Empresas

Bimbo acuerda la venta de Ricolino a Mondelēz por mil 329 mdd

Con la compra, la dueña de marcas como Trident y Toblerone duplicará el tamaño de su negocio en México

Grupo Bimbo anunció que firmó un acuerdo para vender a la productora de dulces y confitería Ricolino a Mondelēz Internacional por mil 329 millones de dólares (alrededor de 27 mil millones de pesos).

“Grupo Bimbo anuncia que ha firmado un acuerdo para la venta de su negocio de confitería, Ricolino, a Mondelēz International por un monto del valor de la empresa de 27 mil millones de pesos (mil 329 millones de dólares)”, informaron en un comunicado.

A la panificadora que encabeza Daniel Servitje la operación le permitirá concentrarse en el negocio de alimentos en granos y en sus industrias de panificación y snacks, mientras que, para la dueña de marcas como Trident, Toblerone y Chips Ahoy, la compra duplicaría el tamaño de su negocio en México, triplicaría sus rutas y le brindará una entrada a la categoría de chocolates en el país.

El año pasado Ricolino acumuló ventas por 10 mil 147 millones de pesos, equivalentes a 500 millones de dólares, además la marca tiene una participación del 25 por ciento dentro de los dulces y es el cuarto jugador en la venta de chocolates.

“Esta adquisición duplicará el tamaño del negocio de Mondelēz en México, un mercado emergente clave, y encaja bien con su negocio actual allí, que se centra principalmente en caramelos y chicles. Dicho esto, creemos que uno de los aspectos menos obvios, aunque potencialmente incluso más convincentes de esta adquisición, es el potencial de Mondelēz para poder aprovechar las capacidades de la ruta al mercado de Ricolino para su negocio principal de galletas”, explicó Barclays en un reporte.

Agregó que, actualmente, el negocio de Mondelēz en México consiste principalmente en dulces y chicles que se venden principalmente a través del comercio moderno.

“Ricolino, por su parte, concentra más de la mitad de sus ventas pasando por el comercio familiar, tradicional en tienditas y el negocio está trayendo consigo más de 2 mil 100 rutas de entrega directa en tienda, que llegan a 440 mil puntos de venta tradicionales, más de triplicando las rutas de Mondelēz al mercado en México.”, detalló Barclays.


Dirk Van De Put, presidente y director general de Mondelēz International afirmó que esta operación proporcionará un fuerte impulso para el negocio de la empresa en el país, “un importante mercado de crecimiento para nosotros, triplicando nuestras rutas al mercado y aumentando nuestra posición en las principales categorías de snacks”, dijo el directivo.

Por su parte, Oriol Bonaclocha, presidente de Mondelēz México, agregó que la operación les permitirá completar su negocio para ofrecer a los consumidores un amplio portafolio de productos.

“Incursionamos en la industria de la confitería con la fundación de Ricolino en 1970; hoy, 52 años después, es el líder en la industria en México. Confío plenamente que Mondelēz impulsará estás excelentes marcas y acelerará su crecimiento”, expresó Daniel Servitje, presidente y director general de Grupo Bimbo.

La operación aún está sujeta a las aprobaciones correspondientes, incluyendo las aprobaciones regulatorias que sean aplicables en México como la de la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE), entre otras.

Entre los asesores de la operación estuvieron Bank of America, Deloitte y Galicia Abogados.

“Las grandes empresas siempre están evaluando opciones para revelar más valor hacia los inversionistas y esta fue una gran oportunidad para Bimbo. Esta transacción tal y como lo mencionó Bimbo en su comunicado le permite a la empresa mejorar su perfil financiero y generar valor. Bimbo seguirá enfocado en su negocio de panadería así como de botanas”, apuntó Marcela Muñoz, subdirectora de análisis para Vector.

En la última década Bimbo se ha enfocado en la compra de ofertas en el mercado de la panificación, pues sus últimas desinversiones y ventas fueron en 2012 y 2011.

Desde julio de 2019 Bimbo separó las operaciones de Ricolino de Barcel, su negocio de botanas, con la visión de aprovechar la oportunidad del mercado y hacer frente a la desaceleración de consumo que se presentó en México.

Ricolino tiene entre sus marcas a Bubulubu, Kranky, Panditas, Moritas, Chocoretas, Duvalín, Paleta Payaso, entre otras. Ricolino tiene

una participación del 25% dentro de los dulces y es el cuarto jugador en la venta de chocolates, cuenta con 4 plantas y exporta a 17 países

También lee: