Gran Potencial

Human Genome Project & Crecimiento Exponencial

“El Human Genome Project secuenció el 100% del genoma humano en tiempo récord. Los críticos creían que no era posible, pero el responsable utilizó el crecimiento exponencial para proyectar costo y tiempo.” comenta Manuel Trevilla.

En 1990, el gobierno estadounidense lideró un proyecto internacional que parecía imposible, secuenciar el 100% del genoma humano. Con 3 mil millones de letras o nucleótidos, es considerado por muchos el reto científico más ambicioso de la época, comparado solo con llegar a la luna o dividir el átomo.

El plan era finalizar el proyecto en 13 años a un costo de 3 mil millones de dólares.

Con el esfuerzo combinado de miles de científicos en todo el mundo, 7.5 años después habían logrado secuenciar solo el 1%. Los críticos afirmaron que con ese avance, tardarían 700 años y costaría cientos de miles de millones de dólares.

Ray Kurzweil, un famoso ingeniero e inventor, reconocido por su porcentaje de éxito en predicciones, afirmó que el proyecto estaba en tiempo y presupuesto.

Como la ley de Moore lo predice, el proyecto estaba duplicando su velocidad y reduciendo a la mitad el costo cada año. Solo faltaba doblar “1%” 7 veces para llegar al 100%.

Menos de 6 años después, lo que parecía imposible, se logró en tiempo y a un costo de 2.7 mil millones de dólares, costo menor que el presupuestado. En la actualidad, lo que se logró en 13 años se consigue en días y a un costo de mil dólares.

Kurzweil, un gran futurista, entiende y utiliza el crecimiento exponencial en sus predicciones.

Los seres humanos pensamos de manera lineal, recuerda que nuestras mentes están optimizadas para sobrevivir, pero en la actualidad tenemos oportunidades y problemas complejos que requieren de otras habilidades. Ejemplos como el tiempo e interés que nos tomará ahorrar para un proyecto, la tasa de contagio de COVID u otros virus, el crecimiento en la población, son difíciles de calcular a simple vista, no siguen un patrón lineal sino exponencial.

La tecnología sigue la ley de Moore, escribí al respecto aquí.

Si no consideramos el crecimiento exponencial en la vida y los negocios, perderemos muchas de las oportunidades más interesantes y complicadas de ver.

Tal vez, una idea de negocio que no es viable ya que requiere de tecnología demasiado costosa, o el decidir no comenzar a invertir porque no consideramos el interés compuesto y el impacto que este tiene en los retornos a lo largo de décadas, pueden ser errores de pensamiento que, al no considerar la ley de Moore, lleven a desestimar un muy buen proyecto

Tomar decisiones viendo al futuro y considerando cambios no lineales, te permite beneficiarte de estos. Los avances tecnológicos en ciencias de la salud derivados del Human Genome Project, ayudarán a prevenir y tratar muchas de las enfermedades más complicadas de la actualidad, el cuidar nuestro cuerpo buscando longevidad con acciones como realizar ejercicio de resistencia, nos permitirán lograr beneficiarnos de estos avances en el largo plazo.

Hasta la próxima, Manuel.

Manuel  Trevilla

Manuel Trevilla

Empresario, conferencista especialista en marketing digital, innovación y wellness. Mentor y consejero de organizaciones como Google Launchpad, Masschallenge y LFT.

COLUMNAS ANTERIORES

La verdadera historia de la Ley De Murphy
Ciegos que ven y limites imaginarios

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.