Mundo

Para Biden, poder de Rusia podría ser más débil de lo que parece

Llama autócrata a Putin y afirma que su relación está en uno de los puntos más bajos.

CARBIS BAY.- El presidente estadounidense Joe Biden afirmó que Vladimir Putin tiene razón al decir que las relaciones están en su punto más bajo, aunque sugirió que Rusia podría ser más débil de lo que parece y que Moscú se extralimitó en Oriente Medio.

El mandatario utilizó la cumbre del G7 en Carbis Bay, Inglaterra, para argumentar que las democracias más ricas se enfrentan ahora una competencia existencial con los autócratas, que definirá el siglo XXI.

Tras asistir a la cumbre de la OTAN que inicia este lunes en Bruselas, Biden se reunirá con Putin el 16 de junio en Ginebra, en lo que promete ser un encuentro combativo después de sus disputas sobre espionaje, piratería informática, injerencia electoral, Ucrania, Bielorrusia y derechos humanos.

Biden, quien calificó de asesino al exespía de la KGB en marzo, afirmó que Rusia muestra un comportamiento inaceptable en varios frentes, pero también señaló su colapso económico postsoviético, lo que llamó como su extralimitación en Siria y sus problemas con el COVID-19.

Cuando se le preguntó por qué Putin no ha cambiado pese a años de sanciones de occidentales, Biden bromeó: “Él es Vladimir Putin”.

“Los autócratas tienen un poder enorme y no tienen que responder a un público y el hecho es que si yo respondo de la misma manera, como lo haré, puede ser que eso no lo disuade, él quiere seguir adelante”, afirmó.

Las relaciones entre Estados Unidos y Rusia se encuentran en uno de sus peores momentos, pero el presidente Biden y Putin están de acuerdo en por lo menos un tema: su encuentro cara a cara es una oportunidad para iniciar una nueva era en el control de armas.

El comportamiento “agresivo” de Rusia y su “rechazo del orden internacional basado en reglas” será uno de los puntos principales que abordarán los líderes de la OTAN en la cumbre, dijo el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg.

Las tensiones con Moscú aumentaron en 2014, tras anexionarse Crimea y su apoyo a los separatistas prorrusos de Ucrania y actualmente a raíz de su aval al régimen Bielorruso de Alexander Lukashenko.

Los líderes de la OTAN abordarán también en la cumbre cómo seguir adelante con su retirada militar de Afganistán.