Desde San Lázaro

En tres años, el país huele a muerte

López Obrador ha invitado a llenar el Zócalo para su tercer Informe sin importarle la variante ómicron del COVID y los contagios.

Como en los buenos tiempos del PRI, López Obrador instruye llenar el Zócalo con motivo del tercer año de gobierno con los acarreados provenientes de las dependencias de gobierno sindicatos, beneficiarios de los programas sociales y todo aquel que cobra en las nóminas oficiales.

Quiere el presidente que el Zócalo luzca repleto sin importar el alto riesgo que ello representa para los asistentes, ante el contagio por COVID, incluyendo la nueva variante sudafricana ómicron, que seguramente ya está en nuestro país, con la complacencia de las autoridades de salud, en especial del responsable de varios miles de fallecimientos, Hugo López Gatell.

El contagiadero no importa mientras que la multitud alimente el ego del primer mandatario.

Ya son tres años de gobierno que se han pasado como media hora, pero abajo del agua, y los resultados no podrían ser peores, sobre todo para el pueblo, conformado por los pobres y los que viven en condiciones de marginación extrema, además de la clase media que se desvanece como el rocío matutino. El nuevo impuesto para hundirlos más, la inflación, presenta niveles de 7.05 por ciento en la primera quincena de noviembre, la más alta desde abril de 2001.

Los escasos recursos económicos que llegan a los hogares se van como agua entre las manos por el alza en los precios, no solo de los productos de la canasta básica, sino de otros insumos de primera necesidad que consumen.

Podrá AMLO subir el salario mínimo por decreto, pero esas nimias alzas se evaporan por la inflación.

La crisis económica inhibe la creación de empleos formales y obliga a que, verbigracia, las Pymes sigan cerrando con el consecuente despido de los empleados que tienen.

El PIB se desplomó cuando todas las economías emergentes del mundo presentan rebotes positivos. En México, de acuerdo al Inegi, el PIB retrocedió 0.4 por ciento con respecto al registrado en octubre, esto significa que de ninguna manera se alcanzará siquiera un crecimiento de 5 por ciento anual, lo que colocaría al país con un PIB negativo para los tres primeros años de AMLO.

México no ha crecido económicamente con AMLO.

Por lo menos hay más de 4 millones de nuevos pobres desde diciembre de 2020, de acuerdo con cifras del Coneval, lo que pone en evidencia la ineficacia de los programas sociales del tabasqueño, que como se sabe, solo han servido para conformar una base político electoral, pero no para abatir la pobreza.

Hay más pobres con AMLO.

La violencia extrema es la peor de los últimos sexenios y ello a pesar de que López atiende el tema de la inseguridad en la madrugada, lo que significa que sus reuniones en este tema no han servido para nada.

De diciembre de 2018 a septiembre de 2021 suman 100 mil 300 víctimas en el país, de las cuales 99 mil 569 son homicidios dolosos y más de 2 mil 800 feminicidios, según las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

México es más sangriento con AMLO.

La pandemia ha cobrado la vida de más de 600 mil mexicanos y merced al descuido gubernamental por ser tan laxo en las medidas que eviten la cuarta ola de contagios, ahora con la nueva variante sudafricana, estas cifras continuarán con un alza progresiva.

La lentitud en la vacunación generalizada es criminal ya que, por ejemplo, a los maestros se les vacunaron en el primer semestre del año, con CanSino, la vacuna china, que dicen que es de una solo dosis, empero, la realidad exige dos tomas y no se ve para cuando les pongan la segunda dosis

A los niños y adolescentes apenas empezarán a aplicárselas y cada vez crece el número de la población rezagada que carece del antígeno, no obstante que el gobierno anunció que ya se había culminado ese proceso.

Con AMLO, el país está entre los peores del orbe en enfrentar la pandemia.

El país huele a muerte con López Obrador.

Tres años de fracaso y desastre que al contrastarlos con el informe que dará AMLO este 1 de diciembre, será como comparar el día con la noche o más claramente el cielo con el infierno.

Mentiras y más mentiras, para culminar con una que otra falacia.

COLUMNAS ANTERIORES

AMLO, con todo para apropiarse del INE
La ‘juventud dorada’, por gratuidad en servicios médicos

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.