Empresas

Tenderos y pequeños negocios enfrentan con fuerza efectos de crisis ante Covid-19: ANPEC

El presidente de la ANPEC destacó que los tenderos sufrieron una pérdida de ingresos del 28.4 por ciento del ticket promedio de compra.

El presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), Cuauhtémoc Rivera, destacó la adaptabilidad tecnológica de los tenderos ante la pandemia, pues estima que en México los cerca de 1.2 millones abastecen de productos básicos a más del 52 por ciento de la demanda nacional.

Durante la presentación de los resultados de la encuesta “Ventas Vs. Pandemia”, Rivera advirtió que derivado del incremento de precios en bienes y servicios, las restricciones a la venta de productos de alta utilidad como la cerveza, así como la pérdida de ingresos de los clientes, las y los tenderos sufrieron una caída del 28.4 por ciento del ticket promedio de compra.

Sin embargo, a pesar del pronóstico de caída con un estimado del 46 por ciento hacia las últimas semanas con estimaciones del Banco de México, destacó la adaptabilidad que estos mostraron desde el segundo trimestre del 2020 cuando llegó la pandemia a México.

“En ese sentido, tenderos han tenido que adaptarse a las nuevas modalidades de consumo y emplear medidas tecnológicas para mantener sus ingresos”, destacó el líder.

También reiteró que se han preocupado por mantener un surtido de calidad a precios competitivos en sus tiendas, implementar protocolos preventivos (cubre bocas, gel antibacterial, sanitización y atención personalizada) y promover el servicio a domicilio con aplicaciones digitales de mensajería instantánea o pedidos por teléfono.

“Uno de cada 10 comercios de distribución tradicional emplea servicios a domicilio y pedidos por teléfono. Esto habla de su gran adaptación a los desafíos y la evolución de sus modelos de negocio. Sin duda estén respondiendo a las necesidades de la nueva normalidad”, aseguró Rivera.

Además hizo hincapié en la fuerza con la que pequeños comerciantes hacen frente a los obstáculos de la emergencia sanitaria, pues están tomando medidas para contrarrestar los efectos provocados por esta.

“La cadena tradicional de venta y distribución es un monumento a la resiliencia. Se trata de una comunidad que está al frente de la batalla”, explicó, “al menos 6 de cada 10 pequeños comerciantes confía y tiene optimismo en el porvenir. No queremos sobredimensionar a la actividad del pequeño negocio, pero tiene una actitud resiliente tatuada en su ADN”.