Mis Finanzas

10 aprendizajes que nos han dejado las criptomonedas

Es preferible tomar utilidades en forma programada y permitir a otros el tramo de la elevada especulación.

La advertencia sobre el enorme riesgo de invertir en criptomonedas era precisamente la posibilidad de abruptas caídas por su elevado componente especulativo. Algunos se hicieron multimillonarios y otros se empobrecieron, pero creo que para todos deja un aprendizaje, incluso para quienes prefirieron no participar en este instrumento.

1.- Aun cuando utilizan una tecnología blockchain que promete ser ‘segura’ para las transacciones, se registraron innumerables casos de fraudes a través de plataformas.

2.- En efecto, se presentaron alzas espectaculares; sin embargo, tengamos cuidado con las modas y entendamos que ‘siempre’ habrá una relación directa entre riesgo y rendimiento.

3.- Es conveniente escuchar las voces de alerta. Había crypto lovers que atacaban a los detractores, en lugar de valorar las críticas para comprender la vulnerabilidad.

4.- Una enseñanza es la de procurar inversiones bien diversificadas. Hubo quienes ‘apostaron’ hasta lo que no tenían, apalancándose, y las consecuencias fueron la quiebra financiera personal. Al ser un activo especulativo, se recomienda un peso mínimo en el portafolio.

5.- Queda demostrado que más allá de una ‘buena opción de inversión’, el timing es fundamental, es decir, si se participó sólo en las alzas se obtuvieron grandes ganancias. El análisis debe incluir también la perspectiva de los mejores momentos para entrar y salir.

6.- Se confirma que la interacción entre la oferta y la demanda establece la cotización. En este sentido, puede llegar a ser irracional, pues depende de la percepción subjetiva del mercado. Lo anterior explica por qué las criptomonedas alcanzaron precios estratosféricos a pesar de no estar respaldadas por una nación o activos físicos.

7.- Un consejo reiterativo en este espacio es el conocer el mercado en donde se depositan los recursos, para identificar los riesgos y evitar llevarnos sorpresas por arriba de lo normal.

8.- Entender que se gana o pierde hasta vender el instrumento y todo lo que esté representando en un estado de cuenta u hoja de Excel es tan sólo una valoración en un momento determinado.

9.- Quedó patente la cualidad de ser previsor y no dejarse llevar por la avaricia. Es preferible tomar utilidades en forma programada y permitir a otros el tramo de la elevada especulación.

10.- Diferenciar las inversiones patrimoniales de largo plazo, de las especulativas de corto. Esto ayuda a definir los montos y el tiempo que se destina a cada una.

¿Tienes más aprendizajes sobre las criptomonedas? Coméntame en Instagram: @atovar.castro Twitter: @albertotovarc

Alberto Tovar

Alberto Tovar

Economista, especializado en negocios y finanzas personales; certificado como coach de vida y equipos. Actualmente es el Director Regional de la Zona Norte de El Financiero. Ofrece conferencias y consultoría a organizaciones diversas.

COLUMNAS ANTERIORES

¿Te gustaría construir tu búnker financiero?
¿Te gustaría pertenecer a la generación U?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.