Mis Finanzas

¿Comprarías la criptomoneda Idiot Coin?

Las criptomonedas son inestables, porque cuando hay una posición de aceptación, sube su precio, y cuando algún gobierno o institución la limita, se desploma.

No podemos abstraernos de la función del dinero y de su razón de ser. Aún cuando existan formas avanzadas de representarlo, su característica central es que debe ser plenamente aceptado como lo fue la sal en la antigüedad; los metales preciosos o los billetes y monedas. Por eso, la pregunta es válida, ¿qué sostiene la credibilidad de las criptomonedas?

Para el dinero “tradicional”, el soporte “soberano” de un gobierno es crucial; recordemos, por ejemplo, como en la época revolucionaria cada caudillo imprimía sus billetes que dejaban de tener valor en cuanto salían de una ciudad y entraba otro con los suyos. El hecho de que sea aceptado depende de la confianza en el sistema financiero establecido por el Estado.

Por eso, las criptomonedas son tan inestables, porque en cuanto hay una posición de aceptación, sube el precio de manera impresionante y cuando algún gobierno o institución la limita, se desploma.

En un reportaje del New York Time elaborado por David Segal, se describe un experimento para saber qué está pasando en el mundo de las criptomonedas, en donde existen más de 70 mil de ellas.

Hizo su propia criptomoneda con mil dólares y la bautizó “Idiot Coin” con el propósito de disuadir a cualquiera y que se elevara en valor. El periodista esperaba que fuera un rotundo fracaso, pero eso no sucedió.

Narra que, en la mañana del 10 de agosto, el valor total de mercado de la moneda era de alrededor de $6,000. Para esa noche, había subido 10 veces. A la tarde siguiente, casi todas las monedas se vendieron y la cotización había alcanzado los 108.000 dólares.

Cayó, luego a un nuevo máximo y el lunes se situó en 68.000 dólares.

Confiesa, “Mientras escribo esto, no tengo idea de lo que sucederá a continuación. Lo que es seguro es que algunas personas invertirán en casi cualquier empresa, incluso una diseñada para el fracaso.”

Por eso, la relación de las criptomonedas con el caso de los tulipanes en el siglo XVII, porque el alza pierde un sentido lógico y racional, hasta que la “burbuja” explota y desaparece.

Sí aún así quieres participar, te podrían servir los consejos de un artículo publicado por el Wall Street Journal (¿Está pensando en agregar Crypto a su cartera? Lea esto primero) que sugiere comenzar despacio, con 1 o 2 por ciento del portafolio, además de adquirirlo en cantidades fijas a intervalos regulares hasta llegar al monto deseado, para evitar comprar en un máximo. Recalca “Cualquier cosa que sea superior al 1 por ciento de una cartera es una asignación agresiva”.

Advierte que debes prepararte para el riesgo por ser sumamente volátil e investigar todas las opciones posibles; incluso, hablar con un asesor financiero de confianza para no caer en estafas, que son comunes en ese mercado.

¿Sigues interesad@ en las criptomonedas? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

Alberto Tovar

Alberto Tovar

Economista, especializado en negocios y finanzas personales; certificado como coach de vida y equipos. Actualmente es el Director Regional de la Zona Norte de El Financiero. Ofrece conferencias y consultoría a organizaciones diversas.

COLUMNAS ANTERIORES

¿Quieres más dinero? Es hora de reconvertirte
Jóvenes, es hora de comprar su ‘depa’

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.