Monterrey

Mantiene IP a “flote” construcción de Nuevo León

La edificación es el segmento más importante, al contribuir con el 73.88 por ciento del valor total del sector en agosto.

Durante el pasado mes de agosto, el sector de la construcción de Nuevo León mantuvo su tendencia de crecimiento registrada en julio, apoyada principalmente por los proyectos ejecutados por el sector privado, según se desprende del reporte de las empresas constructoras publicado por el Inegi.

En el mes en cuestión, el valor de la producción de las empresas constructoras de la entidad ascendió a dos mil 938 millones de pesos, lo que implicó un incremento de ocho por ciento respecto a julio y de 10.69 por ciento con relación a agosto del año pasado.

“El sector de la construcción es un importante motor de la economía local y también impacta la nacional, el sector es sólido, enfrenta crisis y se ajusta, pero las empresas contratistas y los inversionistas saben que invertir en la construcción en Nuevo León es rentable”, señaló José Francisco Guajardo, presidente de la CMIC Nuevo León.

El positivo desempeño fue resultado de un sólido comportamiento del sector privado, cuyos proyectos ascendieron a dos mil 686 millones de pesos, 15.67 por ciento más que el mes previo y 19.41 por ciento mayor a los dos mil 250 millones de pesos de agosto del año pasado.

Por su parte, el valor de los proyectos del sector público sumó solamente 252 millones de pesos, 36.73 por ciento menos que julio y 37.77 por ciento inferior a los 405 millones de pesos del mismo mes del 2020.

El directivo dijo que agosto ha sido el mejor mes del año para la construcción en la entidad, debido principalmente a la inversión privada que presenta un crecimiento tanto mensual como con relación al mismo mes del año pasado.

Así, la contribución de los proyectos del sector privado representó el 91.43 por ciento del valor total de la construcción estatal, contra el 84.75 por ciento que representó en agosto del año pasado.

“Nuestras expectativas desde la primera parte del año eran que durante el segundo semestre el sector privado fuera recuperándose de la crisis sanitaria y de los efectos que tuvo sobre la producción de insumos importantes y es lo que está pasando”, dijo Guajardo.

Detalló que el pobre desempeño de la inversión pública este año se debe a que ha sido impactada por los tiempos electorales y el cambio de administraciones estatal y municipales.

Pese a este incremento de la construcción estatal, la entidad perdió el liderato a nivel nacional al contribuir con el 12.3 por ciento del total del país, superada por el Estado de México, que aportó el 12.6 por ciento, mientras que Tabasco se ubicó en tercer lugar, con el 10.7 por ciento.

“La baja actividad en proyectos del sector público durante agosto llevaron a la entidad a perder el liderazgo a nivel nacional, en tanto que los trabajos de la refinería Dos Bocas le han permitido a Tabasco mantener el tercer puesto en este rubro”, indicó un analista.

En Nuevo León, el segmento de edificación es el más importante para el sector, cuyos proyectos sumaron dos mil 171 millones de pesos, representando el 73.88 por ciento del total estatal.

Este desempeño le permitió al segmento ser el líder a nivel nacional, al contribuir con el 20.4 por ciento del valor total en el país, en tanto que el rubro de electricidad y telecomunicaciones también fue el líder del país, al aportar el 19.8 por ciento del monto total generado en México.

Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base, señaló que a nivel nacional el sector mostró un crecimiento de 0.57 por ciento mensual en el valor de la producción de las empresas constructoras y que de enero a agosto, el valor de la producción muestra un aumento de 5.73 por ciento.

“A pesar de los incrementos en el valor de la producción de los últimos meses, los aumentos en inversión fija bruta en el sector y la reactivación cada vez más completa de la construcción, la industria no muestra una recuperación completa, pues persisten riesgos a la baja”, agregó.