Empresas

La recuperación ‘vuela’ para las aerolíneas mexicanas

Viva y Volaris movilizaron a 5.9 y 9.5 millones de pasajeros, cifras 77% y 40% arriba de las reportadas en el primer cuatrimestre del 2019.

La industria aérea mexicana se paralizó en mayo del 2020, cuando más del 90 por ciento de la flota se quedó en tierra, pero a casi dos años, las principales líneas aéreas nacionales han alcanzado casi por completo la recuperación de las operaciones que realizaban antes de la pandemia.

De acuerdo con Steve Goldstein, analista de Cirium, una plataforma de información aérea, los vuelos realizados por las aerolíneas mexicanas durante la segunda semana de mayo son apenas 3 por ciento menores a los registrados al inicio de este año, cuando había 20 por ciento menos vuelos que en enero del 2019.

Viva Aerobus movilizó 5.9 millones de pasajeros en los primeros cuatro meses del año y creció 77 por ciento en comparación con igual lapso del 2019, además de haber duplicado su capacidad de asientos en el mismo periodo.

Walfred Castro, director de comunicación corporativa de Viva Aerobus, detalló que la aerolínea tiene planes de seguir creciendo su ruta de vuelos hacia sudamérica y dentro del país, con el aumento de operaciones en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

La línea aérea reforzó sus rutas hacia Colombia con un nuevo vuelo desde Guadalajara a Bogotá.

“Hemos venido aumentando la demanda de vuelos a Colombia, Viva Aerobus, esperamos seguir expandiendo las rutas, el primer objetivo es incrementar frecuencias”, aseguró Castro.

En cuanto al regreso de vuelos a Toluca, el director de comunicación corporativa de la aerolínea dijo que es una apuesta de la aerolínea para reactivar la conectividad en el sistema metropolitano aeroportuario.

En tanto, Volaris ha tenido ya un crecimiento del 40.3 por ciento en el número de pasajeros movilizados durante los primeros cuatro meses del año, esto en comparación con igual periodo. La aerolínea dirigida por Enrique Beltranena movilizó a 9.5 millones de viajeros entre enero y abril de este año.

De acuerdo con datos de Cirium, Volaris ha tenido una de las flotas más activas en los últimos meses, con apenas seis aeronaves no usadas como parte de su reserva, con lo que tiene una de las flotas más activas.

“La demanda se mantuvo fuerte en abril. Volaris demostró su capacidad para adaptarse a los cambios de la demanda y gradualmente trasladar el aumento de los precios del combustible, y seguir creciendo con un volumen de tráfico sostenido”, indicó el director general de la aerolínea.

Por su parte, Aeroméxico fue la firma que más incrementó sus vuelos entre el inicio del año y mayo, pues sumó 48 operaciones a su red de rutas, con lo que tiene activos alrededor de 325 vuelos operados en México hacia otros destinos, según datos de Cirium.

En los primeros cuatro meses del año, la aerolínea del ‘Caballero Águila’ movilizó a 5.8 millones de pasajeros, una cifra apenas 13.3 por ciento menor a lo transportado en el mismo periodo del 2019, cuando la pandemia aún no ocasionaba la crisis en el sector.

Al respecto, Christian Pastrana, director de comunicación y asuntos públicos de Aeroméxico, detalló que la aerolínea realiza mil 150 operaciones mensuales, con 88 rutas, de las cuales, 43 son internacionales.

La empresa prevé terminar este año con un incremento de flota de 23 aeronaves más que los que tenía antes de la pandemia.

Pastrana reiteró que la intención de la aerolínea es invertir alrededor de 5 mil millones de dólares para la renovación de su flota, a fin de modernizarla.

Cabe destacar que recientemente Aeroméxico reportó que espera incorporar 14 aviones en lo que resta del año para concluir con 147 aeronaves, una mayor flota que la que tenía antes de la pandemia en el 2019.

A un año de la degradación

Pese a la recuperación del mercado aéreo doméstico e internacional, las aerolíneas mexicanas aún tienen un obstáculo: la recuperación de la categoría 1 en seguridad aérea, que cumplió un año este miércoles y que ha tenido repercusiones en los planes de expansión de rutas de aerolíneas nacionales hacia Estados Unidos.

“Las aerolíneas mexicanas no pueden agregar o modificar rutas y frecuencias a los Estados Unidos, ni incorporar nuevas aeronaves a la flota con la que operan a dicho territorio, ni iniciar programas de código compartido con aerolíneas estadounidenses. No se pueden reinventar con nuevas rutas. Están maniatadas”, aseguró Juan Machorro, experto en derecho aeroportuario en Santamarina y Steta.

Los taxis aéreos también fueron afectados debido a que no pueden ampliar sus rutas a Estados Unidos y ninguna aerolínea nacional puede agregar flota con matrícula estadounidense.

Mientras la degradación permanece, las aerolíneas estadounidenses siguen comiendo mercado a las nacionales: alrededor de 1.1 millones de viajeros fueron transportados por firmas de la Unión Americana en lugar de mexicanas.