Desde San Lázaro

Restituir el Fonden

El gobierno liquidó el Fondo de Desastres Naturales, que en el pasado se instituyó para tener los recursos para atender a la población afectada y la infraestructura de las regiones devastadas.

A los damnificados por el paso del huracán Grace que afectó la mitad del territorio nacional, el presidente López Obrador les prometió apoyos económicos directos, mediante un censo… A la fecha siguen esperando la anhelada ayuda.

Sin fondos de contingencias, aunque la voluntad de ayudar sea mucha, no hay forma de hacerlo y menos cuando el presupuesto se dedica a obras y programas que no sirven para atender las necesidades más acuciantes de la población.

Ahora los damnificados de Tula y varias regiones de Hidalgo -así como en Ecatepec y otros municipios en el Estado de México- por las lluvias y desbordamientos de ríos y embalses, están en peores condiciones, ya que la negligencia de las autoridades del IMSS al soslayar las alertas sobre el inminente desbordamiento de los ríos Tula y Rosas, causó la muerte de 17 pacientes por la falta de suministro de oxígeno.

Ante estas tragedias provocadas por el impacto de la naturaleza y por la negligencia de las autoridades, el gobierno carece del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) que en el pasado se instituyó para, precisamente, contar con el presupuesto necesario para atender a la población afectada y la infraestructura de las regiones devastadas.

El temblor del 7 de septiembre también causó daños severos en el puerto de Acapulco y en varias regiones de Guerrero, sin embargo, tampoco tendrán apoyos económicos del gobierno federal, para la población afectada.

En plena temporada de huracanes y al parecer también de temblores, ya que en septiembre han ocurrido los dos movimientos telúricos más severos de los últimos 100 años, se carece de los fondos para contingencias y de fideicomisos que, tanto el PRI como el PAN, crearon para tener el dinero disponible para auxiliar a la población en casos de desastres naturales.

AMLO desapareció los fideicomisos, entre ellos, el Fonden.

Ahora, desde San Lázaro, los diputados de la LXV Legislatura reclaman por esos fondos perdidos y piden su restitución y revivir al Fonden.

Hasta los diputados de Morena se han sumado a esa petición.

La legisladora Lidia García Anaya (Morena) instó al gobierno a proporcionar el apoyo necesario a los pobladores damnificados por las recientes lluvias en el estado de Hidalgo debido al desbordamiento de los ríos de Tula y Rosas.

Refirió que ya se ha aplicado en la zona el Plan DN-III-E, pero los desbordamientos han dejado graves afectaciones, como en el Hospital General de Zona con Medicina Familiar (HGZ/MF) No. 5, del IMSS, donde lamentablemente fallecieron 17 personas.

Las fuertes tormentas han afectado también a la capital del estado, provocando múltiples inundaciones, así como una crisis sanitaria de graves riesgos, debido a que se tratan de aguas negras que alcanzaron hasta cinco metros de altura.

A su vez, la diputada María Isabel Alfaro Morales (Morena) hizo un llamado a la solidaridad en la zona afectada, y reiteró la importancia de que se sumen esfuerzos de los tres órdenes de gobierno en apoyo a los pobladores de las colonias afectadas en la entidad.

Por su parte, los diputados del PRI lamentaron la desaparición del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) realizada por el gobierno federal.

Informaron que trabajarán en bloque con el objetivo de que se regresen estos recursos a la población en situaciones de emergencia por fenómenos naturales.

En su oportunidad, la legisladora Sayonara Vargas Rodríguez destacó que es una opinión generalizada, no sólo del PRI, que se han dejado solos en cuanto al presupuesto a los gobiernos estatales y municipales, lo que se refleja en la crisis que hoy se vive. Por ello conminó a que fluyan todos esos apoyos federales que están invisibles desde hace casi tres años.

Por su parte, ante las precipitaciones intensas ocurridas en el Estado de México, que han causado grandes daños en infraestructura y a la población, el diputado federal Gustavo Cárdenas Monroy lamentó la desaparición del Fonden y destacó la importancia de que la población cuente con recursos suficientes para atender la situación de emergencia por efectos meteorológicos.

COLUMNAS ANTERIORES

Los niños y adolescentes no votan
Evaluación por la pandemia y en desviación de recursos

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.