Economía

México puede recibir hasta 30,000 mdp mensuales por excedentes petroleros

La mezcla mexicana alcanzó este lunes los 115.66 dólares por barril, su nivel más alto desde 2012

Las arcas públicas del país podrían ingresar, al menos, 30 mil millones de pesos mensuales por excedentes petroleros, debido al alza que han presentado los precios de referencia del petróleo a nivel mundial, entre ellos, la mezcla mexicana, señaló Carlos López Jones, director de la consultora Tendencias.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público estimaba que el precio promedio del barril del petróleo se ubicaría en 55.1 dólares por barril durante 2022; sin embargo, la mezcla mexicana duplicó este pronóstico, tan solo este lunes alcanzó los 115.66 dólares por barril, su nivel más alto desde 2012.

“Si calculamos un precio promedio de 105 dólares por barril para 2022, menos los 55.1 dólares estimados por Hacienda, tenemos 55 dólares por barril de excedentes, multiplicados por 1 millón de barriles que exportemos diariamente nos arroja mil 500 millones de dólares, que convertidos a un tipo de cambio de 20 pesos, nos dan, en promedio, 30 mil millones de pesos mensuales por excedentes petroleros”, explicó el especialista.

Sin embargo, dependerá del contexto internacional y cómo se vaya desarrollando el mercado petrolero, ya que estas cifras podrían elevarse dependiendo el precio del petróleo, el tipo de cambio y el nivel de exportaciones.

El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló en conferencia matutina que los excedentes petroleros se utilizarán para subsidiar los combustibles, con el objetivo de que no aumente el precio de las gasolinas, diésel y el consumidor final no se vea afectado.

El Jefe del Ejecutivo recordó que no todos los excedentes petroleros llegarán a la federación, ya que un porcentaje de estos ingresos están etiquetados y se deben enviar a los estados.

A nivel internacional, los altos precios del petróleo han ‘golpeado’ los costos de referencia de los productos refinados, con aumentos superiores al 40 por ciento la gasolina regular y la premium, y más del 56 por ciento para el diésel, de acuerdo con información de Onexpo nacional.


Por lo tanto, el estímulo fiscal al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) de las gasolinas y el diésel, busca mitigar las variaciones abruptas que de otro modo impactarían a los consumidores finales.

Sin embargo, los estímulos fiscales que emite Hacienda provocan que baje la recaudación. Joel Tonatiuh Vázquez, coordinador de transición energética y finanzas públicas del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), señaló que en 2021 se recaudó por IEPS de combustibles la cantidad de 222 mil 894 millones de pesos, por lo que se estima que se dejaron de recibir alrededor de 104 mil 76 millones de pesos respecto a lo planeado.

“Ahorita estamos viendo estímulos fiscales de hasta un 100 por ciento, son recursos públicos que no se están obteniendo con el objetivo de mantener el precio de la gasolina estable”, dijo.

El Gobierno espera poder compensar lo invertido en los estímulos fiscales con los excedentes petroleros, ya que hasta el momento los subsidios han ayudado a mantener estables los precios.

Entre el 1 de enero y el 7 de marzo, el precio de la gasolina regular ha tenido un incremento de apenas 61 centavos, al pasar de 20.55 a 21.16 pesos por litro, lo que representó un alza de 2.97 por ciento.

Para el caso de la gasolina ‘de la roja’, el precio pasó de 22.63 a 23.14 pesos, es decir, un aumento de 2.25 por ciento, mientras que en el caso del diésel, se observó un incremento de 2.54 por ciento en lo que va del año.