José Emilio Caballero

José Emilio Caballero: Energía Solar en constante crecimiento

El cambio en la fórmula para calcular la demanda, la reducción de costos de los equipos y la incertidumbre generada para tener acceso al Mercado Eléctrico Mayorista, ha causado que el segmento comercial e industrial busque alternativas de ahorro de energía dentro de la Generación Distribuida.

Desde hace unos años la Comisión Reguladora de Energía (CRE) publica cada semestre las estadísticas sobre las Solicitudes de Interconexión de Centrales Eléctricas de Generación Distribuida. Y tomando en cuenta que Generación Distribuida son contratos con capacidad menor a 0.5 megawatss (MW) y 99.24 por ciento de estos son de solar fotovoltaica, en resumen, la CRE acaba de publicar como terminó el segundo semestre del 2020 en cuanto a instalaciones de paneles solares conectados en hogares, comercio e industria a mediana escala.

Como es bien sabido, este sector de energía renovable sigue con crecimiento exponencial. Todo comenzó en el 2007, cuando se aprobó la ley que le permite (o exige) a la CFE que nos preste su red eléctrica para inyectar el sobrante de energía generado en un sitio y que se tome en cuenta con lo consumido, definido como medición neta. A pesar de que la pandemia afectó y desaceleró prácticamente a todos los sectores económicos, el número de contratos de interconexión a la red sigue aumentando todos los meses y su curva de crecimiento se ve intacta.

Los paneles solares tienen una vida útil de más de 25 años y todos los catalogados como Tier 1 por Bloomberg Energy Finance (BNEF) tienen una curva de degradación muy parecida, en la que muestran que en el año 25 estarán generando alrededor del 80 por ciento que comenzaron a generar al ser instalados.

¿Qué otro equipo o producto que te de un beneficio económico, dura tanto? Ya no hay excusa para no instalar paneles solares si el recibo de luz en el hogar o negocio es mayor a $2,000 pesos al mes y se tiene espacio para instalarlos. Estas inversiones se pueden llegar a pagar en tan poco tiempo como 2 a 3 años y ahora en el mercado abundan opciones de financiamiento o arrendamiento para pode llevarlo a cabo, en caso de que no se cuente con el capital necesario.

A nivel nacional se tiene 1.6 GW de capacidad instalada, el cual, dicho antes, comenzó a conectarse en 2007. Pero el 93 por ciento se ha hecho en los últimos 5 años y más del 55 por ciento en el 2019 y 2020. Las entidades que lideran este sector siguen siendo Jalisco, Nuevo León, Estado de México, Ciudad de México y Chihuahua.

En estos se concentra casi la mitad de toda la capacidad instalada de Generación Distribuida. En Nuevo León tenemos poco más del 10 por ciento del País y aunque sigue creciendo muy rápido, Jalisco todavía nos lleva la delantera. ¿Será que ellos tienen entre un 10 y 15 por ciento de mayor irradiación solar que nuestras tierras regias? Lo mismo se puede pensar de Chihuahua, que, junto con Sonora, Durango, Zacatecas y las Bajas, es de los estados con mayor irradiación.

Los estados mantuvieron un crecimiento similar a la tendencia de años anteriores, pero si se analiza por tamaño de proyecto o contrato, podemos ver un incremento muy grande en la parte comercial e industrial. Desde hace pocos años se cambió la fórmula para cobrar la demanda de energía en usuarios de media tensión y esto hizo que ésta se pudiera compensar con energía solar, cuando antes no se podía.

Este cambio, junto con la reducción de costos de los equipos y con la incertidumbre generada para tener acceso al Mercado Eléctrico Mayorista, ha causado que el segmento comercial e industrial busque alternativas de ahorro de energía dentro de la Generación Distribuida. El crecimiento de contratos en capacidades entre 30 y 50 kWp (estimado entre 75 y 125 paneles) fue de 47 por ciento entre semestres del 2020. Y el crecimiento entre 250 y 500 kWp (estimado entre 625 y mil 250 paneles) fue de 39 por ciento. Estos crecieron el doble que residencial, el cual fue de 22 por ciento para capacidades entre 5 y 10 kWp (estimado entre 10 y 25 paneles).

Aunque el crecimiento ha sido exponencial, se puede decir que todavía estamos en pañales si nos comparamos con otros países como Estados Unidos. En columnas anteriores mencioné como punto de comparación que solamente el condado de San Diego tiene la misma capacidad instalada de Generación Distribuida que todo México. El sector sigue creciendo y ya pasó la etapa del “early adoption”, pero falta mucho por hacer.

La ideología del Gobierno federal en contra de las energías renovables en gran escala para fortalecer a CFE, no ayuda mucho y confunde al usuario final de la CFE que hasta ahora tiene todo su derecho de generar su propia energía limpia, ahorrando y beneficiando al planeta. Parece que el Gobierno federal no cambiará esta postura, pero los gobiernos estatales y municipales sí pueden ofrecer beneficios como por ejemplo una reducción en el predial para quienes apuesten por un mejor ambiente y entorno sustentable. ¡Con un empujoncito esto vuela!

El autor es Director General de Solardec, empresa regiomontana líder en el desarrollo de sistemas fotovoltaicos.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.

COLUMNAS ANTERIORES

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.