Mis Finanzas

¿Ya no hay excusas para emprender?

Alberto Tovar conversó con Agustín García, cofundador de la plataforma Bendo, que nace con la misión de acabar con las excusas y miedos para empezar un negocio propio.

“Emprender siempre es incierto; no sabes en dónde vas a estar en los siguientes seis meses. Es como una montaña rusa, un día crees que lo estás logrando todo y al otro que te equivocaste por abandonar tu carrera”, me comenta Agustín García, cofundador de la plataforma Bendo, que nace con la misión de acabar con las excusas y miedos para empezar un negocio propio, pues asegura que es posible arrancarlo en cinco minutos.

Tuve la oportunidad de platicar con Agustín en el podcast de Dinero y Felicidad. Él es un joven de 29 años con experiencia en banca, fondos y startups. Han logrado levantar capital y su oferta de mercado está en marcha como una manera más de participar en la llamada share o gig economy.

De momento ya tienen cinco mil productos, con cuatro mil potenciales empresarios, pero dice que existen en Latinoamérica alrededor de 15 millones de personas en las ventas en línea o por catálogo, mientras en México son aproximadamente tres millones.

El modelo de Bendo captura a la tradicional venta por catálogo con la ventaja de no requerir capital, ni ocuparse de la logística de cobro, financiamiento o entrega, lo cual permite que en forma muy rápida se pueda empezar.

Está enfocada a la idea de complementar los ingresos. La diferencia con otros modelos es que no es necesario producir algún tipo de bien, ni contar con miles de seguidores. Van dirigidos a las micro ventas de la red social con la que cuentan los usuarios y a la habilidad para generar la operación. Afirma que lo único requerido es un móvil y conexión de internet.

Bendo proporciona los artículos para que comercialicen en redes sociales, amigos y familiares, llevándose una comisión a través de su propia tienda en línea que ellos mismos construyen.

Pronostican que el ecommerce será cada vez más social y menos masivo, pues se complicará por los costos de atraer tráfico y por las restricciones de privacidad.

Es el ‘coctel perfecto’, puntualiza Agustín, “la marca coloca su inventario en un canal privado que no le canibaliza ventas; el empresario comisiona con productos fáciles de vender, porque son de marcas legítimas que ya tiene un cierto valor, mientras el consumidor tiene una atención personalizada con alguien de confianza, con las ventajas del ecommerce

Si quieres escuchar la charla completa, puedes hacerlo en el podcast de Dinero y Felicidad en sitios como Spotify y Apple Podcast, entre otros.

¿Todavía no participas en la share economy? Coméntame en Instagram: @atovar.castro y Twitter: @albertotovarc

Alberto Tovar

Alberto Tovar

Economista, especializado en negocios y finanzas personales; certificado como coach de vida y equipos. Actualmente es el Director Regional de la Zona Norte de El Financiero. Ofrece conferencias y consultoría a organizaciones diversas.

COLUMNAS ANTERIORES

Cinco mitos sobre el endeudamiento
¿Te gustaría construir tu búnker financiero?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.