Mis Finanzas

Inflación y aumento de las tasas de interés; ¿qué harás?

Estos consejos te ayudarán a enfrentar esta variable económica de la mejor manera.

La economía empieza a reactivarse después del desplome generado por la pandemia, pero viene aparejada con una elevación de los precios y de las tasas de interés, que impactan a los bolsillos de todos los mexicanos. Además de quejarnos ¿qué podemos hacer?

En términos anuales el Índice Nacional de Precios al consumidor se ubicó en 5.88 por ciento al mes de junio, cuando la meta del Banco de México es de mantener niveles de entre tres y cuatro por ciento. El problema es que la percepción de inflación es mayor.

¿Cuánto ha aumentado el pago de tu despensa? ¿De la gasolina para transportarte? ¿Vas a restaurantes, cuánto te cobran?; en fin, el primer paso es cuantificar cómo te ha pegado a ti, porque tienes una canasta diferente a la que las autoridades toman en cuenta para el cálculo.

Una pregunta es, si tu salario se incrementó en la misma proporción y lo más seguro es que no, e incluso todavía el ingreso esté afectado por la contingencia de salud. Por eso, mientras piensas cómo mejorarlo, es recomendable moderar los gastos, pues de otra manera se verá mermado el ahorro o provocará un disparo de las deudas.

Es en estos casos es imprescindible elaborar un flujo de gastos para determinar a qué le puedes bajar, ya que podrías estar dando “palos de ciego”, sin atinar la forma más eficiente y menos dolorosa de hacerlo.

Ahora bien, junto con la inflación viene el alza de las tasas de interés; el Banco de México tiene el mandato de frenarla y lo hace mediante el mecanismo de restringir los agregados monetarios.

De ahí se deriva el siguiente cuestionamiento: ¿Cómo andas con tus deudas de tarjetas de crédito? Porque es en ese segmento en donde las tasas se ajustan con mayor rapidez. Es fundamental liquidar el saldo o reducirlo lo más posible.

El otro aspecto para considerar es valorar en dónde tienes invertido tu patrimonio, pues la inflación es capaz de esfumar su capacidad de compra. Es necesario obtener un rendimiento que al menos cubra la elevación del costo de vida.

Aunque nos de coraje el impacto de este tipo de variables económicas, es importante que se hagan las correcciones antes de que sean urgentes.

¿Cuánto han aumentado los precios para ti? Coméntame en Instagram: @atovar.castro

Twitter: @albertotovarc

Alberto Tovar

Alberto Tovar

Economista, especializado en negocios y finanzas personales; certificado como coach de vida y equipos. Actualmente es el Director Regional de la Zona Norte de El Financiero. Ofrece conferencias y consultoría a organizaciones diversas.

COLUMNAS ANTERIORES

¿Gastas más en home office?
Tarjetas de crédito: nuevo paradigma

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.