el país, no obstante que era previsible un rebote ante la caída del PIB, no se mantuvo en márgenes positivos, por lo que se observa, desde ahora, que el PIB, durante el sexenio actual será negativo, es decir no habrá crecimiento económico.

Con un gobierno cada vez más endeudado y con ingresos provenientes, en este momento, del alto precio de la mezcla mexicana en los mercados internacionales, los cuales se reducirán a partir del próximo año, se prevé que las arcas nacionales apenas puedan fondear las pensiones, el pago de la deuda, los intereses, algunos programas del gobierno de política social-electoral, los tres elefantes blancos y el gasto corriente.

La inflación seguirá destrozando los pocos ingresos de las clases sociales más desfavorecidas y la fuga de capitales que en el último trimestre fue de 14 mil 596 millones de dólares, recrudece la desconfianza de inversionistas.

La crisis sanitaria por desabasto de medicamentos y el impacto de la pandemia, tiene colapsado en sistema de salud pública y el control de amplias regiones del país, por parte de los criminales, ponen de manifiesto la existencia de un Estado Fallido.

Los más de 600 mil muertos por Covid, es otra alarmante señal de que se tiene el peor gobierno en el peor momento, empero este escenario no corresponde a los niveles de popularidad que tiene el presidente, de acuerdo a sus panegíricos y a los estudios de opinión, entonces, en la cruda realidad, no hay duda de que AMLO está en declive en sus reales niveles de aceptación.

En contraparte, los opositores a la mal llamada 4T se tardan para conformar un bloque nacional opositor, no solo por partidos políticos, sino, principalmente por la sociedad.

Si bien es cierto que la coalición Va por México, integrada por PAN, PRI y PRD significó un avance en la conquista de posiciones en las recientes elecciones federales, sobre todo en la Cámara de Diputados, también es una realidad que este bloque se tambalea cada vez que el presidente de la República da un manotazo que los asusta, principalmente a la cúpula y legisladores del Revolucionario Institucional.

En este momento, no se vislumbra al personaje que puede ostentar la candidatura presidencial de la oposición, aunque hay opciones interesantes, lo cierto es que todavía no repunta en el ánimo popular.

En este contexto es plausible que se haya formado el Frente Cívico Nacional que buscará ser oposición de Morena en las elecciones presidenciales del 2024, al impulsar una candidatura ciudadana y ser contrapeso ante un “poder arbitrario”.

La convocatoria que ha lanzado el Frente está dirigida a organizaciones y ciudadanos que participen en la construcción de esta alternativa política.

Llama la atención la propuesta de llevar a cabo debates en todo el país y que el INE organice una elección primaria para que los ciudadanos elijan a un candidato único que los abandere en la elección presidencial.

Resulta ocioso en mi opinión, enumerar la lista de los fundadores de este Frente, cuando lo relevante son sus propósitos y su altura de miras.

Mientras que en Morena, su candidata o candidato será elegido por dedazo disfrazado por un guante denominado “encuesta patito”, en este Frente será seleccionado por la mayoría de los ciudadanos que decidan participar en este ejercicio democrático.

La opción que representa el Frente Cívico Nacional es además de interesante, oportuno ya que no obstante que faltan dos años y medio para que los partidos políticos hagan del conocimiento público a sus candidatos para la presidencia, la realidad es que apenas se está en tiempo para organizar los debates y la elección primaria y luego, hacer crecer al ganador rumbo a la presidencia.

COLUMNAS ANTERIORES

De Pasta de Conchos a Sabinas
¿Narcoterrorismo?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.